«Me hice legionario por amor y respeto a mi padre»
ABC
la última de... guillermo rocafort, Abogado, economista, escritor y caballero legionario

«Me hice legionario por amor y respeto a mi padre»

Sostiene ser descendiente de almogávares y piensa que la Marcha Verde fue una vergüenza para España. Participó, el miércoles pasado, día de San Fernando, en una mesa redonda sobre la batalla de las Navas de Tolosa.

sevilla Actualizado:

—Le felicito. La mesa redonda fue un éxito. Hasta el punto de que mucha gente se quedó fuera por falta de aforo.

—Así es. Vivimos en un momento de resurgir patriótico, de reconquista almogávar. Ahora, que los falsos espejismos y becerros de oro se desvanecen, la dama de la Patria se nos transfigura de nuevo más hermosa que nunca, tal y como sucedió en Las Navas.

—Parece como si la batalla hubiera sido ayer…

—Mientras haya enemigos de España habrá batalla. Y hoy el enemigo está de nuevo dentro, como en el Cuartel de Simancas, pero esta vez revestido de lo políticamente correcto y con el carné del partido entre los dientes.

—El caso es que en este asunto de moros y cristianos nunca llego a ponerme de acuerdo conmigo mismo. Verá creo que ambos bandos eran tan españoles los unos como otros. ¿Cuál es su opinión?

— Siento afinidad por el Adalid almogávar Jiménez de Arenós, César de Bizancio y descendiente de la mejor sangre cristiana y musulmana del Reino de Valencia. España acoge siempre a los mejores, como hizo el Cid.

—En resumen: esta España nuestra parece que ha necesitado siempre de la tensión belicista contra el otro, Caín y Abel en fases recurrentes de nuestra Historia…

—Don Rodrigo y Witiza son la puerta a la perdición. Hoy, son PP y PSOE.

—San Fernando conquistó Sevilla acompañado de señores andalusíes de Baza y Granada. Un ejército aliado de cristianos y musulmanes contra los hispanomusulmanes de Sevilla. Algo así como la guardia mora franquista ¿no?

—Pues sí. Los Reyes de Castilla de los siglos XIV y XV iban protegidos por la guardia mora y Franco recupera una tradición histórica y legítima. Su retrato es el único de un dirigente occidental que ha dado la vuelta a la piedra negra de La Meca portado obviamente por musulmanes.

—Me puede explicar cómo se hizo caballero legionario?

—Por amor y respeto a mi padre. Pensé, ¿qué le puede hacer más feliz y orgulloso? Y me hice legionario. Y por amor a mi Patria, que es lo mismo.

—¿Hubiera defendido el Sahara de la Marcha Verde?

—Los saharauis eran españoles titulares de DNI español. Aquella vergüenza fue el pecado original de este Sistema y jamás nos limpiaremos esa mancha mientras no pidamos perdón y arreglemos el daño. Por supuesto que habría defendido el Sahara, como cualquier otro rincón de nuestra Patria bendita.

—¿Y a los pescadores algecireños de las patrulleras llanitas?

—De los que hay defenderles mayormente es de los políticos españoles. Las patrulleras piratas hacen lo que hacen porque éstos les dejan. El enemigo está dentro y arriba. Con el General Muñoz Grandes de gobernador militar en la zona, que lo fue, lo que lleva sucediendo 30 años sería impensable.

—¿La esencia histórica de España dónde está?

—En nuestro valor y caudillos y en aquellos reyes que juraban defender ante los Santos Evangelios a las viudas y a los huérfanos, y lo cumplían.

—¿Y la esencia espiritual?

—En nuestra Fe Católica exportada a los cinco continentes en un fenómeno histórico sin parangón y al que debemos de auparnos de nuevo.

—Su último libro se titula «Sicav, paraísos fiscales». ¿Es un buen paraíso Gibraltar?

—Gibraltar es una espina clavada en el corazón de los españoles. Un ultraje moral pero también económico. Una imposición del Tratado de Utrech donde despojaron el Imperio. Hay que acabar con los paraísos fiscales

—La Roca sigue siendo un nido de piratas…también españoles ¿no?

—Como los del PNV que van allí a apoyarles en sus aspiraciones independentistas... Gibraltar debe volver a España porque así viene en el testamento de Fernando el Católico. No porque lo diga Margallo. Y punto.

—Por cierto, ¿me puede aclarar su relación con los ejércitos de almogávares?

—Desciendo de Berenguer de Rocafort y escribo de ellos reivindicando su españolidad e importancia para la Patria. Y porque como dice la novela «Raza», «los almogávares resurgen cuando España les necesita» ...