El Club de Golf de Sevilla fue escenario del Open de España en 2012
El Club de Golf de Sevilla fue escenario del Open de España en 2012 - Abc
Turismo

Golf, otro motivo en Sevilla para fidelizar al turista estadounidense

Los clubes sevillanos aspiran a entrar en los principales circuitos de turoperación

Elana Martos
SevillaActualizado:

Sevilla tiene instalaciones de golf primer nivel, situadas a tiro de piedra de la capital y del aeropuerto de San Pablo, que tiene conexión directa con las principales ciudades europeas. Sin embargo, la oferta queda relegada a una segunda posición en los principales circuitos turísticos por la fortísima competencia de la costa. Málaga y Cádiz lideran el segmento, en el que los campos sevillanos quieren meter cabeza. Y así lo demostraron en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur), donde se celebró un encuentro entre el presidente de la Real Federación Española de Golf, Gonzaga Escauriaza, la vicepresidenta de esta institución, Claudia Hernández y el responsable del Real Club de Golf de Sevilla, Rafael Domínguez.

«Lo hicimos de la mano de la Diputación, que siempre nos apoya cuando acudimos a los encuentros del sector», asegura Hernández a ABC. Admite que «la oferta no puede venderse por sí sola, es un complemento con el resto de atractivos que ofrece la provincia, que son muchos». Los clubes sevillanos se muestran activos y se venden bajo el eslogan: «Piedra y golf».

Claudia Hernández señala que «cada año se nota una mayor afluencia de turistas», en especial estadounidenses, en lo que toca a Sevilla. «Son la primera nacionalidad, aunque también vienen ingleses y franceses», indica. Esa oferta ha permitido fidelizar a los visitantes norteamericanos, que son ya el segundo mercado para la capital andaluza. Sólo en 2018 visitaron la ciudad casi 180.000 viajeros de esta nacionalidad que se alojaron en hoteles.

Por lo general, el principal cliente de los clubes sevillanos es el aficionado local, pero necesita abrirse a ese otro negocio en vista de la explosión turística que vive la región. Hernández es consciente de los esfuerzos que hay que hacer todavía para promocionar las instalaciones. «Sevilla tiene cinco campos con una oferta variada», aclara. Desde el Zaudín, Pineda y el Real Club a Cartuja y Hato Verde. Y la mayor fortaleza es la buena comunicación para llegar a cada uno de ellos.

Eventos internacionales

La vicepresidenta de la Federación Española, que presidente también la asociación nacional de campos, destaca que «como complemento es ideal, porque no se trata de competir con los demás que se encuentran en la región, sino con otros países como Portugal».

No obstante, el mercado es complejo y necesita de una promoción permanente. «Ese es el principal problema, que necesitamos el apoyo de las administraciones públicas porque por nosotros mismos no tenemos capacidad». Un buen espaldarazo supondrá la celebración de un torneo de relevancia mundial. El Real Club de Sevilla ya acogió campeonatos internacionales como la Copa del Mundo 2004, Open de Andalucía 2009 y Open de España 2008, 2010 y 2012. «Para los aficionados es un gran atractivo poder jugar donde lo han hecho las estrellas y en eventos señalados». Sin embargo, eso supone también un importante desembolso y los patrocinadores tampoco son fáciles de conseguir. Claudia Hernández reconoce que «Asia gana popularidad y no se puede competir con ellos», pero hay que estar en la batalla.