José Manuel Soto
José Manuel Soto - VANESSA GÓMEZ
NOMBRAMIENTO

José Manuel Soto, nuevo embajador de Tabarnia en Sevilla

Su ministro de Deportes, Tomás Guasch, oficializó el nombramiento durante un acto en el restaurante Río Grande

SevillaActualizado:

Para el cantante José Manuel Soto Tabarnia es una forma de «echarle sentido del humor a un tema muy serio, porque el tema de Cataluña es muy serio». Por ese motivo, ha aceptado convertirse en el embajador en Sevilla de Tabarnia, cuyo nombramiento se ha oficializado este viernes en el restaurante Río Grande de Triana.

«Albert Boadella es un genio que está proscrito» en su tierra, señala el cantante sevillano, en referencia a la situación que vive este dramaturgo y rostro más conocido de la región de Tabarnia, donde la presión independentista le ha obligado a marcharse de su comunidad.

Por ese motivo y por la necesidad de tomarse con humor la vida, Albert Boadella se puso al frente de Tabarnia, como rey en el exilio, iniciativa ciudadana catalana que propone crear una nueva comunidad autónoma en una serie de comarcas de Tarragona y Barcelona, con el objetivo de mostrar en tono de broma la locura independentista.

«Boadella ha creado una historia muy divertida y el sentido del humor es algo que descoloca mucho a quien no lo tiene y los radicales de allí no son nada simpáticos, de modo que los saca de sus casillas», explica José Manuel Soto.

Por ese motivo, la iniciativa de los responsables políticos de Tabarnia de distinguirlo como embajador en Sevilla, por «su defensa de la españolidad de Cataluña y su compromiso con la unidad de España», ha contado con la rápida adhesión del autor del tema «Soy español».

El nombramiento oficial se ha producido a mediodía de este viernes en el mencionado restaurante trianero, abarrotado de amigos y simpatizantes de Tabarnia, y estuvo presidido por el ministro de Deportes de Tabarnia, el periodista Tomás Guasch. «Esto está reservado para personas grandes como José Manuel Soto», explicó el periodista.

Así, mediante una solemne ceremonia, el cantante juró su cargo como nuevo embajador arrodillado sobre una bandera de Tabarnia y luciendo otra en su espalda, comprometiéndose a respetar la Constitución de esa comunidad, que «es la misma que la española», puntualizó Guasch, quien lo ungió, en lugar de con una espada, con un afilador de cuchillo de jamón.

Otros compromisos que asumió el cantante sevillano en su nombramiento fueron, entre otros, dedicar el 3% de su tiempo a extender el tabarnismo y promover la construcción de un AVE entre Tabarnia y Jabugo para hermanar el jamón ibérico con el «pan tumaca».

Tras repetir, acompañado de los presentes, «Boadella es mi presidente y nada me falta», se cerró el juramento con todo el público coreando «yo soy español, español, español...».