Angel Márquez
Angel Márquez - ABC
Elecciones autonómicas

El juez Ángel Márquez presidirá la Junta Electoral Provincial de Sevilla

El CGPJ designa al que fuera instructor del Caso Juan Guerra junto a los magistrados José María Fragoso y Fernando Sanz para velar por el proceso en la provincia

SevillaActualizado:

El presidente de la sección III de la Audiencia Provincial de Sevilla, Ángel Márquez Romero, ha sido designado para formar la Junta Electoral Provincial de Sevilla durante el proceso de las elecciones autonómicas que tendrán lugar el próximo día 2 de diciembre.

Márquez es, además de unos de los jueces con más trienios de Sevilla, un magistrado muy conocido en Sevilla que se hizo famoso porque fue el instructor del Caso Juan Guerra, sobre el uso de un despacho de supuesto tráfico de influencias puesto en marcha por el hermano del entonces vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, y que además costó el cargo a éste último. Durante todos estos años, Márquez ha presidido desde la Audiencia de Sevilla numerosos juicios mediáticos. Entre ellos el de Mercasevilla o el del exdirigente del Betis, Manuel Ruíz de Lopera.

Según el acuerdo del Consejo General del Poder Judicial publicado en el BOE del pasado viernes, Ángel Márquez formará la citada sala junto con otros dos compañeros también de la Audiencia Provincial, los jueces José María Fragoso y Fernando Sanz, ambos pertenecientes a las secciones civiles VIII y V respectivamente.

Además de estos tres magistrados habrá otros tres suplentes para el caso de que los designados en primer lugar no pudieran desempeñar el cargo. En este caso, los suplentes son Ángeles Sanz, Andrés Palacios y Auxiliadora Echavarri, todos ellos también de la Audiencia.

La Junta Electoral Provincial tiene entre sus competencias, resolver las quejas, reclamaciones y recursos que se le dirijan de acuerdo con la Ley durante el proceso electoral.

Además tiene asignado ejercer «potestad disciplinaria» sobre todas las personas que intervengan con carácter oficial en las operaciones electorales. Igualmente, según la Ley, a la Junta Electoral le corresponde corregir las infracciones que se produzcan en el proceso electoral siempre que no sean constitutivas de delito e imponer multas hasta la cuantía máxima prevista en la Ley.

El trabajo de este órgano no es menor si se tiene en cuenta que en cada proceso suelen producirse denuncias sobre supuestas irregularidades que debe resolver este órgano. En las últimas elecciones autonómicas de 2015, la Junta Electoral Provincial tuvo que realizar un nuevo recuento después de que la Junta Electoral Central estimara un recurso de VOX que consideraba que el recuento no había seguido el procedimiento legalmente establecido aunque finalmente el nuevo recuento no alterara los resultados de los comicios.