El portavoz del PP, Beltrán Pérez, ha denunciado esta práctica
El portavoz del PP, Beltrán Pérez, ha denunciado esta práctica - ABC

El Gobierno de Sevilla desvía fondos de empleo a sueldos de concejales de la oposición

El PP denuncia que desde el capítulo de personal se destinan cantidades a otros fines. El PSOE contesta que la subida de salarios fue para dos miembros del PP y uno de Ciudadanos

SEVILLAActualizado:

El plan denominado «Sevilla Emplea», que pretende dar trabajo a sevillanos desempleados de larga duración gracias al presupuesto excedente del capítulo de personal del Ayuntamiento, no se está ejecutando en los parámetros anunciados por el alcalde. El PP denunció ayer esta situación a través de su portavoz, Beltrán Pérez, que aseguró que los fondos previstos «no se están destinando a contratar personal, sino que se están mandando a otros asuntos». Pérez incluso desveló que «estamos preparando una cuestión a la Comisión de Ruegos y Preguntas para demostrar que cada vez se hacen menos contratos de esa naturaleza» y, a cambio, ese dinero se está utilizando para pagar otras cuestiones, «a pesar de que el interventor ha llamado la atención sobre eso».

Concretamente, el gobierno municipal de Juan Espadas ha hecho en lo que va de año varias modificaciones presupuestarias que detraen cantidades del capítulo de personal para mandarlas a otros departamentos. Esta práctica, que es completamente legítima, permite gastar el dinero que sobra en recursos humanos —gracias a las bajas, jubilaciones, defunciones y puestos sin cubrir de la plantilla municipal— en otros capítulos. Espadas anunció que en lugar de desviar este sobrante a fines variados, lo dedicaría a contratar personas desempleadas de larga duración para reforzar los servicios municipales. Este plan recibió el nombre de «Sevilla Emplea» y, aunque no tiene ninguna cantidad asignada en el presupuesto, sí supone un compromiso de reinvertir todo el excedente del capítulo de personal en nuevas contrataciones temporales.

El PP denuncia ahora, sin embargo, que las últimas modificaciones presupuestarias demuestran que ese dinero sobrante, que en el último ejercicio ronda los 35 millones de euros, se está utilizando para cubrir otros epígrafes del presupuesto y no para la contratación de desempleados. Entre los casos más llamativos está un desvío de 43.000 euros de este capítulo para aumentar las «retribuciones de miembros del gobierno». No obstante, el equipo de Espadas aclara que estas modificaciones se han realizado para subir los sueldos de dos concejales del PP que han cambiado si situación en el Ayuntamiento -Rafael Belmonte y Pía Halcón- y de otro de Ciudadanos, concretamente Francisco Moraga. El principal partido de la oposición también denuncia que se han eliminado los complementos de destino de los funcionarios para poder enviar 319.000 euros más para gastos corrientes al Instituto Municipal de Deportes. También se detraen de las contrataciones 250.000 euros para pagar el «canon de propiedad intelectual» a la Sociedad General de Autores, otros 400.000 para adquirir la casa natal de Luis Cernuda, 60.000 euros para una subvención a la Cámara de Comercio de Hannover y numerosas partidas para reposición de alumbrado, juegos infantiles y obras en los barrios. Todo eso sale de los sueldos de funcionarios y personal laboral fijo que el Ayuntamiento no ha tenido que abonar porque las plazas están vacantes.

Frente a estas acusaciones, el gobierno municipal defiende que gracias a su plan «Sevilla Emplea» han sido contratadas 1016 personas de forma temporal desde junio de 2015 hasta ahora, la mayoría de ellas en el servicio de limpieza de colegios, pero el PP reitera que la mayoría de estos contratos es del ejercicio anterior y que este año han decrecido de manera sustancial porque el dinero se está usando «para tapar agujeros». Beltrán Pérez incidió ayer en que los responsables sindicales del Ayuntamiento le han trasladado su malestar por esta situación y por el incumplimiento del pacto de paz social firmado el 28 de junio de 2016, en el que el alcalde se comprometía a cumplir 44 medidas de las que sólo ha ejecutado 14. «La situación de la plantilla es claramente mejorable y aunque nosotros hemos estado en una posición prudente en relación a los problemas laborales porque consideramos que había que dejar hacer, creemos que ha llegado el momento de denunciar lo que está pasando», recalcó el portavoz del PP, que añadió que «cada vez que hay una necesidad de cubrir un gasto derivado de la mala planificación del gobierno, se hace una modificación presupuestaria detrayendo fondos de los recursos humanos para financiar otras cosas».