Campus de Palmas Altas Abc
Sevilla

La Junta lleva hoy a los jueces de Sevilla su idea de la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas

Marín y el alcalde de Sevilla se reúne con los operadores jurídicos para presentarles el proyecto que costará 108 millones de euros y tardará dos años

SevillaActualizado:

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, acudirán hoy a los tribunales sevillanos para anunciarles sus planes para ubicar la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas. Será la presentación a los operadores jurídicos de la decisión que ya han tomado para llevar el proyecto a esta zona, recuperando las intenciones del anterior gobierno andaluz de Susana Díaz que planeaba ese traslado, tal y como adelantó el pasado mes de febrero ABC.

Los representantes de ambas administraciones (Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Sevilla) estarán acompañados en su visita a la Audiencia Provincial, del presidente del TSJA, Lorenzo del Río, para presentar un proyecto que, según parece, está ya decidido porque se considera que es la única oportunidad para poner en marcha un proyecto que la ciudad lleva lustros esperando y para el que ya se han rechazado numerosas ubicaciones.

Los operadores

Será una cita en la que estarán presentes el presidente de la Audiencia de Sevilla, Damián Alvarez, el fiscal jefe de la Audiencia de Sevilla, Luis Fernández Arévalo, las dos presidentas de las salas del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en Sevilla, María Luisa Alejandre y Begoña Rodríguez, los letrados de la administración de Justicia, abogados, procuradores y todos los sectores que tienen algo que decir sobre la ubicación de los órganos judiciales en Sevilla.

En esta cita la Junta de Andalucía, que tiene las competencias en materia de infraestructuras judiciales, anunciarán al sector judicial su intención de que finalmente sean los edificios donde ahora se ubica la universidad Loyola Andalucía y Abengoa en Palmas Altas los que alberguen finalmente la Ciudad de la Justicia después de estudiar otros proyectos supuestamente más caros y que tardarían más. De hecho, tanto la universidad privada como la multinacional sevillana tienen previsto dejar próximamente Palmas Altas, con lo que esos edificios quedarán libres para el proyecto que tiene ente manos la Junta de Andalucía.

Según los cálculos anunciados hace varias semanas por el vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, las obras de adaptación de los edificios de Palmas Altas parar ubicar la Ciudad de la Justicia costará aproximadamente 108 millones de euros y podría estar lista para hacer el traslado de los órganos en dos años, que es lo que se estima que tardarían las obras para adaptar las siete torres actuales a las necesidades de los órganos judiciales. Supondría ahorrar tiempo y dinero ya que además, según la Junta deAndalucía, se ahorrarían unos cinco millones de euros en alquileres.

E implicaría dar solución a un tema del que llevan lustros hablando y para el que ya se ha reservado una partida presupuestaria para comenzar cuanto antes.

Opciones más caras

Las otras opciones que se han barajado últimamente son mucho más caras. La parcela en el Patrocinio junto a Torretriana costaría aproximadamente 260 millones de euros y tardaría unos once años en estar en marcha, ya que supondría una edificación totalmente nueva con lo que ello conlleva. Y la de Los Gordales quedó descartada hace algún tiempo, ya que tendría un coste de 300 millones de euros e implicaría el traslado de la Feria de Sevilla. Otras opciones que también se han barajado en Los Bermejales o en el Higuerón o incluso la presentada por los arquitectos para dejar todos los órganos judiciales en varias parcelas del entorno del Prado de San Sebastián.

Palmas Altas tiene un «elemento adicional» que es el cercano complejo comercial «Lagoh que se inaugurará el próximo mes de septiembre y que implicará una mejora de accesos a esa zona que beneficiaría a la futura Ciudad de la Justicia si ésta se instalase allí.

Aunque el proyecto parece tener muchas ventajas ahora falta convencer a jueces, fiscales y el resto de colectivos profesionales, muchos de los cuales son reacios a alejarse del Prado. Por la dificultad del transporte hasta la zona de Palma Altas y porque tampoco son partidarios de que se disgreguen órganos ya que la idea inicial pasa por dejar la Audiencia de Sevilla donde está y trasladar el resto de órganos.

El presidente de la Audiencia, Damián Alvarez, aseguró ayer a ABC que esperará a la reunión de hoy para dar una postura oficial aunque no le gusta la dispersión de órganos. «A mí me gustaría que si se van, se vayan todos los órganos», dijo Alvarez recordando que no sería una buena idea que se quedaran en el Prado las secciones penales de la Audiencia de Sevilla y que, por contra, se marcharan a Palmas Altas el resto de órganos judiciales o incluso la Fiscalía. Es una opinión que concuerda con la que dio hace algunas semanas el propio fiscal jefe, Luis Fernández Arévalo, que puso el acento en las dificultades de situar los órganos judiciales a kilómetros de la Fiscalía sevillana.

Además para Damián Alvarez, al que según bromeó «no le va a coger» ese traslado a Palmas Altas porque se jubilará dentro de año y medio, recordó que para trasladarse a Palmas Altas hará falta un plan de transporte para llegar hasta allí. En cualquier caso, el presidente de la Audiencia tiene claro que es una decisión que corresponde a la Junta de Andalucía, ya que es la que tiene las competencias en las infraestructuras judiciales.

El decano de los jueces, Francisco Guerrero, dijo ayer que su postura es la de oponerse a la propuesta pues siempre les ha llegado «vía medios de comunicación sin proyecto técnico». Y recordó el «nulo acceso del transporte público y subvencionado» para una zona a la que tendrán que acceder 4500 personas diarias. Por esto Los Gordales resolvía el problema con una boca de metro. «Desconocemos la propuesta», dijo el decano de los jueces recordando que la mayoría de los magistrados sevillanos les ha mostrado su rechazo a esa idea. Los abogados también se mostraron reacios a esta ubicación cuando se dio a conocer en un principio. Sin embargo, ayer el decano Óscar Cisneros prefirió esperar a conocer el proyecto que laJunta de Andalucía les mostrará hoy antes de volver a pronunciarse al respecto.

Los procuradores

En cuanto a la decana de los procuradores, Isabel Escartín, mantiene su posición inicial a la espera del encuentro de hoy ya que no cree que la ubicación sea la más adecuada.

Sobre todo tratándose de una disgregación de órganos para dispersarlos entre dos zonas tan alejadas en sí. En este sentido, Escartín insistió en que la accesibilidad es «una premisa» indispensable y que sería necesario que pusieran una línea de autobús o un tranvía. Dejar una zona judicial con tan pobre conexión supondría «depauperar el servicio público», dijo Escartín insistiendo en que esperan que en la reunión de hoy les den detalles del proyecto. Aún así insistió en que su apuesta sigue siendo la zona del Prado con las mejoras y ampliaciones que sean necesarias y aprovechando las comunicaciones que ya existen.