Fotograma del viideoclip de la campaña Muchas más veces - ABC
Día Internacional de la Tartamudez

Isidoro Ruiz: «Si no superas el miedo a las burlas, no puedes superas la tartamudez»

En España se estima que hay cerca de 500.000 personas con esta alteración del lenguaje

ANTONIO PERIÁÑEZ
SEVILLAActualizado:

La tartamudez es un trastorno del ritmo del habla caracterizado por frecuentes repeticiones o prolongaciones de sonidos, sílabas o palabras. Según las últimas investigaciones en genética, neuroimagen y coordinación motora, las casuas de esta alternación del lenguaje se pueden deber a un problema de integración de los circuitos neurológicos.

La logopedia de hoy puede afirmar que la tartamudez tiene una base neurológica y no es originada por factores externos ni psicológicos. También se sabe que muchas personas que tartamudean podrán tener una predisposición genética.

Isidoro Ruiz es uno de los muchos española que ha tenido que convivir con esta alteración en el habla desde pequeño. Este sevillano de 44 años asegura que hace tiempo que perdió el miedo a hablar, a relacionarse con gente nueva, aunque «no puedo olvidar mi último año un BUP. Yo era el tartaja de la clase, y los demás chicos pedían que leyera en clase para reirse. Pero eso ya pasó, y lo he superado gracias a la Fundación Española de la Tartamudez».

Isidoro Ruiz cantando en el videoblip
Isidoro Ruiz cantando en el videoblip - ABC

Según Isidoro, en la niñez y en la adolescencia la mejor ayuda es la del logopeda. Ya de adulto, también tuvo que acudir al psicólogo, «porque buena parte está en la mente de la personas, en la manera en la que encaramos la situación». Sin embargo, el cambio real, tanto a la hora de expresarse como en las relaciones sociales, llegó de la mano de esta fundación cuando comenzó a relacionarse con gente en la misma situación, asegura Ruiz.

De hecho, ha perdido por completo el miedo a la burla o el ridículo, incluso se atreve a cantar y rapear en la campaña #MuchasmásVeces que acaba de lanzar por las redes sociales la Fundación TTM. Un acto de valentía para dar visibilidad a un colectivo, demasiado marcado por el chiste fácil y el desconocimiento general de la población.

Junto a Isidoro, Helena Saenz también se arranca a cantar del tirón, sin complejos ni miedos, porque como dice ella «tenemos que perder la vergüeza».

Miembros de la Fundación Española de la Tartamudez durante la grabación del videoclip - ABC

Helena afronta la vida con optimismo y entusiasmo, a pesar de que hay situaciones en la vida de una persona con tartamudez que son realmente difíciles, como una entrevista de trabajo. «Cuando te enfrentas a un proceso de selección para conseguir un empleo, tienes que demostrar aún más valía que resto, simplemente porque eres tartamudo» explica esta sevillana, fisioterapeuta de profesión.

Helena Saenz en un cartel de la Fundación TTM
Helena Saenz en un cartel de la Fundación TTM

«Recuerdo que una vez no me renovaron el contrato en un trabajo que tuve porque decían que no daba buena imagen» comenta Saenz, con una mezcla de resignación e incredulidad ante las situaciones que le ha tocado vivir. Y añade que «lo único que necesitamos es un poco más tiempo, que nos dejen terminar las frases».

Tanto Helena como Isidoro han aprendido a relacionarse, sin temer a la reacción de la otra persona. Ya lo han superado. Pero no todos lo consiguen, y es que según la Fundación TTM, el 84% de los adultos con tartamudez tiene dificultades para hacer nuevos amigos.