Agua Mágica, atracciones acuáticas en el parque temático sevillano
Agua Mágica, atracciones acuáticas en el parque temático sevillano - J.M. SERRANO

Isla Mágica se recupera de la crisis aumentando sus ingresos y visitas

El parque temático sevillano incrementa un 14% su cifra de negocio hasta alcanzar los 11,9 millones de euros

SEVILLAActualizado:

De la mano del grupo francés Looping South Europe, la recuperación económica parece estar llegando también a Isla Mágica tras años de caída libre. Si en la temporada 2016 las cuentas del parque confirmaban un incremento de los ingresos del 14% y un aumento de los visitantes en un 4,5%, las previsiones para este año son optimistas, ya que sus gestores esperan alcanzar un 7% más de visitas, según Guillermo Cruz, director general del parque temático, cuyo accionista mayoritario es Looping tras hacerse con el 82,9% que tenía CaixaBank.

Según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil por Isla Mágica, el parque temático sevillano comenzó su recuperación en 2016, cuando sus ingresos pasaron de 10,4 a 11,9 millones de euros, es decir, casi 1,5 millones más. De los casi 12 millones de euros de ingresos, 7,7 millones fueron por venta de entradas y 4,2 millones por restauración, tiendas o alquiler de espacios públicos. ¿Qué ha pasado para que se invierta la tendencia? Según Cruz, «la cifra de negocios aumentó porque vino más gente que gastó más dinero, a lo que se suma una contención del gasto». En la temporada 2016 se recibieron 700.000 visitantes, un 4,5% más que el año anterior. Este año, el parque esperar cerrar la temporada 2017 con un 7% más de visitas, hasta alcanzar las 749.000.

En la buena evolución del parque ha tenido mucho que ver la recuperación económica y el nuevo atractivo que ofrece desde junio de 2014: Agua Mágica, atracciones acuáticas que han logrado que en verano el parque no quede desierto por las altas temperaturas. «Agua Mágica ha cambiado la tendencia de visitantes en la época estival y, por supuesto, la cuenta de resultados», añade Guilermo Cruz. La entrada a Agua Mágica cuesta 7 euros, al margen del tique de acceso al parque temático (29 euros los adultos y 21 euros los niños).

Tres mil pases más vendidos

Agua Mágica puede explicar también que en un solo año el parque haya logrado vender 3.000 pases más de temporada, pasando de 14.000 a 17.000. Cada pase de temporada cuesta 89 euros a los adultos y 45 euros a los niños.

El año anterior, el parque invirtió un millón de euros en la atracción Capitán Morgan y reconstruyó la Fragata que se incendió el año anterior. Este año ha invertido otro millón de euros, la mayor parte ha ido a parar a la ampliación de Agua Mágica.

El parque ha reducido también sus pérdidas en casi un 50%, al pasar de 2,3 a 1,2 millones de euros. Sin embargo, las amortizaciones del parque son tan elevadas (2 millones de euros en 2016) que es difícil que alcance un resultado neto positivo. De hecho, Isla Mágica tiene activos valorados en más de 100 millones, de los cuales ya tiene amortizados 23 millones. Por ello, el director general de Isla Mágica hace hincapié en el resultado operativo o Ebitda (antes de gastos financieros y amortización), «que en 2016 fue positivo, superando el millón de euros y este año aumentará en un 4,5%».

Además, el resultado neto también se lastró debido a que el parque abonó en 2016 gastos financieros por más de 1,5 millones de euros, correspondientes a un préstamo Jessica de la Comisión Europea y el Banco Europeo de Inversiones con el que pagaron parte de la construcción del parque acuático, que costó 6 millones de euros.

Más trabajadores

La mejora de sus ingresos también incidió en el período medio de pago a proveedores, que pasó el pasado año de 104 a 58,7 días, según sus cuentas anuales. Una mayor actividad económica propició además una mayor contratación en Isla Mágica, que incrementó en casi 30 personas su plantilla.

Sin embargo, los duros años de la crisis han dejado una cicatriz importante en las cuentas de Isla Mágica, que acumulan 12 millones de pérdidas. Sus fondos propios han pasado de 10 a 8,7 millones, lo que hace prever una próxima ampliación de capital.

En 2013, CaixaBank se deshizo de Isla Mágica traspasando su 83% al grupo galo Looping Group. CaixaBank entregó incluso a Looping dinero para hacer inversiones y le «regaló» la deuda bancaria que Isla Mágica tenía pendiente de pago por 21,3 millones de euros. Ahora ese montante ha crecido hasta los 26 millones de euros debido a los intereses porque Isla Mágica aún no ha comenzado a pagar esa deuda a Looping.

Deuda de 26 millones de Isla Mágica con Looping

El parque y la sociedad dominante acordaron en 2013 que se pagaría en diez años pero con una cláusula decisiva: «Looping se compromete a no requerir pago alguno que pudiera colocar a Parque Isla Mágica en una situación de imposibilidad para hacer frente a sus obligaciones», por lo que no es exigible a corto plazo. Todo parece apuntar a que Looping convertirá esa deuda en un préstamo participativo, incrementando el valor patrimonial del parque de cara a una futura venta.

Con la mejora de resultados, Looping quiere expandirse por Andalucía y está explorando las posibilidades que tiene de adquisiciones, sobre todo después del revés sufrido en su intento por quedarse —junto con City Sightseeing— con el acuario de Sevilla, ya que el Oceanográfico de Valencia se le adelantó y cerró en julio un preacuerdo de compra.