Mercado de la Puerta de la Carne - ABC
Brote de listeriosis

«Histeriosis» con la carne mechada en Sevilla

Algunas tiendas han dejado de venderla y en muchos bares ha bajado la venta de una de las que se consideraba la tapa estrella

Salud busca listeria en los comercios que vendieron la carne mechada contaminada

SevillaActualizado:

Pese a que las autoridades insisten en que la listeriosis está controlada y que el producto que provocó la intoxicación está ya retirado del mercado, la venta de carne mechada ha disminuido en tiendas, mercados y también en muchos bares que utilizaban este alimento tanto en los desayunos como en tapas o platos combinados.

Un paseo por algunos de los mercados más emblemáticos de Sevilla confirma que hay una especie de «psicosis» y que no son pocos los clientes que se lo piensan dos veces a la hora de comprar. En Hermanos Gutiérrez, el puesto número 16 del mercado de la Puerta de la Carne que vende carnes y chacinas, Rafael Gutiérrez explica que lleva unos días sin traer la carne mechada para evitar tener que quedarse con ella por falta de ventas.

Aunque ellos no vendían la marca en cuestión (La Mechá que ha provocado la infección) el público está reacio a comprar y prefieren esperar a que pase un poco «la histeria». De hecho Rafael explica que ayer mismo le llegó una señora que pensaba que había «un montón de marcas contaminadas». Eso no es así, ataja el vendedor.

En cualquier caso en su puesto de carne prefieren esperar un tiempo a que «pase la psicosis» antes de volver a traerla. Porque está convencido de que, una vez que pase esa «psicosis» la gente volverá a pedirla y será «más segura que nunca».

Lo mismo está pasando en el mercado de Triana en los numerosos puestos de carne y chacinas que hay por el populoso mercado. «El que diga que no se nota miente», explica uno de los dependientes de la charcutería José Alfredo. Lo que está ocurriendo es que los clientes preguntan y, en general, piden muchas explicaciones antes de decidirse por uno u otro producto. Y se vende menos carne mechada porque los clientes compran otros alimentos.

Confusión

También existe mucha confusión en torno a lo que está ocurriendo después de que haya cada día numerosas informaciones acerca de los enfermos. «Hay quien cree que es toda la carne la que está infectada», dicen. Por eso tienen que dar la explicación de lo que ha ocurrido. Contarle a los clientes que la infección sólo estaba localizada en una marca determinada. Y recalcarles que la que ellos venden es otra distinta, que en su caso, es artesanal, y no coincide con el alimento defectuoso.

«Ayer vendí media pieza», decía otra de las dependientas de ese mismo puesto insistiendo en que «no se debe coger pánico a las cosas». Seguramente lo ocurrido y el hecho de que todavía hay algunos puestos que permanecen cerrados por vacaciones, da una imagen algo triste de un mercado como el de Triana en el que no se cabe un día cualquiera. Sin embargo en estos días hay poco público.

Algo similar está ocurriendo en algunos bares de los que sirven la carne mechada tanto en desayunos como en tapas. En Hermanos Gómez, uno de los bares que la sirve de desayuno en los Jardines de Murillo, uno de los camareros explica que la siguen sirviendo aunque algún cliente les ha preguntado por el tema. Pero, en general, dicen no haberlo notado.

Sin embargo en los Cien Montaditos sí que han notado algo. Aunque ellos tienen los montaditos numerados y las camareras piden un número con lo que les cuesta más saber qué es exactamente el pedido que están haciendo a la cocina, en uno de esos establecimientos, en la calle San Fernando, también hay quien se ha acercado a preguntar por el tema. «Una señora me preguntó si vendíamos esa marca».

Mensaje de tranquilidad

Por eso en el Patio de San Eloy, otro de los establecimientos que sirve desayunos y comidas y que suele tener carne mechada tanto en sus bocadillos como en tostadas, han decidido emitir un comunicado lanzando «un mensaje de tranquilidad». Según el escrito que este grupo de bares y locales ha colgado en su cuenta de Facebook su proveedor de carne es Icarben desde hace años y que no trabajan ni han trabajado nunca con la empresa afectada.

En este sentido, insisten en que el producto que ellos venden se encuentra desvinculado del afectado y que «no tiene relación con la alerta sanitaria». Y recalcan que elaboran los productos siguiendo los estándares de calidad y seguridad amparados por la legislación vigente y por su propio sistema de autocontrol y que un laboratorio externo especializado se encarga de analizar todos los lotes de carne blanca que fabrican en sus instalaciones. Seguramente por eso, ayer los camareros de uno de los establecimientos de la calle San Fernando, aseguraban que siguen vendiendo.

En El Papelón, en la avenida de la Constitución, han notado mucho lo ocurrido.Porque uno de sus montaditos estrella que hacen con carne mechada y queso cheddar, ha bajado mucho. «Nuestra carne es de otra marca y se hace en Coripe», aclaran. Pero sólo hay que mirar las mesas de cualquier bar de los que tienen habitualmente este alimento en su menú para ratificarlo:la «psicosis» se apodera de los consumidores de carne mechada.