Mellet, a la entrada de los Juzgados de Sevilla
Mellet, a la entrada de los Juzgados de Sevilla - EP
Sevilla

Juicio Mercasevilla: Mellet admite que todos estuvieron en la mariscada de Bruselas

El exdirector de Mercasevilla compara la beca a una acusada con una ayuda a la hermandad de la Macarena y reconoce que pagaron a una empresa por un trabajo de dos folios

SevillaActualizado:

Segunda sesión del juicio del delito societario de Mercasevilla en la Audiencia de Sevilla que ha comenzado en la mañana de este miércoles con el interrogatorio del principal imputado, Fernando Mellet, por parte de la Fiscalía Anticorrupción que pide para él 24 años de prisión y 40 de inhabilitación por delitos de prevaricación, malversación y falsedad en documento mercantil.

En la sesión ha salido a colación la foto de la mariscada en Bruselas con el exteniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, publicada por ABC. Durante las preguntas del fiscal sobre la beca que concedieron a la hija del presidente de los mayoristas, Mellet ha dicho que hubo una campaña de lanzamiento de la lonja y que hicieron varios viajes entre ellos acudieron a Bruselas a la feria internacional del marisco. «Estuvimos en la famosa feria del marisco en Bruselas, asistió Vela, Rodrigo Torrijos y si me apura toda la dirección de mercasevilla», ha dicho el acusado en relación con la famosa foto en la que aparecen ante una enorme fuente de marisco.

Sobre la beca a Carmen Vela, otra de las acusadas, el exdirectivo de Mercasevilla ha explicado que fue una ayuda que se le dio porque era la que les ayudaba con la traducción del inglés ya que, según ha dicho, «no tenia ni idea de inglés».

Se ha defendido asegurando que se han pagado otras ayudas a numerosas entidades en este periodo de tiempo. Y ha puesto como ejemplo el pago de 6.000 euros al exjuez Baltasar Garzón, o 1.500 euros a la hermandad de la Macarena y otra cantidad a una asociación de mujeres maltratadas. En este punto el juez le ha cortado diciendo que no era el tema y que ya lo había mencionado.

El acusado ha admitido a preguntas del fiscal que pagaron a Hermes Consulting por un informe de apenas dos folios. Aunque primero ha afirmado que nadie puso en duda nunca la veracidad de la prestación de este servicio por parte de Hermes Consulting, a la que pagaron más de 60.000 euros, y que esos pagos fueron reales y obtuvieron un beneficio gracias al a gestión de la citada entidad.

Luego, ante la insistencia del fiscal, ha admitido que el informe que le envió era de once folios. Y posteriormente, cuando el fiscal anticorrupción le ha exhibido un papel y le ha preguntado si el informe por el que pagaron eran dos folios, ha admitido que fue así.

En este sentido, ha dicho que luego, a los seis meses, tuvieron que dejar de pagar a la empresa que estaba inmersa en un pleito y porque les surgieron problemas por «una situación de desidia». Luego la empresa les envió varias cartas reclamándoles las cantidades.

El acusado ha explicado que los fondos de Mercasevilla se nutrían de las tasas que pagaban las asociaciones y de las rentas de las oficinas que se encontraban allí. Y que el principal gasto era el de personal.

Mellet ha dicho que cuando llegó a la empresa, en 2002, se encontró, con una situación de quiebra técnica ya que, según ha dicho, «no había ni para pagar las nóminas de los trabajadores». Por ello le encomendaron arreglar el problema de no pago que había. Aunque también ha defendido que «Mercasa jamás permitía una operación contable que no fuera lícita».

En este sentido, ha dicho que en Mercasevilla había dos socios. Por un lado estaba el Ayuntamiento de Sevilla, al que lo que interesaba era que no hubiera ningún tipo de conflicto social y político y, por otra parte, había una sociedad empresarial privada, que lo único que quería era reducir los costes. Era un conflicto entre mi y los dos socios. «Cuando llegue a Mercasevilla había una situación que los dos socios ni se hablaban», ha dicho insistiendo en que para el Ayuntamiento la contabilidad era un tema menor.

Informaba al Ayuntamiento

Además ha admitido que le pasaba al Ayuntamiento toda la información de lo que ocurría en Mercasevilla y que Mercasa quería que fuera una actuación empresarial mientras que al Ayuntamiento, entre ellos el que fuera teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, «lo que quería eran fines mas sociales». En este sentido, ha dicho que la única condición que le puso el Ayuntamiento es que si había que reducir plantilla se hiciera con el consentimiento de los trabajadores. Y que el Ayuntamiento, «sobre todo Torrijos», le exigió que cualquier decisión no tuviera coste para la empresa..

El acusado ha dicho que el cargo de director de Mercasevilla estaba sujeto al convenio colectivo y que quienes se prejubilaban no tenían derecho al premio de jubilación. También ha insistido en que el principal problema de la empresa es que los mayoristas estaban acostumbrados a no pagar.

Luego Mellet, cuando el fiscal le preguntaba por otros pagos, ha admitido que la potestad que tenia en Mercasevilla ha asegurado que «no tenia limite» de gasto en su gestión de la unidad de alimentación y que no iba a pasar por un consejo una factura de 10.000 euros porque no tenia ni la envergadura ni la importancia de la empresa para que fuera al consejo.

En las reuniones a la hora de pagar las facturas solo se las presentaban y que el se lo daba al equipo técnico. «Parto de la base de que no me iban a aportar una cosa que no es», ha dicho. Además Mellet ha afirmado que «nunca ha habido un inventario de bienes en Mercasevila porque no somos una empresa publica».

Mellet ha sostenido que esas cantidades no aparecían en la memoria y no le daban importancia porque eran pequeñas cantidades que no tenían asientos contables y que eran iguales que la beca. El mismo trato que se le daba a la beca se le daba al resto de las ayudas», ha recalcado. El juicio continuará mañana jueves con el interrogatorio de Mellet ya que aún no ha terminado el fiscal.