Lipasam cierra 2010 con superávit de un millón y medio de euros
Un operario de Lipasam retira los restos de un botellón - JESÚS SPÍNOLA

Lipasam cierra 2010 con superávit de un millón y medio de euros

Cada macrobotellón le cuesta a la empresa unos 15.000 euros, ha dicho hoy el gerente de la misma, Rafael Pineda

abc
sevilla Actualizado:

La empresa municipal de limpieza de Sevilla (Lipasam) ha presentado este lunes su balance de gestión 2007-2010, en el que destaca, por una parte, una reducción de la deuda bancaria de hasta el 75 por ciento, de 47, 9 millones en 2007 a 11, 6 millones en 2010, y por otra el cierre de este último ejercicio con superávit, de 1, 5 millones de euros, por primera vez en años. El gerente de Lipasam, Rafael Pineda, ha señalado respecto al endeudamiento bancario -también existe deuda con proveedores, de unos tres millones al mes, que sin embargo no computa al estar ya prevista- que éste comenzó a reducirse de manera significativa en 2009, a partir de la aplicación del plan económico y financiero del ente, que finaliza en la presente campaña.

"Pretendemos rebajar aún más para dejar al mínimo la deuda", ha explicado Pineda, que ha atribuido la actual situación tanto al "importante" esfuerzo de la empresa en el control del gasto como al aumento de las transferencias por parte del Ayuntamiento a la empresa, con 1. 558 trabajadores en 2010 y un presupuesto global de unos 114 millones de euros. En lo que respecta al balance pérdidas-ganancias, el gerente del organismo ha informado que se ha logrado subvertir la situación de déficit que la empresa tenía en 2007 (-16, 4 millones), 2008 (-14, 3 millones) y 2009 (-9, 3 millones) hasta llegar al actual superávit, "que no son beneficios, sino que entra a formar parte de las reservas de la compañía".

Ello se ha logrado sin recurrir a despidos -sí se ha disminuido el número de directivos, de una docena en 2008 a seis en 2010- y manteniendo el nivel de calidad del servicio, ha reivindicado Pineda, que ha abundado en la situación de la plantilla al señalar que con las actuaciones emprendidas para disminuir el absentismo -muy patente en esta empresa- se ha recuperado a 60 trabajadores, gracias a la colaboración de los sindicatos y al "importante" trabajo de reubicación de empleados que no pueden asumir grandes cargas físicas en otros puestos. Así, se ha bajado de un índice del 9, 14 en 2008 al 5, 57 en 2010. También ha dado cuenta de las encuestas de satisfacción del servicio. En el apartado global apenas ha habido cambio en los últimos años, manteniéndose en un 6, 7, mientras que la percepción de la limpieza en la calle está en un 5, 7.

«Puntos negros del botellón»

Pineda también ha abordado cuestiones puntuales del servicio de Lipasam. Así, ha explicado respecto al operativo de la empresa por el 'macrobotellón' del pasado 25 de marzo que estas actuaciones cuestan en torno a 15. 000 euros y que en esta intervención se recogieron 22. 400 kilogramos de basuras. Ha confirmado, asimismo, que a pesar de que desde la aplicación de la normativa autonómica este tipo de celebraciones han disminuido, existe un listado de 'puntos negros' en la ciudad en lo relativo a la celebración de 'botellones', lugares como el jardín entre el Puente de Triana y el Puente del Cachorro o la zona cercana al Palacio de San Telmo.

Respecto a la suciedad que en la vía pública provocan los excrementos caninos, Pineda ha señalado que el nivel no ha aumentado, si bien ha aludido a que esta "lacra" depende fundamentalmente de la concienciación de los propietarios. Existen 150 'puntos negros' -fundamentalmente localizados en Los Remedios, Triana y el centro-, ha agregado, apostillando que la empresa se vuelca en la educación ambiental y recurre a las inspecciones y sanciones para tratar de combatir este problema.