Antonio Muñoz, Juan Espadas, monseñor Asenjo e Isacio Siguero en el acto de la firma
Antonio Muñoz, Juan Espadas, monseñor Asenjo e Isacio Siguero en el acto de la firma - RAÚL DOBLADO
PATRIMONIO

La iglesia de Santa Clara en Sevilla estará restaurada a finales de 2020

El alcalde y el arzobispo firman 17 años después el convenio de financiación de las obras de la iglesia

SevillaActualizado:

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, y el alcalde de la ciudad, Juan Espadas, firmaron este martes un nuevo convenio por el que el Ayuntamiento se compromete a financiar con 3,1 millones de euros la restauración de la iglesia de Santa Clara. El dinero llegará 17 años después de haber dejado por escrito el protocolo que obligaba al Consistorio a llevar a cabo las obras del templo.

De esta forma, esta iglesia de gran valor patrimonial ve la luz al final del túnel y, como el propio arzobispo anunció durante el acto de la firma en el Ayuntamiento, «mi intención es que antes de mi jubilación -que tendrá lugar en 2020- pueda tener la satisfacción de haber restaurado Santa Catalina y empezar a poner los medios para Santa Clara». El objetivo del Arzobispado es que a finales de 2020 este templo mudéjar que cuenta con hasta diez esculturas de Juan Martínez Montañés pueda reabrir al culto dos décadas después. De momento, según el prelado, «no corre ningún riesgo».

Con este nuevo acuerdo, el Ayuntamiento pagará en cuatro anualidades algo más de tres millones al Arzobispado para que éste se haga responsable de los trabajos. Mientras tanto, la diócesis pedirá un crédito para que las obras puedan comenzar cuanto antes.

Tanto Espadas como Asenjo se mostraron satisfechos de que, por fin, se haga realidad este acuerdo que se remonta a diciembre de 1998. Entonces, la Iglesia le cedió el uso al Consistorio del convento de Santa Clara a cambio del derecho de superficie sobre el inmueble que ocupa actualmente la Casa Sacerdotal en la calle Becas. Tres años más tarde, en noviembre de 2001, se firmó el convenio que concretaba cómo debía hacerse el intercambio de suelos, y que obligaba al Ayuntamiento a hacerse cargo de la restauración de la iglesia y unas dependencias anexas a la misma.

Monseñor Asenjo, este martes, recordó que «esto no ha sido posible en estos últimos veinte años» y que «el Ayuntamiento ha restaurado el convento y que, por las razones que sean, no ha sido posible la obra en la iglesia». Por ello, el arzobispo celebró «que esto haya sido posible» y que, «aunque era algo que no nos dividía, antes o después debíamos resolverlo».

Por su parte, el alcalde resaltó que se trata de un acuerdo «enormemente importante para la ciudad» y que da solución a «un tema que dura quizá demasiado tiempo». Asi, Espadas destacó que la restauración del patrimonio «es una de las líneas protagonistas que ha priorizado el gobierno municipal» y, entre ellos, «la Iglesia ha sido una gran aliada no sólo paciente sino también con una visión práctica». Y, en esta línea, recordó la inversión municipal en inmuebles propiedad de la Iglesia o congregaciones religiosas como Santa Catalina, la capilla de San José, Madre de Dios y, ahora, Santa Clara, donde ha invertido el Ayuntamiento durante su mandato gracias también al dinero procedente de los beneficios por el aumento de la venta de entradas en los Reales Alcázares y que aprobó el Patronato recientemente.

Igualmente, Espadas resaltó que el Ayuntamiento ha invertido 7,8 millones de euros en la restauración del convento de Santa Clara, de los cuales un millón ha sido ejecutado durante su gobierno. «Para nosotros es un espacio cultural de primer orden con un especial protagonismo en el Año Murillo, pero quedaba pendiente esta parte fundamental del convenio», comentó. Además de la iglesia, el alcalde confirmó que el Consistorio ha solicitado fondos a la convocatoria del 1,5% cultural de Ministerio de Fomento para la restauración de la torre de Dos Fadrique, al igual que hizo con la muralla de la Macarena.

Por último, Asenjo informó que está dispuesto a formalizar el cambio de titularidad de ambas fincas, la Casa Sacerdotal para la diócesis y el convento de Santa Clara, para el Ayuntamiento.