Carretas de la hermandad de Triana de Sevilla - EFE/ EDUARDO ABAD video: r. guisado/ a. recasens
la primera del día

La Hermandad de Triana se suma al camino hacia El Rocío

Junto a las Hermandades de la Macarena y el Cerro del Águila, Triana inicia su peregrinaje hacia la aldea almonteña

sevilla Actualizado:

El barrio de Triana ha madrugado hoy más que nunca. A a las 7:30 horas de la mañana ha comenzado la Misa de Romeros en la Capilla de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío en la calle Evangelista. No se cabía en la Iglesia, por lo que centenares de fieles se agolpaban a las puertas de la capilla a la espera del Simpecado.

Una hora ha durado la misa en la que los rocieros han cantado con gran emoción a la Blanca Paloma. A las 8:30 horas, han repicado las campanas y el barrio de Triana ha permanecido en silencio mientras colocaban el Simpecado. Un silencio que sólo lo rompió un cante a la Virgen y los gritos de exaltación: ¡Viva la madre de Dios!, ¡Viva la Virgen del Rocío!, ¡Viva la Blanca Paloma!, ¡Viva Triana!

Las calles del barrio se llenaban de files que esperaban nerviosos el paso del Simpecado. No puede faltar un año más, el saludo que la Hermandad hace a la Estrella en la calle de San Jacinto.

Han llegado fieles desde todos los lugares para vivir el camino hacia la aldea almonteña. Es el caso de Vanesa González que ha venido desde Málaga para acompañar al Simpecado. «Triana tiene arte. Por donde va Triana se nota», afirma.

Todos los rocieros experimentan un cúmulo de sentimientos muy intensos durante la semana de la Romería. «La ida hacia el Rocío es muy emocionante. El camino no tiene nada de duro porque se disfruta mucho con la Virgen y con la convivencia», asegura Manuel Alcantarilla, Hermano Mayor de la Hermandad.

El Simpecado va repleto de gladiolos y claveles rojos. Lo acompaña la banda de música de aviación, junto al teniente general Carrasco, el Hermano Mayor Honorario.

Casi 200 años de historia

«En 2013 cumplimos doscientos años de peregrinaje a la aldea de El Rocío», explica Sebastián Recasens, miembro de la Junta de Gobierno. Se convierte, por tanto, en la Hermandad del Rocío más antigua de Sevilla.

Asimismo, Recasens destaca la labor caritativa que ejerce Triana: «Tenemos una importante labor social con la Fundación de disminuidos psíquicos que se encuentra en Castilleja de la Cuesta y con las numerosas actividades que organizamos durante todo el año».