Los ladrones detenidos son vecinos del barrio sevillano de Los Bermejales - ABC
Sucesos

Dos ladrones reincidentes hacen caja con los comercios de Los Bermejales

La Policía arresta una vez más a dos jóvenes vecinos del barrio a los que responsabiliza de la oleadas intermitentes de robos en establecimientos

SevillaActualizado:

La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a dos jóvenes, de 19 y 20 años, por cometer una oleada de robos en establecimientos de Los Bermejales. El Grupo Operativo de Policía Judicial de la Comisaría Sur de Sevilla les imputa al menos seis asaltos en los que siempre seguían el mismo patrón: fracturaban las persianas de seguridad de los locales con herramientas o empotraban contra los escaparates una motocicleta, previamente sustraída.

La última investigación a estos dos ladrones reincidentes, que ya han sido detenidos en anteriores ocasiones, se inició a mediados del mes de octubre con la denuncia de dos empresarios que habían sido víctimas de estos aluniceros de dos ruedas en la misma madrugada.

Tras el visionado de las imágenes de las cámaras de seguridad de los locales, los agentes pudieron reconocer de inmediato a los autores de los hechos, dos jóvenes delincuentes, apodados El Salchi y El Moroño, que son muy conocidos por sus antecedentes. Fuentes policiales han confirmado a ABC que los dos ladrones son dos vecinos del barrio, amigos de la infancia, que ya han actuado en anteriores ocasiones y que han agotado la paciencia de vecinos y comerciantes.

El Salchi y el Moroño

En las imágenes aportadas por los empresarios que habían sufrido los robos, los agentes también pudieron ver el vehículo de apoyo utilizado por los mismos, una motocicleta que constaba como robada. Con esas pruebas, los agentes procedieron a detener a los sospechosos hace unos días.

En el domicilio de uno de ellos, la Policía encontró pruebas de más robos con fuerza, en concreto una caja registradora y un juego de llaves pertenecientes respectivamente a dos panaderías. Tras pasar a disposición judicial, quedaron en libertad con cargos. En el barrio están convencidos de que no tardarán en actuar de nuevo.