Laurent Bruloy y Enrique Ybarra, presidentes de Looping Group y City Sightseeeing, respectivamente
Laurent Bruloy y Enrique Ybarra, presidentes de Looping Group y City Sightseeeing, respectivamente - ABC

City Sightseeing y la gestora de Isla Mágica salen al rescate del acuario

La francesa Looping Group se ocupará de la gestión del establecimiento, que evita así el concurso de acreedores

SEVILLAActualizado:

Salvado por la campana, como dicen los ingleses. La empresa sevillana de autobuses turísticos City Sightseeing y la francesa Looping Group —gestora de Isla Mágica— han salido al rescate del acuario de Sevilla, que tenía de plazo hasta el día de mañana para solicitar el concurso de acreedores si no lograba refinanciar su deuda o encontrar inversores. Ambas sociedades se harán con el 61% del capital de la empresa propietaria del acuario, Aquagestión Sur, que acumula deudas por cinco millones de euros, según fuentes consultadas por ABC. El otro 39% del acuario quedará en manos de socios históricos, como TF Holding, representada por Phillippe Forgues, y Javier Sainz. Abandona el proyecto Ignacio Aguinaga, representante de la sociedad vasca Ansoaran, que tenía el 30% del capital.

La noticia ha sido muy bien recibida por la plantilla, que cuenta con más de 35 empleados, así como por los acreedores, a saber: el Puerto de Sevilla y la empresa pública andaluza Soprea. La entrada de estos nuevos socios no sólo aportará liquidez al acuario, sino un «know how» o saber hacer, así como una posición internacional, ya que Looping Group tiene once parques temáticos (Francia, Suiza, País Bajos, Reino Unidos y España) y varios acuarios, mientras que la empresa de autobuses turísticos City Sightseeing opera en 35 países y más de un centenar de ciudades, entre las que se encuentran París, Nueva York o Ciudad del Cabo.

El acuario de Sevilla tiene más de 7.000 animales de 400 especies
El acuario de Sevilla tiene más de 7.000 animales de 400 especies - J. M. SERRANO

El preacuerdo del acuario con las empresas Looping Group y City Sightseeing —presidida por Enrique Ybarra— contempla un proceso previo de auditoría legal antes de formalizar su entrada en el capital social. En estos momentos, la gestora de Isla Mágica y la empresa de Enrique Ybarra estudian la documentación e información del acuario. De firmarse el acuerdo, Looping Group, presidida por Laurent Bruloy, pasaría a gestionar el acuario.

Con este preacuerdo, Aquagestión Sur —administrada ahora por José Expósito— salva la situación de insolvencia que le hubiera obligado a presentar mañana el concurso de acreedores, ya que han transcurrido cuatro meses desde que solicitó el preconcurso para intentar alcanzar un acuerdo de refinanciación de su deuda. En el momento en que se firme el acuerdo que dará entrada a los nuevos socios, el Puerto de Sevilla y Soprea negociarán un aplazamiento de pago de la deuda. La Junta de Andalucía indicó ayer a ABC que el acuerdo de renegociación de la deuda está próximo a firmarse, aunque aún continúan las negociaciones. «De ningún modo habrá una condonación de parte de la deuda, sólo un aplazamiento de pago, por tratarse de una empresa pública», subrayaron las mismas fuentes.

Aquagestión Sur solicitó un préstamo de 3 millones de euros a la Sociedad para la Promoción y Reconversión Económica de Andalucía (Soprea), de la Junta de Andalucía, para poner en marcha el acuario. Tras solicitar el preconcurso, Soprea reclamó a la empresa cuotas impagadas del préstamo: 238.000 euros de principal del crédito de 3 millones de euros y 40.000 euros de intereses. Por otra parte, el Puerto, propietario de los suelos donde está el acuario, reclamaba a Aquagestión 265.000 euros de canon impagados. Los avales que depositó en el Puerto el acuario no cubrían la deuda, por lo que aún quedaba pendiente de abono unos 100.000 euros.

Pérdidas

El acuario de Sevilla ha perdido casi un millón de euros, de los que 450.000 euros correspondían al año 2015. La empresa adeuda más de cinco millones de euros, principalmente el crédito del Soprea, un préstamo participativo de 1,2 millones aportado por los socios; y deudas con entidades bancarias. El preconcurso no ha afectado a su actividad, ya que el acuario continúa funcionando con toda normalidad y está afrontando los pagos a proveedores. Las deudas acumuladas del acuario se deben, entre otras cosas, a que no se han cumplido las previsiones de visitas. La entrada de adultos cuesta 15 euros y la de niños de 4 a 14 años, 10 euros. En 2015 esperaba recibir 493.000 visitas, pero finalmente sólo se alcanzaron 265.000, casi un 50% menos de lo previsto.

Aquagestión Sur ha invertido ocho millones de euros en el acuario, que abrió sus puertas en septiembre de 2014, con 13 años de retraso, ya que dos empresas —Deep Sea y Acuario Nuevo Mundo— abandonaron el proyecto en plena ejecución. La primera de ellas lo hizo cansada de los trámites burocráticos, mientras que Acuario Nuevo Mundo paralizó en 2008 las obras por falta de liquidez, lo que obligó al Puerto de Sevilla rescatar la concesión y volver a licitarla.