Los taxistas esta mañana en el Paseo de Colón Raúl Doblado
Conflicto del taxi con los VTC

La Junta advierte a los taxistas de que está abierta al diálogo pero que «en la cúspide están los usuarios»

Más de un millar de vehículos colapsó esta mañana Sevilla durante cuatro horas

SevillaActualizado:

Frente a las protestas esta mañana en Sevilla de Élite Taxi para mostrar el rechazo del sector al contenido del borrador de la Junta de Andalucía para la ordenación y modernización del sector del transporte discrecional en turismos, que abarca tanto a los taxis como a los vehículos de transporte concertado (VTC), el viceconsejero de Fomento, Jaime Raynaud, ha defendido que dicho texto está «abierto a sugerencias, modificaciones y aportaciones» y ha apelado al «diálogo».

Mientras esa asociación critica especialmente que la Junta no haya incluido en dicho texto la demanda fundamental del sector hispalense del taxi para que la contratación de los VTC esté sujeta a una antelación mínima de entre 30 minutos y una hora, Jaime Raynaud ha defendido que dicho borrador es un «documento abierto a sugerencias, modificaciones y aportaciones». De hecho, ha dicho que la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi y una asociación de consumidores ya han formulado sus alegaciones.

Defendió que el citado borrador no tiene «parangón» en España y su «rigurosidad» es «de nivel internacional» y apeló «al diálogo».

«Los problemas se resuelven negociando con aportaciones y diálogo franco», ha declarado recordando que en la «cúspide» de todo deben estar los usuarios y los intereses generales.

El sector local del taxi acusa a los conductores de VTC de invadir su ámbito de actuación e incurrir continuamente en situaciones de «intrusismo», pues la regulación de los vehículos de transporte concertado, por ejemplo, prohíbe que estos conductores circulen a la búsqueda aleatoria de clientes, capten viajeros de manera espontánea o utilicen los carriles reservados a los autobuses públicos y taxis. Los conductores de VTC, por su parte, han denunciado no pocas situaciones de coacción o incluso daños a manos de taxistas.