Instalación de los grandes maceteros ante las colas de turistas - ABC
Medidas antiterroristas

Rodean de maceteros la muralla del Alcázar de Sevilla para reforzar la seguridad

El Ayuntamiento protege el perímetro del monumento antes de celebrar la junta de seguridad local; La medida obligará a desplazar la cola de turistas

SEVILLAActualizado:

Las medidas de seguridad para proteger la ciudad ante posibles ataques terroristas ya están en marcha. En la mañana de este miércoles el Ayuntamiento de Sevilla comenzó a instalar macetones en el perímetro del Alcázar de Sevilla junto a la Catedral. Se colocaron una veintena de maceteros de grandes dimensiones rodeando a uno de los monumentos más visitados de la ciudad y protegiendo así a los cientos de turistas que cada día acuden a visitar este histórico edificio y hacen cola en el exterior.

La decisión, que supone blindar la muralla del Alcázar, se ha tomado en una de las reuniones que se están produciendo entre el Ayuntamiento y la Delegación de Gobierno en Sevilla para reforzar la seguridad en previsión de posibles atentados terroristas desde el atentado de Las Ramblas. Pese a que las autoridades insisten en lanzar mensajes de tranquilidad y piden evitar el alarmismo, desde el primer momento han tenido claro que era necesario actuar.

Con estas barreras —maceteros de hormigón procedentes de los depósitos municipales— se blindó toda la muralla del Alcázar ya que se colocaron por delante y por detrás de la misma. El objetivo es proteger esa zona de máxima afluencia turística ante un posible atentando con un vehículo, como sucedió en Barcelona y Cambrils.

Maceteros que se ha instalado en el entorno del Alcázar
Maceteros que se ha instalado en el entorno del Alcázar - RAÚL DOBLADO

Se han colocado maceteros de porte amplio o grandes dimensiones en todo el perímetro del Alcázar. La finalidad de estas barreras es proteger esa zona de máxima afluencia turística de la posible llegada de cualquier vehículo a todo el perímetro del monumento.

La instalación de esas grandes barreras implicará un desplazamiento de la cola de turistas que se forma cada día para acceder al histórico edificio. De esta manera, si la cola se extendía antes por la plaza del Triunfo, con los maceteros deberá desplazarse y se colocará junto a la muralla.

En cuanto a la Catedral de Sevilla, el otro monumento emblemático de la ciudad, las autoridades consideran que ya está protegido de forma natural por las cadenas que rodean al templo metropolitano. Lo que se hará a partir de ahora es recomendar a los turistas que guarden cola en el pasillo que se forma entre el muro y las cadenas. Habrá agentes de policía haciendo estas recomendaciones a los visitantes.

El perímetro del Alcázar está rodeado por maceteros de amplias dimensiones
El perímetro del Alcázar está rodeado por maceteros de amplias dimensiones - R. DOBLADO

La colocación de estas barreras ha sido un adelanto de lo que vendrá en los próximos días con un plan más amplio que preparan conjuntamente el Ayuntamiento de Sevilla y la Delegación del Gobierno en Andalucía desde el pasado jueves para proteger la ciudad. Es un dispositivo que fue anunciado el pasado martes por el alcalde, Juan Espadas, y que será aprobado por la junta de seguridad local (órgano en el que participan Ayuntamiento, Gobierno de España y los distintos cuerpos de seguridad) en los próximos días.

Ese plan implicará el blindaje de otras calles peatonales y zonas de máxima afluencia turística de la ciudad. El Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno guardan máxima discreción sobre las medidas concretas porque consideran que no es conveniente «dar pistas al enemigo».

Pero, en cualquier caso, mientras se produce esa reunión, seguirán actuando en las zonas de máxima prioridad. Según fuentes municipales, hoy se instalarán dispositivos de protección en otras zonas. Habrá un nuevo encuentro y los agentes de Policía decidirán cuáles son las zonas más urgentes a custodiar. Luego se decidirá el modelo de protección ya que las barreras pueden ser de distintos tipos. Y finalmente se procederá a la instalación de esas barreras o se tomará otra decisión.

Entre las medidas que comenzarán a tomarse estos días están las barreras físicas. Además de los maceteros, también se estudia la colocación de bolardos u otro tipo de soportes. Igualmente el alcalde ya anunció que también habrá mayor presencia policial con más coches patrullas y más agentes por la calle.Ese refuerzo de los efectivos, que ya se está notando por las zonas de más afluencia turística, implicará en cualquier caso, un gasto adicional como ya aseguró el propio alcalde.

Se está realizando un análisis zona a zona para decidir lo más idóneo para cada calle. Tanto elAyuntamiento como la Delegación del Gobierno insisten en pedir cautela pero la rapidez con la que están actuando, sin esperar a la reunión de la junta de seguridad local, pone de manifiesto la necesidad de esa protección.