Una de las piezas donadas
Una de las piezas donadas - Ministerio de Defensa
Sala Histórica

La historia de la aviación sevillana crece en Tablada

La Sala Histórica recibe una donación de objetos del comandante José Rojas, uno de los destacados pilotos del acuartelamiento

E. Martos
SevillaActualizado:

La Sala Histórica de la base militar de Tablada cuenta, desde este viernes, con nuevos fondos a través de los que se recuerda su gloriso pasado. Este espacio museístico ha recibido una donación de Soledad de Rojas, hija de uno de los pilotos más destacados del acuartelamiento, que ha hecho entrega de las piezas en un acto que ha presidido el general Enrique Jesús Biosca y que ha organizado el coronel Fernando Alcázar.

La sala, que se encuentra en la primera planta del pabellón de oficiales del recinto, tendrá expuestos el uniforme alfonsino de comandante de caballería del regimiento Lusitania, la medalla de la Paz de Marruecos (1909-1927), la del Reinado Alfonso XIII, junto a dos medallas al mérito militar montadas en pasador, pasador de cintas de diario, medalla al mérito en campaña de la Gran Cruz de María Cristina, medalla homenaje de los ayuntamientos a los reyes y una hélice de madera del avión barrón flecha de 1917.

Según ha informado el Ejército del Aire en una nota, el coronel jefe interino del Museo del Aire de Madrid, Juan Ayuso Puente, ha firmado la recepción de los objetos donados, que antes de pasar a formar parte del patrimonio del referido museo, serán expuestos en la Sala Histórica del Acuartelamiento Aéreo de Tablada, un modesto espacio creado como «garante» de la historia militar y para disfrute de todas los sevillanos amantes de la historia y del Ejército del Aire.

La hija del coronel Rojas, durante el acto
La hija del coronel Rojas, durante el acto - Ministerio de Defensa

Durante el acto, el coronel Alcázar ha destacado la figura del comandante Rojas, uno de «los soldados desconocidos a lo largo de nuestra historia y los que les debemos mucho» y que «con su uniforme y condecoraciones merecidamente ganadas, con la hélice de aquel viejo avión que voló, de alguna manera está presente entre nosotros».

El comandante José Rojas y Rojas nació en 1890 y con 17 años ingresó en el Ejército del Aire. En abril de 1913 fue comisionado a Guadalajara, para realizar unas prácticas previas de aviación, como observador de globo, con sus asistentes y caballos. Tres años más tarde, durante un curso de piloto de aeródromo fue compañero de Promoción del famoso Jorge Loring, ingeniero, inventor y empresario ligado al mundo de la aviación española. En 1918, fue destinado a Tablada, y diez años después fue nombrado jefe de grupo de la escala de Aviación.