Antonio Jiménez, Manuel Cornax y Amador Sánchez
Antonio Jiménez, Manuel Cornax y Amador Sánchez - J. M. serrano
Turismo

Los hoteles de Sevilla han perdido eventos por el conflicto de las terrazas

Pondrán en marcha la campaña de actividades en los miradores, con las actuaciones en directo en el aire a la espera de un acuerdo con el Consistorio

SevillaActualizado:

El conflicto por el cierre de terrazas de hoteles que se ha producido en Sevilla a cuenta de la reproducción de música le ha costado a estos negocios la pérdida de eventos y campañas que se estaban preparando para este verano. Así lo reconoció ayer públicamente el presidente de la patronal hotelera, Manuel Cornax, durante la presentación del programa de actividades en los miradores de los alojamientos. A preguntas de los periodistas, admitió claramente que «ha habido algunos asociados que han perdido». Eso se traduce en menos ingresos al final de la temporada y, lo que más lamentan, una mala imagen ante las empresas organizadoras que años anteriores habían confiado en estos establecimientos.

La negociación entre el sector y el Ayuntamiento de la ciudad para acercar posturas se inició el pasado viernes con un encuentro formal durante el que se acordó que se establecerían unas condiciones transitorias para salvar el verano y que se estudiarán las medidas definitivas para los años posteriores.

Ese debate se retomará los próximos días para encontrar una solución conjunta, en vista de la ambigüedad de la norma andaluza que regula las actividades en terrazas y restaurantes al aire libre. Manuel Cornax aclaró que esto no es una interpretación libre de los hoteleros, pues el decreto al que se hace referencia y que entró en vigor el 31 de julio de 2018, «debía implementarse en las ordenanzas municipales», pero es un trabajo que no se ha resuelto y que «ha provocado esta situación de inseguridad jurídica».

El presidente de la Asociación de Hoteles de Sevilla recordó que «la ley contempla un plazo de 18 meses para esa adaptación que debían hacer los ayuntamientos, pero casi un año después no se ha realizado». No obstante, «todavía estamos a tiempo y esperamos que en estos meses se pueda articular de la mejor manera posible», deseó el portavoz del colectivo empresarial, que ya ha enviado al Consistorio una serie de medidas para compatibilizar la reproducción de música y las actuaciones en directo con el decreto. El equipo jurídico municipal lo está estudiando en estos momentos y a lo largo de esta semana ofrecerá sus conclusiones.

El encaje legal que proponen pasa por una disposición adicional que contempla la ley para ofrecer actuaciones en vivo y música de ambiente en estos espacios, siempre respetando las ordenanzas tanto para este asunto como para todo lo relacionado con la seguridad. Cornax recordó que el cierre de la terraza que se produjo el pasado 15 de junio «no estuvo motivado por ninguna queja vecinal», se produjo durante una inspección que hicieron los agentes de la Policía Local. En ese plan de vigilancia se han visitado entre siete u ocho establecimientos, aunque ningún otro ha sido clausurado, a pesar de que ha habido intentos.

El presidente de la asociación hotelera consideró «desproporcionada» la decisión de desalojar el espacio en plena madrugada por irregularidades que se podrían haber subsanado en el momento. «Llevo cuarenta años en el sector y todos tenemos multitud de inspecciones, pero sólo he visto desalojar un hotel por fiestas de fin de año sin licencia, no por la falta de un extintor. Normalmente Turismo nos dice antes de que empiece la temporada los requisitos que hay que cumplir y así podemos subsanar con tiempo lo que esté mal». En todo caso, mostró su buena predisposición para encontrar esa salida conjunta.

Precisamente, la patronal había emitido una circular interna a sus asociados, que son el 99 por ciento de la planta hotelera de la ciudad, recomendándoles no poner música de ambiente para evitar episodios parecidos hasta aclarar la situación. Igualmente rehusó participar en la presentación de la campaña Summer Time Hotel en Madrid, que estaba prevista apenas cinco días después del cierre y que se canceló.

A pesar de que las negociaciones con el Ayuntamiento continúan, la patronal promocionó ayer en la capital andaluza este programa, que incluye catas de vino, cenas temáticas, descuentos para huéspedes alojados en los hoteles adscritos y música de ambiente. En el aire dejó la posibilidad de ofrecer conciertos, una actividad que años anteriores había formado parte de esta campaña. El evento lo celebró en la azotea del hotel Taberna del Alabardero, que la ha inaugurado este mismo año.

La programación

Cornax estuvo acompañado por el gerente del Consorcio de Turismo, Antonio Jiménez, quien manifestó «todo el apoyo a esta iniciativa para que su desarrollo sea fructífero». Así, reconoció que «este tipo de inciativas suponen un atractivo muy importante dentro del verano», pues crean «una oferta complementaria para potenciar el turismo en Sevilla. El presidente de los hoteleros le agradeció el gesto y la celeridad con la que la Delegación municipal de Turismo actuó para levantar el precinto y para mediar en este asunto.

También estuvo presente el gerente de la empresa pública de la Diputación Prodetur, Amador Sánchez, quien consideró la campaña Summer Time Hotel «un producto consolidado para las actividades de ocio en la capital y algunos pueblos de la provincia».

Los hoteles que participan en esta iniciativa son el Barceló Renacimiento, Alfonso XIII, Doña María, Fernando III, Inglaterra, Meliá Sevilla, NHPlaza de Armas, Posada del Lucero, Rey Alfonso X, Ribera de Triana, Sevilla Center, Silken Al-Andalus, Vincci La Rábida, Adriano, Alcoba del Rey de Sevilla, Don Paco, Murillo, Kivir y Taberna del Alabardero. En Carmona colaboran el hotel Alcázar de la Reina, el Parador y el hotel Oromana, que se encuentra en Alcalá de Guadaíra.