Los investigados tendrán que pasar por los juzgados del Prado
Los investigados tendrán que pasar por los juzgados del Prado - ABC
Tribunales

La juez cita a la treintena de detenidos por el fraude millonario de las peluquerías Low cost

La instructora interrogará a los investigados después de que las partes hayan tenido acceso al contenido de las diligencias

SevillaActualizado:

La investigación por el fraude millonario que habría cometido el dueño de la franquicia Peluquerías Low Cost junto a un círculo próximo de colaboradores se reactivará en el mes de diciembre, cuando los 37 detenidos en la primera fase de la operación policial pasen por el despacho de la juez instructora del número 19 de Sevilla. La titular ha reservado tres días en la agenda del juzgado para interrogar a los investigados que han sido citados los días 17,18 y 19 de diciembre, a las puertas de las fiestas navideñas. Los letrados que están personados en el procedimiento ya han tenido acceso a las actuaciones.

El núcleo principal del caso, compuesto por el dueño de la firma, David L. D., la responsable de formación de la compañía, Mar R. S., y otros tres implicados, ha sido citado el día 18. Cuando la Policía Nacional los arrestó en septiembre se acogieron a su derecho a no responder a las preguntas de los agentes, según confirmaron fuentes de la investigación a ABC.

La primera fase de la operación policial, que destapó un fraude inicial de tres millones de euros que se habría cometido mediante contratos de formación que no cumplían los requisitos y el cobro indebido de beneficios fiscales, los agentes del Grupo de Fraude Fiscal detuvieron también a más de treinta franquiciados. Pequeños empresarios que atraídos por la oferta de montar su propio negocio con una inversión inicial de 25.000 euros, han acabado enfrentándose a deudas con la Tesorería de la Seguridad Social que ascienden en muchos casos a más de 100.000 euros.

Los franquiciados niegan haber participado en el agujero abierto a las cuentas de la Tesorería y aseguran que son víctimas de la franquiciadora

La Policía también los considera responsable del agujero en la cuenta de la Tesorería al beneficiarse de la reducción de hasta el 100% en las cuotas empresariales por contratar a aprendices en formación; además de contar con trabajadores, que según la Inspección de Trabajo, cobraban por debajo de lo que marca el convenio para su cualificación.

Sin embargo, los franquiciados niegan haber obtenido beneficio alguno sino todo lo contrario. Aseguran que la franquiciadora les imponía los trabajadores y que debían contratar la gestoría y la formación de la plantilla a empresas que están relacionadas con la cadena de peluquerías. Todas las sociedades forman parte de un misma red empresarial como ha confirmado la investigación policial. «Las bonificaciones de los cursos de formación las pagaron a los dueños de la franquicia, y nunca percibieron las bonificaciones de la Junta de Andalucía, puesto que los dueños de la franquicia señalaron en la Tesorería General de la Seguridad Social sus cuentas bancarias y no la de los franquiciados, como hubiera correspondido», señala un comunicado que remitió la plataforma de franquiciados afectados.

A la cabeza de Peluquería Low Cost y el entramado de sociedades que órbita a su alrededor está un empresario sevillano, vecino de Simón Verde, quien en tiempo récord, en apenas cinco años, ha montado una franquicia que cuenta ya con 600 establecimientos en España y en el extranjero. Una progresión que llamó la atención de Hacienda y la Policía.