Ismael Perez, en su despacho del Consorcio Fernando de los Ríos de la Junta de Andalucía
Ismael Perez, en su despacho del Consorcio Fernando de los Ríos de la Junta de Andalucía - ABC
Sevilla

La Fiscalía pide 4 años y medio al jefe de redes sociales de Susana Díaz

Acusa al ex responsable de la red Guadalinfo de la Junta de Andalucía, Ismael Perea, de saquear a unos parcelistas junto con el Dioni de Almensilla

Alberto García Reyes
SevillaActualizado:

La rocambolesca huida del empresario Julio Mateos, conocido como el Dioni de Almensilla, a la República Dominicana en 2015 ha terminado con un alto cargo de la Junta de Andalucía del gobierno de Susana Díaz sentado en el banquillo y con la Fiscalía pisándole los talones. El Ministerio Público ha presentado ya un escrito de acusación ante la juez de Coria del Río que ha instruido el caso en el que solicita cuatro años y medio de cárcel para el que fuera responsable de la red Guadalinfo de la Junta, es decir, el jefe de las redes sociales del gobierno de Susana Díaz y activista en Twitter en defensa de los intereses del PSOE andaluz. El fiscal considera que Ismael Perea es autor del desfalco de 2,4 millones de euros de la junta de compensación de Almensilla que propició la fuga del citado Julio Mateos al Caribe, donde logró estar escondido varios meses hasta que la Justicia española tramitó su repatriación y lo detuvo en el aeropuerto de Madrid en agosto de 2016.

Pero, ¿qué tenía que ver un alto cargo de la Junta de Andalucía con una estafa como ésta? La Fiscalía explica en su escrito que Perea, que había sido concejal socialista en Almensilla, presidió la junta de compensación defraudada entre 2008 y el 22 de diciembre de 2012, un espacio de tiempo en el que cobró personalmente 33 cheques al portador con cargo a las cuentas de los parcelistas por un valor total de 301.695 euros. Según el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso este periódico, tanto Julio Mateos como Ismael Perea aprovecharon «su condición de tesorero y presidente respectivamente y únicos autorizados con su firma para disponer mediante cheques de los fondos de la junta de compensación, con ánimo de enriquecerse injustamente y de común acuerdo», por lo que «detrajeron fondos de la cuenta bancaria de la junta de compensación mediante el libramiento de cheques a favor de los propios acusados o de terceros que con ellos colaboraban, logrando de este modo incorporar a sus respectivos patrimonios un total de 2.466.506 euros».

El PSOE nunca destituyó a Perea a pesar de que la Policía detectó que había cobrado 33 cheques

Perea se había apropiado de 301.695, mientras que el principal acusado en esta trama, el famoso Dioni, se habría quedado con 1.941.2014 euros en colaboración con la sociedad Asema Grupo Empresarial, a la que libró numerosos cheques que fueron esquilmando la cuenta en la que se guardaba el dinero de los parcelistas que conformaban la organización que iba a desarrollar los suelos de Almensilla, a día de hoy completamente abandonados.

La Fiscalía asegura también que ambos lograron llevar a cabo este desfalco con la colaboración del auditor de las cuentas, «con quien le unía una relación empresarial y de amistad de tiempo atrás». El fiscal cree que Julio Mateos, «aprovechando los trabajos realizados por ambos, se concertó» con el citado abogado para emitir a su favor «una serie de talones con sobrecoste a los servicios previamente pactados». Por todo ello, califica los hechos como constitutivos de un delito continuado de apropiación indebida y solicita seis años de prisión para Julio Mateos, cuatros años y medio para el ex alto cargo de la Junta de Andalucía Ismael Perea y un año menos un día para el abogado que colaboró con ellos. Además, les asigna responsables civiles del dinero que cada uno defraudó.

Desde que se conoció este fraude en el que estaba implicado el ex responsable de la red Guadalinfo, desde la que la Junta de Andalucía coordinaba sus perfiles en las redes sociales, el gobierno socialista autonómico no ha hecho ninguna valoración, a pesar de que Perea ha sido durante los últimos años un destacado «tuitero» en defensa de Susana Díaz. Es más, el PP pidió su relevo al frente del Consorio Fernando de los Ríos, del que depende la red Guadalinfo, y el PSOE boicoteó su sustitución para mantenerlo en el puesto, en el que ha permanecido hasta el cambio de gobierno en la Junta tras las últimas elecciones.

La Fiscalía lo considera autor del desfalco junto con el Dioni de Almensilla, no un simple colaborador

Perea es uno de los socialistas sevillanos que más apoyó a Susana Díaz en el proceso de primarias frente a Pedro Sánchez y fue acusado por el PP de haber organizado un «batallón de soldados ficticios en internet» para ensalzar la figura de la entonces presidenta andaluza. Así lo había dictaminado el informe de la consultora digital Twitter Bots, que situó al responsable de la red Guadalinfo, regada por la Junta con 90 millones de euros, como capitán de un «ejército de usuarios sumisos y controlados por vía remota para aplaudir y ensalzar» a Susana Díaz en esta red social. Según el informe, Perea usaba un «batallón de perfiles falsos» para elogiar a Díaz en Twitter mientras cobraba 70.000 euros anuales de la Junta por dirigir el Consorcio Fernando de los Ríos.

Lo que no se sabía cuando ocurrió esto es que durante su etapa como concejal en el Ayuntamiento de Almensilla había presidido también una junta de compensación formada por parcelistas de la urbanización de este municipio en la que él mismo residía y que había esquilmado sus cuentas junto con un empresario que acabó fugándose al Caribe en mayo de 2015.

Curiosamente, el socialista Ismael Perea pagó la hipoteca de su casa en el mismo periodo en el que, según la investigación, cobró los cheques de la cuenta de sus vecinos, un detalle que se dilucidará en el juicio, ya que la juez solicitó al banco «toda la información que obre en su poder relacionada con el abono del embargo solicitado por dicha entidad en virtud del procedimiento de juicio cambiario 432/2003 a la persona de Ismael Perea Fernández sobre la vivienda de su propiedad». La carga que pesaba sobre la casa era de 10.807,21 euros de principal y 3.242 de costas y el director de Guadalinfo la solventó en un solo pago, según detalló la Policía en un atestado. Es decir, el alto cargo de la Junta pudo haber hecho lo mismo que el Dioni: el empresario huyó a la República Dominicana y él quizás estaba huyendo hacia adelante para intentar tapar sus deudas.