José Elías Bonells
José Elías Bonells - M. J. LÓPEZ OLMEDO
jardinessinfronteras.com

José Elías Bonells: «En las calles de Sevilla antes los naranjos se podaban, no se recortaban como ahora»

Experto en Jardinería, apuesta por la creación de un patronato para la conservación de los Jardines Históricos BIC de la ciudad

SEVILLAActualizado:

José Elías Bonells es un apasionado de la jardinería. Diplomado en la Escuela de Jardinería Nicolau Mª Rubio Tudurí de Barcelona, fue hasta el año 2004 adjunto a la jefatura del servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla. Nacido en la Colonia Güell (junto a Barcelona) ha escrito numerosos libros y artículos sobre jardinería, es experto en flora ornamental y edita su propio blog Jardinessinfronteras.com, que creó al cumplir los 82 años.

Su primer blog a los 82...

Cuando la sociedad nos considera innecesarios en nuestra vida laboral, los que gracias a Dios todavía nos consideramos útiles, nos impulsa el amor al trabajo que hemos realizado y creemos que es de utilidad expresar nuestras experiencias y continuar formándonos para estar al día de lo que sucede en el mundo de nuestra profesión. Los años no son motivo para rendirse.

¿Qué pretende con este blog?

Poner a disposición de todos los que lo siguen mis experiencias y fracasos durante los años que he estado con responsabilidades al frente de una vocación de servicio a la comunidad en el lugar que la vida me ha colocado. Mi constante ha sido hacer lo que se podía, no siempre lo que se debía, con conocimiento de lo que se hacía en otros países con problemas similares a los nuestros. Una puesta al día continua que es lo que sigo pretendiendo en el blog, ocupándome muchas horas para mí de diversión y estudio. Carezco de tiempo para satisfacer todo mi interés en conocer o investigar más sobre los temas que quiero abarcar en el blog.

¿Tiene jardín? o en casa del herrero...

Si te refieres a jardín propio no, nunca lo he tenido, provengo de una familia de agricultores y mi jardín ha sido siempre el campo y la naturaleza. Desde que llegué a Sevilla vivo en un piso alquilado y las pocas macetas que existen las cuida mi mujer. Mis jardines han sido todos los de Sevilla que he considerado como míos y los muchos que he visitado y visito continuamente en ellos me encuentro como en mi propio jardín. Sus problemas son mis problemas.

J. Elías Bonells
J. Elías Bonells - M. J. LÓPEZ OLMEDO

¿Cuál sería su jardín preferido de Sevilla?

Para mí no hay jardines preferidos, desde el modesto patio de una casa de vecinos, hasta el más esplendoroso jardín de una casa palacio, del Parque de María Luisa a los jardines de cualquier barriada de la ciudad me ofrecen el mismo respeto, todos tienen algo que admirar cada uno en el destino que la ciudad los ha ubicado. No por ser más pequeños carecen de menor importancia. Todos son bellos para disfrutarlos en cualquier época del año.

¿Y del mundo?

He tenido la suerte de visitar muchos y magníficos jardines a través de viajes privados y de, asociaciones, con la asistencia a congresos nacionales e internacionales y han sido muchos mis jardines preferidos desde Monet a Burle Marx, desde las villas italianas a los jardines paisajistas ingleses o nuestros jardines históricos, jardines mediterráneos o pazos gallegos etc. Pero hubo uno en particular que me llamo mucho la atención, Le Vasterival un jardín privado de 14 hectáreas en Normandía, creado por la princesa Sturdza, quien logró aclimatar más de diez mil plantas venidas de todo el mundo, en su jardín, meticulosamente cuidado, minuciosamente planificado con la pasión de un «savoir faire» que impresionaba. Las innumerables plantas ubicadas correctamente según sus necesidades presentaban un admirable aspecto, quedó grabado en mi mente la perfección de este jardín. No era un jardín majestuoso, era un jardín de alguien que entendía el comportamiento de las plantas y la naturaleza para conseguir sacarles el máximo provecho paisajístico. Este jardín establece las normas que todos los jardineros debería tener como objetivo, pero pocas universidades enseñan.

¿Y su planta preferida?

Para quien ama la naturaleza no existen plantas preferidas desde la humilde violeta hasta la más exuberante orquídea, los amantes de las plantas tenemos la virtud de que todas merecen el mismo respeto, sus condiciones en el lugar que ocupan no les dan ninguna preferencia, magníficos son los lirios en el campo y los ciclámenes en la Plaza Nueva. Los amantes de las plantas las preferimos todas, porque establecemos diálogos con las mismas, «qué bien estás», «qué poco te falta para florecer», o «qué mal te tratan», «¿tienes sed?». Es sentido figurativo por supuesto, nuestra locura no llega a este extremo. Nuestra pasión mantiene un diálogo constante con la naturaleza.

¿Consideraría la Alameda una zona ajardinada?

La Alameda de Hércules situada en el centro histórico de Sevilla, por su antigüedad (1574) se clasifica como el más antiguo jardín público de España y de Europa. Maltratada en sus reformas quedan pocos vestigios de su historia y ninguno de sus jardines que ahora se han empeñado en convertirla en una fresneda al replantar fresnos en vez de álamos en la misma.

De la última desgraciada reforma, me quedo con la sustitución de los olmos por almeces que en poco tiempo presentan un aspecto esplendoroso y ofrecen la sombra que necesita el paseo, lástima que no se hayan conducido de jóvenes dándoles las atenciones necesarias pensando en su futuro. Sevilla no ha sabido revalorizar el pasado histórico de su más antigua alameda.

¿Cómo es el suelo de Sevilla para el crecimiento de plantas y árboles? ¿Se abona lo suficiente?

Sevilla cuenta con un clima excepcional y un suelo diverso para el crecimiento de las plantas. tanto uno como el otro influyen en la elección de las plantas adecuadas en cada caso, la sostenibilidad de las plantaciones no se basa en la aplicación de abonos como en los cultivos agrícolas, en los jardines debe prevalecer el compostaje de las materias orgánicas recicladas para mantener los suelos en un buen estado de fertilidad. Si así se hace los suelos no se degradan.

¿Existe en la actualidad personal suficiente para el buen cuidado de nuestros jardines en Sevilla?

Sevilla ante la ampliación de las superficies de zonas verdes ha caído en la dinámica de utilizar empresas de servicios para el mantenimiento de sus espacios verdes, congelando las plantillas municipales que eran las que antes desarrollaban esta labor, la congelación de esta plantilla y la ampliación de superficies ha propiciado que en la actualidad la mayor parte de los jardines estén conservados por empresas a las que se les ha confiado últimamente la conservación de un 70 ó 80 por ciento de las zonas verdes en varios sectores de la Ciudad. El problema a mi modesto entender, no es el número de personal dedicado a estas labores sino la profesionalidad y rendimiento del mismo en un sistema de gestión para hacer sostenible el mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad y las que se proyecten en el futuro. No olvidemos que Tablada está a la espera, como la última oportunidad.

Esto sería muy largo de puntualizar y merecería tomar decisiones consensuadas entre los diversos actores, políticos, técnicos y ciudadanos, para conocer el personal necesario para la sostenibilidad de todos los espacios verdes de la ciudad a un mismo nivel de conservación.

¿Qué se podría haber hecho en San Lorenzo para que no hubiese que haber talado los árboles?

Los arboles de la Plaza San Lorenzo no han sido plantados ni ayer, ni antes de ayer, cumplen más de cien años de historia. Los árboles no son eternos, Sevilla padece la existencia de muchos árboles casi centenarios en sus calles, los de San Lorenzo no son una excepción. Los platanus x hybrida de nuestra ciudad padecen una plaga especifica en la capital, que aconseja no plantar más plátanos x hybrida que a la larga serán un problema y retirar los que se consideran peligrosos.

El no tratamiento adecuado de estas plagas acrecienta la decrepitud de estos árboles que en un plan de gestión demográfico de sustituciones deben ser renovados paulatinamente. El mantenimiento de estas especies en paseos, calles o plazas históricas es un tema a discutir en la gestión futura del arbolado viario.

Personalmente las replantaciones efectuadas con parasoles de China en la plaza, no me han parecido un acierto. Las plazas históricas deben conservar su arbolado histórico, no improvisando su renovación sino en un plan viable organizado de gestión. Las esbeltas palmeras de la plaza también han desaparecido atacadas por el picudo rojo.

¿Existe la poda drástica a en Sevilla?

Has tocado mi punto débil, desde hace tiempo estoy llevando a cabo una una campaña en mi blog, en WhatsApp y en Facebook en contra la masacre que están sufriendo los que tradicionalmente han decorado nuestras calles en la ciudad. Me llaman ciudadanos indignados porque los están cortando en plena floración con el azahar en el árbol, otros por la reducción de sus copas recortándolos en bola en forma de «Chupa Chups» o achatándolos a la mitad de su porte natural, Las malas lenguas dicen que al no tener valor las naranjas y tener que recogerlas el Ayuntamiento, si se reduce el azahar hay menor frutos y el trabajo de recogida es menor.

Hay centenarios que han sufrido estos cortes injustificados en calles antiguas de la ciudad, donde antes los naranjos se podaban, no se recortaban como ahora. Se que se ha abusado de plantación de en calles estrechas, donde además pasan los desfiles procesionales y que los si no se recortan impiden el paso.

Los naranjos precisan podas de formación cuando son pequeños y de mantenimiento cuando han alcanzado su mayor desarrollo. Las podas bien ejecutadas les son beneficiosas. Pero los recortes con motosierras y cortasetos son prácticas que hay que erradicar para mantener donde sea posible en su porte natural, ofreciendo el azahar y las naranjas que tanto aprecian los sevillanos y todo aquel que nos visita.

Sevilla es la ciudad del mundo que con 37.000 unidades tiene más plantados en las vías públicas de la ciudad. Al igual que otros árboles tiene sus plagas específicas que hay que combatir para que éstos presenten un estado saludable y no produzcan molestias a los ciudadanos. Sevilla tiene un olor especial en primavera y la decoración de sus frutos en otoño.

Existe la leyenda de que en esta ciudad cada año la poda llega tarde...

No es una leyenda, es una realidad, al no haber existido un plan de gestión del arbolado viario las actuaciones son realizadas esporádicamente con planes poco veraces y algunos hasta desafortunados, más que nada atendiendo las peticiones de los ciudadanos. Cortar ramas a un árbol no es podar, podar es un arte que beneficia al árbol que lo necesita cuando se practica adecuadamente y esto lo enseñan en las escuelas.

Ahora, según estoy informado, se ha dotado económicamente un plan para atender exclusivamente el arbolado de duración de cuatro años más dos de prórroga con la exigencia de que se lleve a cabo a través de profesionales acreditados, lo que supone una garantía en la ejecución de los trabajos y con criterios modernos de actuación. Confiemos que esto sea así. Hasta ahora las podas han sido un desastre la mayoría de las veces. No todos los árboles que se podan corresponden a actuaciones municipales, muchos son realizados por comunidades y asociaciones privadas con desafortunadas actuaciones que inciden el paisaje urbano.

Y me dirás, «¿antes que se hacía?», se hacía lo que se podía, pero no lo que se debía, los presupuestos no daban para ello.

¿Cree que los árboles se caen por un mal cuidado o que es inevitable? ¿De quién sería la responsabilidad cuando se caen las ramas?

El responsable de los daños ocurridos por la caída de árboles o ramas es el propietario del árbol según el Código Civil. La gestión del arbolado público en los jardines y el viario es del Ayuntamiento que es quien debe conservarlos en el mejor estado aplicándole en cada momento las técnicas adecuadas para que estos no sean un peligro en los espacios públicos. Por el contrario, en Instituciones, calles, urbanizaciones y jardines privados el responsable será el propietario del enclave donde están situados y su conservación les corresponde a ellos.

El riesgo cero no existe, pero un arbolado bien gestionado y conservado, en condiciones meteorológicas adversas, no debe ofrecer ningún peligro al ciudadano.

¿Qué solución ve al picudo rojo? ¿acabarán muriendo todas las palmeras?

Los daños acontecidos por la extensión de la plaga del coleóptero (Rhynchophorus ferrugineus), picudo rojo nos cogió de sorpresa, se han probado varios sistemas para controlarlo, miles de palmeras han muerto en todo el territorio nacional, los esfuerzos científicos para combatir la plaga han dado sus frutos. Las Islas Canarias han conseguido erradicarlo, Sevilla ha controlado en parte la destrucción de sus palmeras, pero la lucha debe continuar hasta su total erradicación. Hay que ser constantes en tratamientos preventivos para erradicarlo. El control debe ser continuo. Ante el cambio climático estamos expuestos a la introducción de nuevas plagas que antes se desconocían.

¿Es cierto el tópico de que hay quienes podan los árboles bajo sus balcones en ciertas zonas para ver mejor los pasos de Semana Santa?

Verídico, aunque son casos puntuales.

¿Por qué se poda tanto cuando llega la Feria en el real? ¿Siempre ha sido así?

El Servicio de Parques y Jardines renunció a podar los árboles de la Feria por disparidad de criterios con la Delegación de Ferias y Festejos. Ellos defendían que los árboles no impidieran la contemplación del alumbrado artístico que colocan en el real y el Servicio de Parques que hubiera sombra en las calles del ferial para los ciudadanos que disfrutan del paseo de caballos. Desde entonces la Delegación de Ferias y Festejos es la que corta a sus necesidades los árboles del real. Ya ves que digo corta, no poda, porque no es lo que necesitan los árboles, sino la Delegación.

¿Cómo ve las zonas verdes de la ciudad comparándola con hace 20 años?

En los últimos veinte años las zonas verdes de la ciudad han duplicado su superficie con nuevas incorporaciones a la ciudad que ha tenido que hacer un esfuerzo económico extraordinario para poder atender su mantenimiento, ha acudido a la contratación externa para poder afrontar estas ampliaciones.

Al igual que antes, las zonas verdes de la ciudad adolecen de una restauración continuada de sus plantaciones y adaptación a los usos de los ciudadanos, los jardines están compuestos de elementos vivos en constante transformación que deben ser conservados en su mejor estado vegetativo en todo momento, los trabajos propios del arte de la jardinería para mantener las plantaciones no se realizan en su momento adecuado, por falta de personal algunas veces y otras por desconocimiento, me refiero a podas inadecuadas, abonados, replantaciones por desgastes, actos vandálicos o reposiciones continuadas insostenibles por sus altos costos etc...

La gestión de las zonas verdes en toda Europa ha sufrido cambios importantes, ha tenido que adaptarse a la sostenibilidad económica de las administraciones por una parte y por otra a la mayor ampliación de las zonas verdes actuales y pensando en las futuras. Una jardinería intensiva más adaptada a colaborar con la naturaleza, al uso de especies autónomas, menos exigentes en consumo de energías, el aprovechamiento del agua y al compostaje de residuos cerrando su ciclo biológico al incorporarlos una vez tratados otra vez al suelo.

Debemos conservar más, mejor y con menor costo con técnicas e innovaciones que nos faciliten medios para conseguirlo. Las zonas verdes necesitan planes a corto y largo plazo para reconducirlas a las necesidades, usos y comportamientos de la sociedad actual, pensando en el futuro.

¿Cree que Sevilla es una ciudad con pocas sombras?

Sevilla es una ciudad con sombras, unas desafortunadas actuaciones urbanísticas y de nuevos parques últimamente ejecutados han puesto en evidencia que la ciudad no puede crecer sin estar acompañada por la sombra que nos defienda de las tórridas temperaturas del largo verano que padece la ciudad.

Pero también el sol se agradece en los fríos días de invierno. La orientación de las calles y el uso adecuado de elementos protectores deben ser tenidos en cuenta en cualquier actuación en el tejido urbano de la ciudad. La sombra es un bien preciado en nuestro clima, no la subestimemos.

¿Coincide con el catedrático Enrique Figueroa cuando dice que habría que bajar la temperatura de la ciudad con más árboles?

Los estudios realizados desde hace años por el catedrático sobre la necesidad de crear corredores verdes para la fauna, cinturones verdes en los límites de la ciudad y el campo y utilizar los árboles como sumideros de CO2 ha sido una voz en el desierto, ninguna corporación ha asumido sus estudios para ponerlos en práctica en la ciudad a pesar de las amenazas cada vez mas ciertas de la llegada del cambio climático. La naturaleza es lenta pero impasible.

Las islas de calor en las ciudades no son una falacia, otras ciudades actúan para contrarrestarlas. Los árboles son los mejores parasoles que puede utilizar la ciudad si se saben apreciar los beneficios que diariamente nos aportan para conseguir una mejor calidad de vida en las ciudades.

¿Está de acuerdo con la retirada de árboles de la Avenida, Virgen de Luján,...?

Virgen de Luján se proyectó sin árboles, después se le añadieron cuando la obra ya estaba en marcha en aquellos huecos que era posible, era la época que el coche era el dios de oro a adorar, toda la ciudad se proyectaba pensando en el coche.

El árbol correcto, en el lugar correcto, esta es la teoría y si no se puede plantar no se planta, a veces es la decisión más acertada.

¿Cuál es para usted la mejor sombra de Sevilla?

Aquella que se disfruta encontrándote solo bajo la copa de un árbol leyendo un libro y escuchando el murmullo del agua de una fuente cercana. Entiéndase la Plaza de Doña Elvira sin el mercadeo actual de las industrias de restauración ni la saturación de turistas. Melancolía, no, calidad de vida, que se disfrutaba en Sevilla.

Hoy sin duda cualquier parque donde se pueda disfrutar de la sombra y el silencio. Pero mucha gente prefiere la sombra de las barras de los bares, hay gente para todo.

¿Cambiaría algunas de las especies de árboles para evitar las alergias?

Los árboles alergógenos deben ser evitados en las plantaciones en los parques y calles de la ciudad, para ello hay que tener un estudio científico de aquellos arboles que en tu ciudad pueden producir alergias. No todos los árboles en todos los lugares producen las mismas alergias influyen muchas circunstancias que deben ser tenidas en cuenta.

Entre los arboles seleccionados para su plantación en la ciudad no deben figurar aquellos que pueden producir alergias u otro tipo de molestias al ciudadano.

José Elías Bonells
José Elías Bonells - M. J. LÓPEZ OLMEDO

¿Qué opina del estado del Jardín Americano? ¿Y de las zonas verdes que desaparecieron de la Expo?

No me referiré a todas porque tendríamos que escribir un libro, solo me referiré a dos: el Jardín Americano y los Jardines del Guadalquivir, que son mis rutas de paseo, porque ya sabes que cuando somos mayores nos hacen pasear todos los días, yo elijo los jardines para pasear.

Una obra inédita en la historia de la introducción de plantas en España, la «Operación Raíces» en la que intervinieron el comisario general de la Expo, catedráticos de la Universidad, embajadores solicitando plantas de países americanos para la creación del Jardín como una pieza del certamen universal. Fue una locura, recepción de plantas identificación de especies y ubicación en el jardín por entusiastas biólogos y jardineros. Durante la Exposición fue un éxito cultural poder contemplar las plantas que habían enviado desinteresadamente: más de 619 especies la mayoría desconocidas en nuestra ciudad en lo que se denominó Jardín Americano.

Finalizó la Exposición Universal de 1992 y se inició la más vergonzosa actuación de las entidades responsables de su mantenimiento, nadie quiso hacerse cargo de mantener esta joya botánica que tanto había costado conseguir, un hito en la importación de plantas de carácter nacional, nadie hizo nada para que, en el más triste abandono, se perdieran muchas especies y se deterioraran las instalaciones. Hubo un intento a los 14 años de su abandono para recuperarlo, pero fue un nuevo fracaso, han pasado 26 años y su futuro es todavía incierto.

Un jardín de especies americanas abandonadas a su mejor suerte, muchas han desaparecido, nadie se ha preocupado de reproducir el material vegetal enviado y el jardín aparece a pesar de los esfuerzos que esta realizando el Ayuntamiento en un estado lamentable y lo peor es que figura en las guías turísticas de la ciudad.

Con fondos Feder se realizó un proyecto de recuperación que sirvió para instalar un carril bici y una pasarela magnífica, eso sí, sobre el río, por cierto, que la están espoliando sustrayendo piezas de la misma, pero el jardín siguió en el mismo estado de abandono después de gastarse 8 millones de euros. No hubo dinero para el jardín que era el principal motivo del proyecto, la historia total sería muy larga de contar.

Como joya de la corona se ofrecieron a la ciudad una vez finalizada la Expo los Jardines del Guadalquivir, que el Ayuntamiento pasados veinticinco años todavía no ha digerido, veinticinco años de abandono en espera de que restaurados se pongan a disposición de los ciudadanos con las garantías de seguridad y de un buen uso de todas las instalaciones ahora obsoletas. Lo anunciamos en su tiempo y nos tacharon de agoreros, el expolio y el abandono estaban asegurados. Ahora lleva un mes cerrado sin que en las entradas se indique el porqué.

¿Qué se podría hacer con el foso de la Universidad?

Por supuesto que había que tenerlo siempre limpio y conservarlo como foso, que es lo que ha sido toda su vida.

¿Le parece solución acertada para arreglar el acerado levantado por las raíces la tala de los árboles?

Para arreglar los acerados no hay que cortar los árboles. Cuando se corta un árbol en una calle hay que arrancar las troncas, retirar las raíces de árbol cortado, realizar la apertura de adecuada del hoyo para el nuevo árbol, sustituir las tierras excavadas y plantar el árbol adecuado a la calle en función del espacio subterráneo y aéreo que dispone y a partir de este momento conservarlo. El arreglo del acerado se realiza después de haber realizado la operación de plantación.

El levantado de acerados por las raíces de los árboles no es culpa de los árboles, puede ser de una mala calidad de los acerados, una mala plantación del árbol en su momento la extensión de las raíces buscando el agua que no se le ha facilitado etc...

¿Es una agresión para las zonas verdes las constantes ferias o mercadillos como ocurre en el Prado de San Sebastián?

En todos los jardines se pueden realizar actividades que estén acorde con la categoría del Jardín. El Prado de San Sebastián está preparado para la celebración de toda clase de certámenes y exposiciones siempre que no molesten a los ciudadanos, en su explanada central.

Los deterioros que se producen en el jardín deben ser asumidos por los organizadores de las actividades. El Ayuntamiento debe rechazar actividades que no estén de acuerdo con las características del jardín y las molestias que puedan producir y exigir una fianza para sufragar los gastos en caso de que se produzcan deterioros, que los hay en el jardín el Ayuntamiento cobra loa impuestos, pero no repara los daños que cada vez son mayores.

¿Si tuviera presupuesto, en que jardines lo invertiría y por qué?

En la recuperación de los jardines existentes para que presentaran un aspecto digno de la ciudad, Jardines de Murillo, Paseo de Colón, Jardines de Cristina, Jardines del Prado de San Sebastián, Plaza Nueva, Parque de María Luisa, Parque de Amate, Parque de los Príncipes y así muchos otros. Poner a punto los jardines de la ciudad es una asignatura pendiente.

Nos conformamos en verlos abandonados o faltos de conservación, y esto no es así, los jardines deben estar continuamente en periodo de revista. Son puntos turísticos estratégicos de la ciudad que ofrecen una mala imagen como capital turística de Andalucía.

¿En qué orden necesitarían cuidados los jardines de Sevilla? (prioridades de actuación).

La creación de un Patronato o Instituto que aun perteneciendo al Servicio de parques y Jardines tenga autonomía propia para la conservación de los Jardines Históricos BIC de la ciudad. Incrementar el personal dedicado a la gestión de las zonas verdes de la ciudad. Aumentar los presupuestos dedicados a su conservación sin mejora los medios para gestionarlos para mí es un grave error, se necesitan más técnicos experimentados para controlar la actuación de las nuevas contratas.

El Ayuntamiento debe resolver este problema la ciudad no puede estar en manos de las contratas, las contratas deben estar en manos del Ayuntamiento controlando sus servicios. Un cumplimiento estricto de los pliegos de condiciones que han servido para la licitación de los lotes de conservación exige un control exhaustivo por técnicos especializados.

La formación del personal propio de las plantillas municipales y exigir a las contratas personal debidamente acreditado para realizar los trabajos de jardinería que se les exigen. Participar en toma de decisiones y poner en conocimiento de los ciudadanos, los verdaderos clientes, las actuaciones previstas a corto y largo plazo para las mejoras de sus zonas verdes más próximas. Lo que siempre se ha entendido como Participación Ciudadana, pero efectiva.

Programación de actividades en las zonas verdes de la capital con carácter anual distribuidas en los distintos distritos de la ciudad relacionadas con la naturaleza la flora y la fauna. Potenciar la creación de huertos ecológicos tanto colectivos como escolares en los centros de educación. La redacción de un Plan Especial Verde integrado en el Plan General de Ordenación Urbana de la Ciudad donde se planifiquen los nuevos espacios verdes -Tablada-. Límites de la ciudad y el campo, las zonas verdes del futuro etc. Normas exigibles para la construcción de nuevas urbanizaciones, avenidas, plantaciones de árboles, aprovechamiento de aguas freáticas, estudios de innovación y desarrollo para hacer la ciudad más sostenible sin diezmar la calidad de vida de sus ciudadanos.

Catálogo de árboles monumentales a conservar y proteger de cualquier agresión.

¿Qué especies harían falta en Sevilla?

Ante las previsiones del cambio climático el Ayuntamiento debería establecer un Centro de estudios sobre el Árbol Urbano para prever o luchar contra las enfermedades epidémicas que puedan presentarse. Sobre la elección de nuevas especies adaptadas a las características de cada lugar. Luchar contra la banalización y uniformización del paisaje urbano Solucionar las actuaciones urbanísticas que afectan al arbolado existente.

Programar un plan demográfico de plantaciones y retirada de árboles de la vía publica que en estado de decrepitud ofrecen peligro para los ciudadanos, objetos o cosas.

Informatización de todos los árboles de la ciudad. Con historial de actuaciones llevadas a cabo.