La Universidad pretende sacar de los centros los resultados de la investigación. ABC

El Grupo MP, distinguido con el Premio Innovar de la Universidad de Sevilla

Mañana miércoles serán entregados los premios en un acto que tendrá lugar en el Centro Nacional de Aceleradores, sito en la Isla de la Cartuja

ABC
Actualizado:

SEVILLA. La Hispalense ha concedido el premio «Innovar con la Universidad» al grupo MP y ha impulsado la puesta en marcha de siete nuevos proyectos empresariales.

En concreto, desde el Vicerrectorado de Investigación se convocó el premio Innovar con la finalidad de reconocer anualmente el trabajo de una empresa que se distinga por confiar en la Hispalense en materia de innovación y desarrollo tecnológico. En esta primera edición, el premio ha recaído en el grupo empresarial MP, líder en la fabricación de ascensores, que dedica el 3% de sus ventas a I+D y considera a la Universidad de Sevilla «como el principal recurso externo con capacidad tecnológica» para sus fines como generadora de recursos humanos, conocimiento, investigación e infraestructura. En este sentido, cabe destacar que MP ayuda a reforzar la formación de los alumnos universitarios, a través de un complemento práctico a su formación académica, para lo que tiene firmados convenios de colaboración con la Hispalense. De hecho, del total de becarios de la Universidad que han hecho sus prácticas en el Grupo, el 40 por ciento, aproximadamente, ha sido contratado, sin olvidar que para el curso 2003-2004 se impartirá una asignatura de libre configuración con 60 horas lectivas en la Escuela Superior de Ingenieros, en la que va a colaborar el personal técnico de MP. Además, del total de los 1.150 trabajadores del Grupo, 250 son titulados, lo que representa un 22% del total; de ellos el 70% lo son por la Universidad de Sevilla.

Del mismo modo, la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de la Hispalense organizó el Concurso de Iniciativas Empresariales para promover la cultura emprendedora en la Universidad premiando las ideas que puedan ser «el embrión de futuras empresas, contribuyendo así al desarrollo regional con la innovación empresarial y la creación de empleo».

Dos modalidades

El concurso ha constado de dos modalidades: una para empresas innovadoras, teniendo como promotores a estudiantes o licenciados de la Hispalense, y otra para empresas de base tecnológica, con investigadores o estudiantes de tercer ciclo como promotores.

A la primera modalidad se han presentado 24 propuestas de las que han resultado premiadas tres con 1.502 euros. Han sido las correspondientes a Tetrakompat, cuya actividad se centra en la separación selectiva de envases de cartón para líquidos; Estudio Geoambiental S. C., centrada en el medio ambiente, y Diseño y Construcción de Robots Manipuladores Específicos para la Industria Aeronáutica.

Por lo que respecta a la modalidad de empresas de base tecnológica, se han presentado al concurso un total de ocho iniciativas de las que se han premiado cuatro con 1.502 euros cada una. Se trata de los proyectos denominados Indisys-Intelligent Dialogue Systems, que será una empresa proveedora de productos y servicios basados en interfaces automáticos de voz; Ingeniatrics Tecnologías, que pretende centrarse en tecnologías microfluídicas y sus aplicaciones; EMA, dedicada a tecnologías de recursos naturales y medioambientales, y Green Power Technologies, cuya actividad principal es la fabricación de productos electrónicos para energías renovables.

Los criterios de valoración que se han tenido en cuenta a la hora de la selección han sido, según los organizadores del concurso, el grado de innovación del proyecto y la viabilidad empresarial del mismo.

Diez millones de euros

La convocatoria del premio «Innovar con la Universidad» es una prueba más de la apuesta de la Hispalense por el desarrollo tecnológico; no en vano, la innovación tecnológica está directamente relacionada con la competitividad de las empresas.

La Universidad de Sevilla, dentro de este contexto, aspira a que en sus centros no sólo se formen profesionales y se avance en la generación de nuevos conocimientos científicos sino que, además, se generen innovaciones tecnológicas que aumenten la competitividad de las empresas del entorno. Según indicó ayer el vicerrector de Investigación, Saturio Ramos, la Hispalense facturó en 2002 más de 10 millones de euros en contratos en colaboración con empresas, al tiempo que se presentaron 19 nuevas patentes, que se suman a las cien de los últimos años. Estos datos revelan que los investigadores están orientando su trabajo, cada vez más, a la obtención de resultados que puedan ser transferidos a empresas de forma que éstas también puedan considerar la colaboración con la Universidad como el principal activo tecnológico a su alcance para innovar.

Enlazando con esta idea, aunque con distinta proyección, con el Concurso de Iniciativas Empresariales de la Universidad se pretende que la transferencia de tecnología a la sociedad no se limite sólo a la cooperación con empresas existentes sino que además pueda contribuirse a la generación de empleo de calidad y a la creación de empresas de base tecnológica e innovadora de rápido crecimiento. De esta manera, se destaca la necesidad de sacar de los centros universitarios los resultados de la investigación y las ideas innovadoras que puedan ser germen de nuevas actividades empresariales.