Dora Alb Lucano, especialista en terapia sexual
Dora Alb Lucano, especialista en terapia sexual - ABC
Quirónsalud

La importancia de la sexualidad en la vida

Expertos advierten de que se debe proteger con una educación responsable desde la infancia

SevillaActualizado:

Desde 2003 y de forma regular, la Alianza Europea para la Salud Sexual (ESHA) y la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WASH), respaldadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), escogieron el 14 de febrero como Día Europeo de la Salud Sexual.

La celebración se enmarca en la conmemoración y la promoción de una realidad sexual saludable, contando entre los principales objetivos de esta iniciativa el participar activamente en la difusión pública de que los derechos sexuales son una parte indispensable de los derechos humanos, siendo un aspecto fundamental para el bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad, y estando ya reconocidos en las leyes nacionales, internacionales y otros acuerdos sobre derechos humanos de nuestro tiempo.

Juan Manuel Poyato Galán, especialista en urología, andrología y medicina sexual de Quirónsalud Sagrado Corazón nos recuerda con motivo de la celebración de esta efeméride que a pesar de la persistencia en nuestra sociedad de numerosos tabúes en este terreno, la sexualidad es una parte integrante de la vida y la identidad de la persona tan importante que debe ser protegida y promocionada desde una educación cabal y responsable, involucrando a los diversos actores sociales, educativos y convivenciales que motiven a niños, jóvenes, adultos, educadores, profesionales de la Salud, ONGs e instituciones.

Juan Manuel Poyato Galán
Juan Manuel Poyato Galán - ABC

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), «la Salud Sexual requiere un acercamiento positivo y respetuoso hacia la sexualidad, así como la posibilidad de obtener placer y experiencias seguras, libres de coerción, discriminación y violencia».s

Sobre la disfunción sexual, cualquier manifestación de limitación o incapacidad que impida tomar parte en una relación sexual de manera satisfactoria, el doctor Poyato asegura que las causas de origen orgánico o psíquico se entrelazan caprichosa e irremediablemente, siendo conocido el efecto negativo sobre la esfera sexual de determinados comportamientos de riesgo (abuso de tabaco, alcoholismo, consumo de drogas, enfermedades, fármacos y determinados condicionantes personales, laborales, familiares y sociales.

Añade que «a mayoría de las disfunciones sexuales obedecen a una causa multifactorial o multicausal, coexistiendo en su génesis tanto factores orgánicos/corporales como psíquicos/mentales, por lo cual es fundamental concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de mantener y promover unos hábitos sexuales saludables, así como del impacto que tienen los trastornos del ámbito sexual en la calidad de vida cotidiana de todos nosotros».

Por su parte la doctora Dora Alb Lucano, ginecóloga especialista en terapia sexual, de los hospitales Quirónsalud Sagrado Corazón e Infanta Luisa, destaca que el 52% de las mujeres habrán sufrido algún tipo de disfunción sexual en algún momento de sus vidas; siendo las principales en mujeres el deseo sexual inhibido (37%), dispareunia y falta de lubricación (49%), vaginismo (5%), anorgasmia o la disritmia (42%). La suma supera más del 100% porque en ocasiones coexisten, o alguna de ellas es consecuencia de otra.