Exámenes de selectividad
Exámenes de selectividad - ABC

Notas Selectividad Andalucía 2018Irene, la nota más alta de Selectividad, compaginó Bachillerato y el Conservatorio de Música

Ha sacado un 13,7 y es hija de dos profesores de Historia. Estudiará el doble grado de Física y Matemáticas.

SevillaActualizado:

Se llama Irene Prieto Rodríguez, cumplió 18 años el pasado mes de abril, estudia en el Instituto Velázquez de Sevilla y ha sacado la nota más alta de Selectividad entre los que se han examinado en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla estos días.

«Estoy muy contenta de ver que el esfuerzo durante el curso ha merecido la pena», dice sorprendida tras recibir la llamada de ABC. En su caso la alegría es merecida. Ha obtenido un 13,7 en la prueba de acceso a la universidad. Ha cursado Bachillerato Científico con química.

Y tiene la intención de estudiar el doble grado de Física y Matemáticas, la misma titulación que el pasado año puso las notas de corte más altas de Sevilla. Ha elegido esa carrera porque, siempre le gustó y porque se enteró que era una combinación muy buena «que te abre muchas puertas». Y durante la etapa universitaria piensa irse algún curso de Erasmus.

¿Su secreto? Trabajo y constancia. «Hay que trabajar desde el principio y no dejar las cosas para el último día», admite. Y también tomárselo de forma tranquila y «no agobiarse demasiado». Hacerlo poco a poco. Pese a ello se puso «muy nerviosa» el día del examen de Selectividad aunque no eligió el problema de Matemáticas que llevaba una errata. Se decantó por la otra opción.

Su forma de trabajar es muy organizada. Cada día decide los temas que tiene que aprenderse y le dedica el tiempo que necesita para ello. Porque hay temas que necesitan más tiempo que otros.

De hecho, según dice, Irene no sólo se ha dedicado este año a estudiar 2º de Bachillerato en Sevilla. También ha sido capaz de compatibilizarlo con acabar el Conservatorio. Y lo ha llevado todo para adelante. «Hay días que no tenía tiempo para estudiar», confiesa. Aún así sacaba siempre las notas más altas de la clase.

Sus padres, aunque todavía no ha podido hablar mucho con ellos porque están trabajando, se han puesto muy contentos. Aunque sea la «oveja negra» porque ambos son profesores de Historia, confiesa bromeando y admitiendo que en su familia son todos de letras. Está algo apabullada porque su teléfono no para de sonar y aún no ha pensado qué pedirle a sus padres como regalo por esas notazas.

También dice tener tiempo para salir con sus amigas. Aunque menos en época de exámenes. Queda con sus amigos los fines de semana. Al fin y al cabo, admite que se puede ser a la vez lista y divertida. Y no tiene novio...