Imagen de archivo de un agente de la Policía Local de Sevilla
Imagen de archivo de un agente de la Policía Local de Sevilla - Emergencias Sevilla

Una joven causa desperfectos en un bar de Sevilla, agrede a la propietaria y a agentes de Policía

La detenida ya había estado implicada en unos hechos similares en los que también intervino la Policía Local

SevillaActualizado:

La Policía Local de Sevilla ha detenido a una joven de unos 24 años de edad, acusada de producir presuntamente daños en el mobiliario de un bar, lesionar a la propietaria del mismo y, además, causar lesiones a los dos agentes que la detuvieron.

Los hechos sucedieron pasado el mediodía de este pasado domingo, momento en el que la Policía Local era avisada de que una joven había provocado daños en el mobiliario y agredido a la responsable del mismo cuando ésta le pidió que se calmara.

A su llegada, los agentes se dirigieron a la propietaria del establecimiento, que presentaba un cuadro de ansiedad importante, así como lesiones en un brazo, quien denunció que una joven lanzó parte del mobiliario por los aires, gritando y muy alterada. Según el relato de la mujer, tras pedirle que se marchara la joven comenzó a agredirle.

Tras pedirle que se identificara, la mujer señalada por la dueña del bar se negó en rotundo y se mostró muy alterada, llegando a colocarse en la Ronda del Tamarguillo y cortando el tráfico.

Ante esta situación, los agentes se vieron obligados a retirar a la mujer, siendo «agredidos» por ella. Finalmente, la mujer fue detenida y trasladada hasta dependencias policiales, donde quedó a disposición judicial y fue trasladada hasta un centro médico para que fuese asistida debido al estado de agitación que presentaba.

La detenida, implicada en hechos similares

La mujer, sin embargo, rechazó recibir asistencia médica. Se da la circunstancia de que la Policía Local ya había intervenido con anterioridad en unos hechos similares en los que la detenida también estuvo implicada, si bien no fue necesaria su detención.

En cuanto a los agentes, tras concluir las primeras diligencias, se dirigieron a un centro médico para ser asistidos. También el patrullero resultó dañado ya que durante la detención la mujer llegó incluso a doblar una de las puertas.