El vicepresidente de la Junta, Juan Marín
El vicepresidente de la Junta, Juan Marín - Raúl Doblado
Hi Southern Tourism Meeting

La innovación será la gran apuesta de la Junta de Andalucía por el Turismo

El vicepresidente andaluz, Juan Marín, pide «no instalarse en la autocomplacencia de los buenos datos» y proyectar el destino del futuro en el foro de turismo de ABC Hi STM

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Andalucía supera cada año récords de visitantes y goza de una cómoda posición entre los mejores destinos vacacionales del mundo. Desde hace años el turismo es un auténtico motor económico, que ya es responsable del 13 por ciento del PIB de la región, que al peso son unos 21.200 millones de euros al año. Y sin embargo, esa buena salud de la que goza el sector debe ser un estímulo para alejarse de la autocomplacencia de los buenos datos y empezar a pensar en serio la estrategia del futuro, como ha planteado este martes el vicepresidente de la Junta, Juan Marín. Lo ha hecho durante la celebración del foro Hi Southern Tourism Meeting (STM) que organiza ABC y que en esta ocasión se ha centrado en las experiencias y las actividades turísticas como negocio de gran potencial.

Durante la inauguración de esta nueva edición, que se ha celebrado en CaixaForum y ha contado con el patrocinio de Caixa Bank, City Expert, City Sightseeing, Cruzcampo, MA Abogados y el Real Club de Golf de Sevilla, el máximo responsable de Turismo de la administración regional ha compartido con los asistentes el novedoso proyecto «Andalucía Lab», que será un centro de más de 5.000 metros cuadrados con sede en Marbella donde empresas de base tecnológica vinculadas al turismo podrán alojarse y generar sinergias. Marín ha recordado que «es una fuerte apuesta por la innovación y la implantación de nuevas tecnologías», que salen de los grandes núcleos y llegan a los pequeños municipios.

Precisamente hacia esos entornos menos visitados, pero con riqueza patrimonial y natural, se intentará dirigir los flujos para descongestionar las ciudades con mayor presión turística. Es un giro de tuerca a la estrategia de desestacionalizar los destinos en la que se viene trabajando desde hace años. Sin embargo, los esfuerzos no se van a centrar únicamente en la mayor promoción, sino en conocer a fondo a los visitantes para adelantarse a sus demandas.

Y la mejor herramienta con la que cuenta el nuevo equipo de Turismo Andaluz es la construcción de este «hub internacional» que será el centro marbellí en el que se ha invertido alrededor de 700.000 euros. El vicepresidente andaluz ha recalcado que todo esto «son iniciativas importantes que ya están en marcha» y a las que se ha destinado un generoso presupuesto que crecerá el próximo año. Juan Marín ha ironizado al recordar la reciente aprobación de las cuentas que, al margen de la polémica que ha generado por las frustradas enmiendas a la totalidad que anunció Vox, el compromiso es para dos ejercicios, «lo que da margen para que los proyectos que están recogidos puedan ejecutarse».

«Los datos que conoceremos más al detalle próximamente dirán que en los primeros seis meses del año hemos crecido un 8%, no un 3% como era el objetivo. Afortunadamente el turismo de sol y playa se vende casi solo, pero lo estamos complementando con otra oferta que es de la que les hablo», ha avanzado el consejero. Y para ello la administración se valdrá de las nuevas tecnologías de la información. Así, ha recalcado que «se está llevando a cabo una importante inversión en I+D+i que en 2019 será un 59% superior a la del año pasado y que a lo largo de este ejercicio supondrá un desembolso de 48,8 millones de euros».

Marín ha concluido su intervención asegurando que «es el momento de sentar las bases de un turismo de futuro». Y con estas premisas antes comentadas se diseña el Plan General de Turismo Sostenible que pretende dar lugar a una nueva concepción vinculada a la sostenibilidad y la calidad. «Usamos herramientas para poner en valor el patrimonio histórico y natural», ha continuado. Para ello se pondrá la oferta en el radar de otros mercados como el asiático o el del norte de Europa que valoran más este tipo de productos que el sol y playa. Igualmente se potenciarán otros aspectos como la gastronomía o los eventos de alto nivel, que son magníficos reclamos promocionales.