Imagen de archivo de las pruebas del tranvía sin catenarias - abc

Iniciadas las pruebas de electrificación en la ampliación del tranvía

El trazado contará desde mañana miércoles con convoyes circulando en pruebas

sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Ayuntamiento de Sevilla ha iniciado la fase de pruebas de electrificación en catenarias correspondiente a la ampliación del trazado del tranvía ligero Metrocentro, desde el Prado de San Sebastián hasta el apeadero de San Bernardo, trayecto que desde este miércoles 29 de diciembre acogerá ya la circulación en pruebas de unidades móviles, según han confirmado a Europa Press fuentes municipales.

Así, la primera prueba de catenaria en tensión con una unidad del tranvía se realizará a partir de las 10,00 horas, en un acto en el que está prevista la asistencia del alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), y del concejal de Movilidad, el también socialista Francisco Fernández.

El Consistorio, en este sentido, ya ha finalizado la obra civil de infraestructuras correspondientes a la ampliación; las pruebas que ya se inician son de "continuidad", para comprobar el buen funcionamiento de las instalaciones.

Esta fase probatoria vendría así a sumarse al final de los trabajos, que ha supuesto el tendido completo del mallado ferroviario y de catenarias y la liberación de vallas de obras del entorno del apeadero de San Bernardo y el edificio Viapol. Actualmente se continúan ejecutando las obras de instalaciones--señalización o electrificación, entre otros aspectos- de manera que la obra, en su conjunto, esté finalizada para el próximo 31 de marzo de 2011. En una visita realizada el pasado mes de septiembre a la zona, el edil de Movilidad, Francisco Fernández (PSOE), también aludió a la construcción del intercambiador, proyecto incluido en el Plan 5. 000, simultaneándose con la extensión del raíl, integrada a su vez en el Plan 8.000.

También han dado comienzo las labores para la habilitación de la Glorieta de San Diego, que permitirá redistribuir el tráfico rodado de la zona, y cuyo trazado se encuentra actualmente delimitado por separadores de plástico. Aunque el plazo máximo para el funcionamiento global del proyecto es el primer trimestre de 2011 -periodo a partir del cual se espera la llegada de los vagones sin catenarias-, la empresa, según Fernández, asegura que los plazos pueden adelantarse.