El trágico suceso ha dejado consternado al barrio, donde el matrimonio fallecido era muy conocido - Jesús Díaz

El incendio en el piso de San Juan de la Salle se originó en el dormitorio del matrimonio fallecido

Los vecinos de esta barriada de la Macarena se muestran consternados por el suceso registrado durante la madrugada de este viernes

Mueren dos personas en un incendio mientras dormían en su casa de la Macarena

Jesús Díaz
SevillaActualizado:

Pasaban las cuatro y media de la madrugada de ayer cuando un vecino del bloque de pisos del número 55 de la avenida San Juan de la Salle alertaba a los servicios de emergencias de lo que intuía que era un incendio en un piso de la cuarta planta, por cuya puerta salía humo hacia el rellano. Los vecinos llamaron a la puerta y no abría ni respondía nadie. El matrimonio que allí vivía yacía muerto en su dormitorio, donde se originó el fuego.

Unos quince minutos más tarde, aproximadamente, efectivos de bomberos, agentes de la Policía Local y Policía Nacional y sanitarios de la empresa pública de emergencias sanitarias (EPES 061) se personaron en esta zona del barrio de la Macarena de la capital. Los integrantes del operativo de emergencias tuvieron que derribar la puerta del piso siniestrado para poder acceder al mismo. La vivienda estaba llena del humo generado por las llamas. Lo primero fue airear el inmueble, abriendo todas las ventanas de la casa, que se encontraban cerradas a pesar del sofocante calor que registró la ciudad en la noche del pasado jueves.

A continuación lograron acceder al dormitorio del matrimonio, que tenía dos hijos, pero que vivía solo en el piso de la avenida San Juan de la Salle. En la habitación encontraron los cuerpos sin vida del varón, de 66 años, y la mujer, de 61 años, que habrían muerto algunas horas antes, según trasladaron a este periódico ayer fuentes de la investigación. Aún se desconocen las causas oficiales del fallecimiento, si bien fuentes de la investigación aseguraron a ABC que la principal hipótesis que se contempla es que murieron por inhalación de humo.

Los cadáveres del matrimonio fueron levantados por el médico forense poco antes de las ocho de la mañana de ayer y trasladados después al Instituto Anatómico Forense de Sevilla para que les fueran practicadas las autopsias, cuyos informes aún no se conocen. Durante la primera observación de los efectivos actuantes en el incendio, se pudo comprobar cómo sólo se había registrado fuego en la habitación donde dormía la pareja. La puertas y las ventanas del dormitorio se encontraban cerradas, por lo que cabe pensar que tenían en el aire acondicionado en funcionamiento debido a las altas temperaturas que se viven en la ciudad.

Esta situación provocó que el fuego se autoconsumiera por sí solo en la misma habitación, evitando que se propagara por el resto del piso. Los bomberos apenas tuvieron que terminar de extinguir las llamas. Cuando el fuego consumió el oxígeno de la habitación se fue apagando. Pero fue suficiente para el fallecimiento del matrimonio.

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional en Sevilla, al tratarse un caso con fallecidos, se ha hecho cargo de la investigación del incendio registrado en el piso de San Juan de la Salle. Aún no se han podido concretar las causas de las llamas, pero, a falta de analizar los vestigios, todo apunta a un accidente. No obstante, el informe de incendios suele tardar unos días para sacar conclusiones más precisas. También hay que esperar al informe de la inspección técnica de la Policía Científica.

El operativo de emergencias que intervino en el incendio del piso, a su llegada a la zona, instaron a los vecinos que ya se congregaban en los rellanos del inmueble a volver a sus casas y permanecer allí a la espera de ventilar el bloque por el humo acumulado, según narró ayer a ABC un inquilino de un piso de la tercera planta. Este varón, junto a otro residente, fue quien alertó a los servicios de emergencias durante la madrugada de ayer, al percatarse de la salida de humo del piso afectado por fuego.

Los vecinos no tuvieron que ser desalojados con carácter preventivo, pues el fuego no se trasladó a otras zonas del bloque. Sin embargo, técnicos municipales procedieron a realizar la inspección correspondiente a la vivienda afectada para valorar los posibles daños que se pudieran haber ocasionado a la estructura del piso. Esta actuación no pudo realizarse a primera hora de la mañana de ayer ante la imposibilidad de contactar con algún familiar de este matrimonio, que tenía dos hijos. Finalmente, se logró entrar en contacto con el hijo.

El matrimonio era muy conocido en el barrio de la Salle, que ayer se despertó con esta trágica noticia. Los vecinos que atendieron a los medios allí congregados durante las primeras horas de la mañana expresaron su consternación. El varón se llamaba Fermín y se encargaba de todas las tareas del hogar, por lo que solía ser visto a menudo por el barrio. Además, cuidaba y atendía a su esposa, quien, a pesar de los problemas de salud por los que apenas salía a la calle, fumaba. El Cecop activó al Zoosanitario para la recogida de un perro de la familia y que salió ileso del fuego.