Parada de Metro de Amate
Parada de Metro de Amate - ABC
#CerroAmateABC

La limpieza y la seguridad, la grandes reclamaciones de los vecinos del Distrito Cerro-Amate

Este mes con #CerroAmateABC hemos recogido las opiniones de los vecinos sobre el estado de su barrio

SevillaActualizado:

Como cada mes, desde las redes sociales de ABC de Sevilla seguimos con la iniciativa «Tu barrio». En esta ocasión hemos preguntado a los vecinos del Distrito Cerro-Amate sobre el estado de su zona y la respuesta ha sido casi unánime: la limpieza brilla por su ausencia. Esas han sido las palabras de Laura Beltrán que además añade: “los excrementos de los perros hay que sortearlos, los restos de comida, latas y cigarrillos abundan en la calle y entre los coches aparcados. Da pena tanta dejadez”. Teoría que también defiende Belén Rodríguez pidiendo más limpieza en las aceras y en los parques abandonados.

Desde Twitter, @Raquel_informat se lamenta de que «los propios vecinos son que tienen que barrer y baldear las calles», lo mismo que apunta Yolanda Cano: «yo doy gracia a que los vecinos, por lo menos en mi calle, barremos nuestras puertas». Antonio Pérez nos cuenta en su testimonio y ha intentado poner cartas en el asunto: “Es una vergüenza como están las calles y las aceras. Yo vivo en el Cerro desde hace mes y medio y he tenido que llamar al Ayuntamiento para que vengan a limpiar un poco la calle porque no se puede ni pasar. Cuando se acerquen las votaciones vendrán por aquí”.

Uno de los comentarios más extensos lo recibimos de Emilia Castro, que se lamenta de la degradación de la zona: “Mi barrio ha sido siempre Su Eminencia y, a pesar de la fama que arrastra desde hace muchos años, ha sido un barrio de trabajadores. Como está ahora no lo he visto nunca. La cantidad de chatarreros vendiendo porquerías sacada de los contenedores, con el consiguiente riesgo de infecciones; la basura que dejan por todas partes, atrayendo a ratas… En fin la suciedad por todas partes, que no se puede andar por las aceras”. Con respecto a la seguridad, se alarma por «los robos de bolsos y monederos. Las familias de los chicos que están en edad de poder salir a la calle no se atreven a dejarlos». Por ello, pide a la administración «más seguridad, policía y lo que corresponda». Para terminar, llama la atención a sus vecinos: «debemos mantener el barrio limpio y lo más seguro posible, con el compromiso de todos mejoraría notablemente».

María Castaño señala lo siguiente: “Mi barrio, Juan XXIII necesita que arreglen el acerado, que limpien los jardines y poden los árboles, más vigilancia por las avenidas y callejones y que miren muchas viviendas que se han adueñado de parte del terreno público”. Del mismo barrio es Vanessa, que se extraña de que «Lipasam pasa con el soplador, ¡y no sé qué sopla! Porque los alcorques de los árboles los deja igual», y recalca: «las ratas por el Parque Amate se caen de los árboles ¡Literalmente!».

Juan Manuel Beltrán tilda a la zona donde vive como «un auténtico campo de minas anti-personas» debido a las deposiciones de los perros. Y repite la idea ya expresada por una de sus vecinas: «más vigilancia para que haya menos vandalismo. Más seguridad para nuestros barrios. Queremos que nuestros hijos puedan jugar tranquilamente por sus calles y sin miedos».

Infraestructuras

En el apartado de la encuesta en la que pedimos que señalen qué le falta a este barrio, los vecinos han reclamado: bancos para sentarse al sol y en las puertas del centro de mayores «hay mucho sitios sin lugar para pararte a descansar» y un parques infantiles «en condiciones» para que puedan divertirse los pequeños de la casa.