ABC

Intervienen 5 toneladas de alimentos caducados y en mal estado

El Seprona ha intervenido en Los Palacios cinco toneladas de alimentos sin registro sanitario en un almacén de distribución que vendía a tiendas de Sevilla, Utrera, Alcalá de Guadaira y Dos Hermanas. Los agentes han detenido al dueño del almacén, que carecía además de licencia municipal de apertura y sin condiciones higiénicas suficientes, según la Benemérita.

SEVILLA. A.M.M.
Actualizado:

En total se han intervenido 5,6 toneladas de productos alimenticios sin registro sanitario. Algunos de los alimentos se encontraban caducados y otros en mal estado. Los alimentos han sido intervenidos en un almacén de distribución de Los Palacios, que carecía de licencia municipal de apertura, según informó el Instituto Armado. El almacén de distribución abastecía a tres tiendas de Sevilla, una de Utrera, otra de Alcalá de Guadaira y una última de Dos Hermanas, donde también se retiraron algunas partidas.

La Guardia Civil ha detenido además al propietario de estas instalaciones, M.T.R., de 45 años y vecino de Los Palacios, como presunto autor de un delito de falsedad documental —por emplear un registro de sanidad falso— y contra la salud pública —por distribuir alimentos sin controles sanitarios—.

El género incautado lo componen 950 kilos de pechugas de pollo, 1.500 de pechugas aliñadas, 540 de pechugas rellenas de jamón y queso, 400 kilos de pechugas de pollo empanadas, 16 kilos de salmón ahumado caducado, 755 kilos de queso, 864 kilos de jamón deshuesado y 24 kilos de pimientos fritos.

En la nave, el Seprona precintó además dos máquinas industriales de freír, una cortadora industrial, una báscula, dos picadoras, una aliñadora industrial, dos cortadoras, una carretilla elevadora, dos empanadoras y una cinta transportadora.

La actuación surgió cuando la Guardia Civil de Los Palacios detectó que en el interior de una nave existían distintas máquinas y sistemas de envasado para productos alimenticios elaborados, «que no cumplían las normas exigidas para este tipo de actividades». El Seprona de la Comandancia de Sevilla realizó una inspección en la citada nave, en compañía de los veterinarios de la zona. De este modo, se comprobó que la actividad carecía de licencia de apertura. Tampoco poseía el registro sanitario que debe autorizar el envasado de alimentos, ya que el que se empleaba correspondía a una segunda empresa —también del detenido— que está de baja. El Seprona inspeccionó otros establecimientos de Sevilla, Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra y Utrera, que se abastecían de la industria de Los Palacios.