Francisco M. S., acusado de la violación mortal en el parque
Francisco M. S., acusado de la violación mortal en el parque - J.J.ÚBEDA

El juez confirma el procesamiento del detenido por la violación mortal del parque María Luisa

El magistrado considera que, con su recurso, el letrado del investigado «pretende desvirtuar la imputación y, por extensión, la condición del procesado»

ABC
SEVILLAActualizado:

El Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla ha confirmado el procesamiento por delitos de asesinato y agresión sexual del hombre de 46 años encarcelado por el crimen perpetrado el pasado mes de febrero sobre una joven de 31 años que había ingerido medicamentos para intentar acabar con su propia vida en el parque de María Luisa.

En un auto fechado el 22 de agosto el juez rechaza así el recurso interpuesto por el abogado de Francisco M.S. contra la resolución del pasado mes de julio en la que le procesó por delitos de asesinato y agresión sexual y le impuso una fianza de 250.000 euros.

De este modo, el magistrado considera que, con su recurso, el letrado del investigado «pretende desvirtuar la imputación realizada y, por extensión, la condición del procesado, realizando con carácter anticipado una valoración de las diligencias de instrucción practicadas, de forma subjetiva y parcial, sin que resulte acreditado, siquiera indiciariamente, la vulneración de derecho fundamental alguno».

En este sentido, el juez pone de manifiesto que existen «sólidos» indicios de criminalidad contra el imputado «por su participación» en sendos delitos de agresión sexual y de asesinato, añadiendo que «deberá ser en el plenario donde la defensa exponga sus argumentos sobre la cuestión de fondo del proceso para hacer valer la inocencia» del encausado.

En su resolución, el juez explica que el auto de procesamiento es una resolución «motivada y provisional por la que se declara a una persona concreta formalmente acusada al tiempo que se le notifica la existencia de una determinada imputación para defenderse de ella con plenitud de medios y efectos«, constituyendo así «una medida protectora del imputado».

Fue el día 25 de julio cuando el juez procesó al investigado al entender que, de lo hasta ahora actuado, existen «indicios racionales» de que en la madrugada del día 24 de febrero, antes del periodo comprendido entre las 4,30 y las 6,30 horas, el investigado «abordó» en el parque de María Luisa a la víctima, que se encontraba allí tras haber ingerido fenobarbital y benzodiapecinas que le habían ocasionado «un estado de somnolencia».

Según expone el juez, el imputado aprovechó dicha situación «de vulnerabilidad» e «imposibilidad de defensa» por parte de la joven para desnudarla «al menos parcialmente» y agredirla sexualmente, lo que le provocó distintas lesiones.

Lesiones «intencionales»

Además, el juez asevera que el investigado provocó a la joven otras lesiones «intencionales» en otras partes del cuerpo como cabeza, cara, rodillas, cara interna de los muslos y antebrazos, lesiones que provocaron una «importante» hemorragia a la víctima, que finalmente falleció por shock hemorrágico entre las horas y fecha antes referidas en el propio parque, lugar en el que «fue abandonada» por el investigado «tras haberle puesto la ropa que previamente le había quitado».

De este modo, el cuerpo de la joven fue hallado sobre las 9,40 horas del día 24 de febrero en la glorieta Juanita Reina del parque de María Luisa.

Por todo ello, el magistrado procesó al imputado por dos presuntos delitos de agresión sexual y asesinato y le requirió para que en el plazo de 24 horas prestara fianza por importe de 250.000 euros, suma en que se calcula «por ahora» la cuantía de las responsabilidades pecuniarias.

La ampliación de autopsia practicada por los forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) de Sevilla confirmó que la joven falleció a consecuencia de la agresión sexual sufrida a manos del hombre encarcelado por estos hechos y no por la ingesta de pastillas previa que llevó a cabo con la intención de suicidarse.