El delegado, Juan Carlos Cabrera, con el presidente de los taxistas del aeropuerto
El delegado, Juan Carlos Cabrera, con el presidente de los taxistas del aeropuerto - J.M. Serrano

La juez imputa al delegado de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla por el caso de la «mafia del taxi»

El socialista Juan Carlos Cabrera tendrá que declarar ante la magistrada que investiga a los taxistas del aeropuerto. La Policía señala «quitaba multas» a miembros de esta asociación, a la que la juez califica de «organización criminal»

SevillaActualizado:

El delegado de Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha sido citado a declarar por el juzgado de instrucción número 8 de Sevilla el próximo 18 de febrero dentro de las diligencias de la denominada por la propia instructora como «mafia del taxi del aeropuerto». En una providencia dictada por la magistrada María de los Reyes de Flores el pasado 31 de enero, a la que ha tenido acceso este periódico, se indica que «visto el resultado de las diligencias practicadas se acuerda citar a declarar en condición de investigado al delegado de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, para el próximo 18 de febrero a las 11 horas».

Según ha podido confirmar ABC de fuentes del caso, las razones de esta citación se deben a la declaración de un testigo protegido a la Policía. Este testimonio está recogido en un atestado en el que el citado testigo asegura que Cabrera «le quitaba las multas» a los taxistas y que «cuando llegaban al Instituto del Taxi denuncias de Policía Local por cobro abusivo a clientes, Cabrera llamaba a Filgueras —presidente de la entidad investigada— para que la asociación fuera la que sancionara al taxista en cuestión en base a un reglamento sancionador de la propia asociación, así no se contabilizaba una mala praxis de un taxista de Sevilla dependiente del Instituto del Taxi».

Además, la juez ha librado oficio a la Brigada Policial para que «informe a la mayor brevedad sobre la cámara de grabación que consta instalada en la entrada de la zona de llegadas del Aeropuerto de Sevilla y de la pantalla que refleja dichas grabaciones en la sede de la Asociación Solidaridad del Taxi, haciendo constar el campo de grabación de la misma, horario de funcionamiento y control o en su caso custodia de las imágenes captadas, a los efectos de adoptar las medidas oportunas en atención de lo previsto en la Ley de Protección de Datos».

Lo que la juez investiga es el conjunto de coacciones que los taxistas del aeropuerto habrían llevado a cabo durante los últimos años para operar en esta parada en régimen de monopolio, impidiendo la actividad a otras asociaciones de taxistas y a los VTC. La magistrada califica a Solidaridad del Taxi como «organización criminal» y la Policía ha realizado ya varios atestados en los que se detallan las prácticas de sus componentes, entre ellas la quema de vehículos de la empresa Cabify en Castilblanco de los Arroyos durante la Feria de 2017.

En el caso de Cabrera, los agentes han detectado relaciones del actual delegado con el presidente de la asociación investigada, Enrique Filgueras, desde su etapa como presidente del Instiuto del Taxi. En uno de los atestados policiales se incluyen incluso fotos del delegado con Filgueras en celebraciones privadas, concretamente una Comunión, y los investigadores entienden que podría haber habido algún trato de favor por parte del Ayuntamiento a tenor de este contacto entre la asociación que opera en el aeropuerto y Cabrera.

El gobierno municipal que preside Juan Espadas ha decidido guardar silencio acerca de esta imputación alegando que el propio afectado aún no tiene información sobre su citación y que desconoce las razones por las que ha sido llamado por la juez que instruye el caso de los taxistas del aeropuerto. Las fuentes consultadas aseguran que hasta que Cabrera no reciba desde el juzgado la documentación de la investigación que le afecta no hablará sobre este asunto.