Juan Espadas en su despacho oficial - Juan Flores
ENTREVISTA

Juan Espadas: «Seremos prudentes, no pasivos, en la regulación de los apartamentos turísticos»

El alcalde rechaza que exista rechazo al turismo en algunas zonas de la ciudad y dice que se avanzará en su control para que no se convierta en un problema: «El modelo de Barcelona no es el nuestro», dice

Jesús Álvarez/Alberto García Reyes
Actualizado:

Juan Espadas (Sevilla, 1966) afronta su segundo y último mandato «muy contento y oxigenado», tras su victoria en las urnas el pasado 26 de mayo. En su primera entrevista como alcalde electo, asegura que no escurrirá el bulto y se «quemará», si es necesario, en la consecución de las infraestructuras que la ciudad necesita desde hace una década. Espadas se muestra convencido de que cuando deje el Ayuntamiento en 2023 estarán resueltos los proyectos de la Gavidia, Altadis y la ampliación del tranvía hasta Santa Justa (su idea es que llegue hasta las Setas). Y, aunque no depende sólo de él, pronostica que ya habrán abierto zanjas en Sevilla para la línea 3 del metro.

¿Se plantea regular los apartamentos turísticos durante este segundo mandato?

Sí, avanzaremos en su regulación porque ya tenemos más criterio respecto a qué se puede regular, en qué se puede avanzar y en qué no. Los pronunciamientos judiciales arrojan luz sobre esto, pero creo que tiene que haber un marco autonómico más claro que nos dé mayor seguridad jurídica.

¿Los consideran en este momento un problema para algunas zonas de la ciudad?

No lo consideramos como un problema pero somos conscientes de que puede llegar a serlo en el futuro. Por eso debemos planificar su gestión para que no se convierta en un problema como ya lo es en otras ciudades.

¿Contemplan normativas restrictivas en la línea de las de Barcelona?

Ése no es nuestro modelo porque no es la misma situación, afortunadamente. Aquí no hay turismofobia, una palabra que no me gusta. Estamos hablando de una iniciativa de propiedad privada que los tribunales protegen. Innovar en el ámbito legislativo hay que hacerlo sabiendo que luego un juez dirá si te has excedido en tus competencias o has invadido derechos ajenos. Hay que ser prudentes, no pasivos. No se pueden hacer experimentos con gaseosa.

¿Se mantiene en sus trece de implantar una tasa turística en Sevilla?

Estoy a la espera de que haya Gobierno de nuevo para volver y plantear que, en virtud de la reforma de la Ley de Haciendas Locales, una ciudad turística como Sevilla pueda tener tributos propios ligados a esta actividad.

¿Un euro por cada noche en Sevilla?

Sí, aunque lo importante no es tanto el dinero como el concepto. A mí me vale el modelo de Lisboa.

La limpieza de Sevilla aparece en todas las encuestas como una de las mayores quejas de los sevillanos. ¿Qué piensa hacer en estos cuatro años?

Yo tengo otras encuestas que muestran satisfacción, en general, en este asunto, pero no renuncio a mejorar. Está claro que en la falta de limpieza en determinadas zonas influye el comportamiento cívico de las personas que viven o visitan la ciudad. El tema de los excrementos caninos es uno de los grandes ejemplos de lo que digo. Con la plantilla que tenemos, no podemos hacer más y mi gran limitación es legal, porque no puedo contratar a más personal. Pero vamos a tratar de mejorar en esto cambiando el sistema y mejorando el comportamiento cívico. Hay también problemas de rebusca en la basura y con los excrementos caninos, insisto.

¿Y va a hacer algo al respecto?

Sí, vamos a multar más, pero para eso tendremos que utilizar policías locales cuando nos faltan efectivos para garantizar la seguridad en la ciudad.