Plantación de una palmera bajo la supervisión del delegado de Parques y Jardines, David Guevara
Plantación de una palmera bajo la supervisión del delegado de Parques y Jardines, David Guevara - ABC

El gobierno de Espadas rebate el informe sobre el arbolado y dice que ha plantado 10.500

La Mesa del Árbol aún no ha hecho públicos los resultados, pero Parques y Jardines sostiene que en Sevilla hay 50.000 árboles más de los que ha detectado la Red Ciudadana, pero lejos aún de la ratio mínima de la OMS

A.G.
SevillaActualizado:

El gobierno del socialista Juan Espadas ha rebatido este jueves el informe elaborado por la Red Ciudadana de Sevilla, entidad a la que el propio Pleno del Ayuntamiento aprobó sus exigencias sobre la necesidad de incrementar el arbolado de la ciudad, y ha asegurado que en la ciudad hay 50.000 árboles más de los que ha contabilizado la plataforma. En una nota, el Área de Parques y Jardines añade también que ha plantado en las cuatro últimas campañas un total 10.252 árboles en la ciudad, «sin contar con las reforestaciones hechas por asociaciones privadas con apoyo de ese departamento municipal». Lo que no aclara es cuántos ha talado, que es lo que especifica Red Ciudadana en su documento para concluir que en los últimos cuatro años se han perdido 6.100 árboles y que aún quedan 27.000 alcorques vacíos.

El Ayuntamiento admite en su comunicado que aún no está terminado el Plan Director del Arbolado que se aprobó en el Pleno a instancias de la citada plataforma, pero tras la información publicada por ABC «adelanta» que en Sevilla «existen 182.033 árboles en las zonas de gestión municipal, donde no se incluyen, pues, las barriadas aún sin recepcionar, y que elevarían esta cantidad a más de 200.000». En todo caso, muy lejos aún de la ratio mínima de la Organización Mundial de la Salud.

El delegado de Transición Ecológica y Deportes del Ayuntamiento, David Guevara, ha explicado que el compromiso municipal es plantar «como mínimo» 5.000 árboles nuevos en cada campaña –durante la última se planificaron 5.000 y el balance final fue de 6.542–, «tanto en alcorques vacíos como en calles y plazas que no disponían de árboles de sombra, aprovechando las obras que se acometen en el viario público para habilitar alcorques cuando estos son posibles atendiendo criterios técnicos y a la propia disposición bajo tierra de los servicios de electricidad, gas natural, agua o telefonía».

Según defiende Guevara, de los 6.542 nuevos árboles de la última campaña (2018-2019), 5.777 correspondieron al Área de Parques y Jardines, 602 a Emasesa y 163 de la Gerencia de Urbanismo. «En esta cifra no se cuentan los árboles plantados desde el Área de Edificios Municipales en los patios de colegios públicos de la ciudad de Sevilla, con 339 en la última campaña y mil en los últimos cuatro años, ni tampoco la iniciativa de asociaciones de reforestar determinados espacios, como en taludes del Charco de la Pava o el Parque Vega de Triana».

«Los apeos que se han realizado en el anterior mandato se han realizado siempre bajo criterios técnicos y de seguridad, y todas las fichas técnicas desde el año 2016 son públicas. La conservación y mantenimiento de la arboleda de la ciudad han de compatibilizarse con la seguridad de los viandantes, sea en calles y plazas o en los parques y jardines, y, asimismo, se han ido reforzado las campañas de plantaciones, tanto de árboles como arbustos (de estos, 10.877 en la última campaña)», según ha argumentado el delegado.

«Después de las últimas campañas de plantaciones, el número de árboles nuevos es muy superior a la cifra de apeados por motivos, insisto, de seguridad y decretados siempre por profesionales. Junto a esta necesidad de evitar riesgos, hay que tener en cuenta las cuestiones de conservación del viario público, eliminando los árboles secos que nos encontramos al comienzo del pasado mandato o los deteriorados y sin recuperación por inclemencias del tiempo», ha sostenido.

Guevara ha apuntado a que, tras el trabajo realizado en estos últimos cuatro años, los objetivos del Área de Parques y Jardines pasan, entre otros, por seguir con las nuevas campañas de plantaciones, apostar por una red de nuevas zonas verdes ya planificadas, sobre todo en zonas como los distritos Cerro-Amate, San Pablo, Este-Alcosa-Torreblanca o Sur, y también en culminar los trabajos del Plan Director de Arbolado que se está redactando y que incorporará, por primera vez, un catálogo de arbolado singular que recoja planes de tratamiento específico.