«La genética no hace milagros»

«La genética no hace milagros»

María José Farfán Espuny_Biologa de toxicología

Actualizado:

—¿La prueba de ADN es segura 100 por 100?

—Ningún método científico está exento de incertidumbre, lo importante es valorarla. La gran fiabilidad de esta prueba recae en que siempre conlleva un cálculo de la probabilidad de hallar otra persona al azar con el mismo perfil genético y, con las técnicas en uso actualmente, esta probabilidad es ínfima. Otra de las ventajas de esta prueba es que la identificación de un individuo puede realizarse mediante comparación con sus familiares directos, a diferencia del resto de técnicas aplicables. No obstante, es una técnica costosa y laboriosa y no siempre es necesaria. La identificación mediante huella dactilar o técnicas odontológicas es también muy fiable si se dispone de registros ante-mortem del cadáver.

—¿Ningún humano es igual a otro?

—Es prácticamente imposible encontrar dos individuos genéticamente idénticos, exceptuando los gemelos univitelinos.

— ¿Algunos restos de un cadáver son suficientes para identificarlo?

—Sí, si el estado de conservación de los restos lo permite, éstos podría identificarse mediante análisis de ADN y comparación con muestras de referencia del cadáver (por ejemplo el cepillo de dientes) o de sus familiares.

—Cruzando datos la genética hace milagros en la identificación de cadáveres ¿se reducirán la base de datos?

—La genética no hace milagros, pero es cierto que incluir los datos genéticos de un cadáver en una base de datos como la que está en vigor en nuestro país, permite cruzarlos con los datos de familiares de personas desaparecidas, y es de gran utilidad para la resolución de muchos de estos casos.