«La escuela crece», un proyecto del equipo de Recetas Urbanas
«La escuela crece», un proyecto del equipo de Recetas Urbanas - J.G.Pelegrina

La joven arquitectura sevillana también triunfa fuera

Desde 2005, medio centenar de premios reconocen el buen nivel de la arquitectura sevillana, de firmas ya consagradas y de nuevos valores

SEVILLAActualizado:

La arquitectura sevillana no es ajena a la crisis, pero los reconocimientos y premios, muchos de ellos internacionales, recibidos por algunos de sus miembros en los últimos años dan cuenta de su valía. Tan sólo en los últimos diez años, el Colegio de Arquitectos de Sevilla tiene recogidos medio centenar de premios a sus colegiados.

Entre los premiados desde 2005 hasta ahora hay firmas suficientemente reconocidas y otras que, de momento, no lo son tanto. Entre los más reconocidos están Guillermo Vázquez Consuegra, que en estos años ha logrado ocho premios, entre ellos el nacional de Arquitectura, el Ugo Rivolta, el Archizinc y se ha hecho con el concurso internacional para la reforma y acondicionamiento del antiguo Palacio de Justicia de Luxemburgo.

También el equipo formado por Antonio Cruz Villalón y Antonio Ortiz García, con otros ocho reconocimientos, entre ellos el premio a su trayectoria profesional, el Andalucía de Arquitectura 2008 a la proyección internacional y a la modernización de Sevilla o haberse hecho con la reforma y ampliación del Rijksmuseum de Amsterdam (Holanda). Pero también Víctor Pérez Escolano, que logró el premio Fama a la trayectoria en Ingeniería y Arquitectura;Francisco Barrionuevo y José Pradillo, galardonados con el premio a proyectos de Instalaciones Energéticas o Fernando Mendoza, que logró el premio Europa Nostra en 2010.

A esa lista de arquitectos premiados se han sumado en los dos últimos años jóvenes profesionales a los que la situación en España y sus propias inquietudes profesionales ha animado a desarrollar su trabajo más allá de nuestras fronteras, donde no pocas veces han encontrado más respaldo que aquí. Recientemente salía a la luz cómo el equipo formado por Borja Sallago Zambrano y Manuel Pinilla Fernández, sevillanos de 27 y 29 años, y el mexicano Alan Cortez de la Concha, lograban hacerse con el primer premio de un concurso internacional de gran prestigio, el Europan 13 de la ciudad de Espoo en Finlandia, pero ellos no son los únicos.

China, Alemania y Polonia

Obra de Bakpak en Rzeszow
Obra de Bakpak en Rzeszow- ABC

Bakpak es el nombre de un equipo de jóvenes arquitectos formado por José de la Peña Gómez, José M. González, Borja Navarro, José A. Pavón y Myriam Rego que empezó a andar en 2013 con una clara vocación internacional. Han tenido éxito. Sus proyectos han sido seleccionados para transformar espacios urbanos de grandes dimensiones en Guiyan (China), Germering (Alemania) y para construir edificios tan singulares como el diseñado para Rzeszow (Polonia) en el que crean un edificio mixto para uso comercial, hotel y viviendas. También han sido finalistas en el diseño de la ampliación de la sede del Bundesrat en Berlín.

Javier Monge, Héctor Salcedo y Mariem Rodríguez forman Studio Swes, un equipo que empezó a andar en 2012 y en el que estos tres jóvenes arquitectos, en paralelo a sus trabajos individuales, desarrollan su creatividad y presentan sus proyectos a distintos concursos internacionales. Desde 2013 han sido seleccionados en tres concursos de diseño urbano de Alemania y ganado los convocados para ejecutar el nuevo ayuntamiento en Denklingen y el centro de atención turística de Hamburgo. Su propuesta para construir un conjunto de edificios de viviendas con un colegio de primaria integrado para revitalizar un barrio de Graz (Austria) recibió la mención especial en el concurso Europan 12 para arquitectos menores de 40 años. Sus trabajos se han difundido en numerosas publicaciones nacionales e internacionales y han sido expuestos en España, Alemania y Austria.

Creación de Studio Swes en la localidad germana de Hamburgo
Creación de Studio Swes en la localidad germana de Hamburgo - ABC

Integración de colectivos olvidados

Uno de los arquitectos sevillanos cuya labor es más reconocida en los últimos años es Santiago Cirugeda y no porque se presente a concursos, sino por el empeño con el que él y su equipo, Recetas Urbanas, ha apostado por una arquitectura diferente, colaborativa, que busca dar solución con el trabajo participativo y la autoconstrucción a las demandas colectivas que no son atendidas por la administración o están paralizadas por sus trabas.

En sus proyectos, en los que favorece la participación a colectivos olvidados para ayudar a su integración, recicla materiales cuando se puede, ya que, por ejemplo, considera que usar contenedores de mercancías para crear nuevos espacios es contraproducente en una tierra como la nuestra con tanto sol. Cirugeda, que recientemente ha recibido el Premio Global de Arquitectura Sostenible, ha desarrollado trabajos en Europa y en España, aunque aquí se ha encontrado con no pocos problemas.

En Sevilla, parte del edificio aula abierta «La Carpa» ha terminado con trozos en Suecia y Francia, aunque sigue empeñado en sacar adelante varios proyectos, entre ellos uno de autoconstrucción, un aula de convivencia en el Ceip Europa en Dos Hermanas cuya obra de cimentación acaba de empezar y que, con el asesoramiento de su equipo, será construido por alumnos, familiares y vecinos.