El Cuco tendrá que sentarse de nuevo en el banquillo - Abc
Caso Marta del Castillo

La madre del Cuco: «La verdad es que volvimos a las cuatro y media y el niño no estaba en casa»

Las grabaciones a los padres demuestran que urdieron su declaración para dar coartada a su hijo: «Estamos mintiendo con la hora que llegamos a casa», dicen

SevillaActualizado:

La investigación que llevará al banquillo nuevamente a Francisco Javier García, el Cuco, se basa en unas grabaciones que la familia de Marta del Castillo aportó al juzgado que evidencian ese falso testimonio. En esas grabaciones realizadas a los padres del entonces menor y que sólo fue condenado por encubrimiento, ambos hablan claramente de la declaración que preparan para dar coartada a su hijo acerca de la hora que volvió a casa.

«Esa noche volvimos sobre las cuatro y la verdad es que el niño no estaba en casa», confiesa en una de esas grabaciones el padre. En otra la madre, ahora procesada, admite: «estamos mintiendo acerca de la hora que llegamos, cállate». Y avisa al padre (que falleció hace unos meses) y le advierte de que también de que «tiene que mantener la misma versión» y que «se la va a tener que aprender de carrerilla». En otro momento el padre afirma: «si los padres hemos llegado a la cuatro de la mañana le ha dado tiempo a ir, deshacerse y volver».

En otro instante de las grabaciones en las que el juzgado se ha basado para procesarlos por falso testimonio, la madre afirma: «Angel ha hablado más de la cuenta ahí... no quiero que diga más de lo que no debe»

«Me parece que en la declaración que hice no metí la pata que yo sepa», admite el padre durante las conversaciones. Igualmente la madre asegura que tiene que «mantener la misma versión, ahora se la va a tener que aprender de carrerilla».

Le dio tiempo a «deshacerse»

El padre confiesa: «Si los padres hemos llegado a las cuatro de la mañana le ha dado tiempo a ir, deshacerse y volver».

De hecho en la denuncia presentada por la familia de Marta del Castillo basada en las grabaciones se asegura que la madre del Cuco reconoció «que iba a mentir en el juicio» ya que lo cierto es que la noche del 24 de enero de 2009 estuvo estudiando en su domicilio porque a la mañana siguiente se iba a presentar a unas oposiciones.

Sin embargo, después no se presentó, salió y se fue con su entonces marido al bar «La Portada» donde permanecieron hasta las 4.30 o 5 de la madrugada del 25 de enero. Y que por ello no pudo ver a su hijo en su domicilio durmiendo a las 1.30 como había declarado.

La acusación particular que ejerce la letrada Inmaculada Torres, que tiene un plazo de diez días para calificar, piensa solicitar penas de cárcel y nuevas pruebas, entre ellas la declaración de Miguel Carcaño.