Solar en el que el PSOE reclamaba la construcción de la comisaría
Solar en el que el PSOE reclamaba la construcción de la comisaría - Rocío Ruz
Sevilla

Maeztu critica que la comisaría no esté en las Tres Mil y lo achaca a presiones de Madrid

El Defensor del Pueblo Andaluz, que fue Comisionado del Polígono Sur, se opone a que vaya a Bermejales

SevillaActualizado:

La comisaría del Polígono Sur «tiene que estar en el Polígono Sur». Es lo que el entonces Comisionado para la zona y hoy Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, pactó con varias administraciones y lo que exige que se cumpla.

«Los vecinos lucharon diez años por eso», indicó, indignado con el anuncio del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, de que la comisaría de Policía Nacional se hará finalmente en Los Bermejales y que además así el Estado se ahorra una de las cinco sedes de este cuerpo que tenía comprometidas con la ciudad.

«Yo no quiero una comisaría para Bermejales. Bermejales tiene de todo. Ponga la quinta ahí, pero no se ahorre una por eso», reivindicó.

Según explicó Maeztu, tanto PSOE como Partido Popular cuando han estado al frente del Ayuntamiento y del Gobierno de España, han aprobado el proyecto de que la comisaría estuviese en las 3.000. Ya fuese en la glorieta junto al parque Celestino Mutis o en otra más dentro del barrio. Sin embargo la decisión cambió en marzo de 2018, asegura el Defensor, por una decisión de la Policía Nacional. «La Policía de Madrid se negó a que la comisaría estuviera en las 3.000», afirmó.

Asegura que para los agentes, el Polígono Sur es un «avispero» que prefieren tener controlado y cerrado. «Aislado», añade. Y que poner una comisaría rompería el «statu quo» que hay ahora mismo en la zona. «Ahora hay un control perfecto porque están todos recluidos en el Polígono Sur. Si no hay un tiro, allí nadie dice nada», explicó.

Maeztu insistió en que la Policía cambió de idea porque «no quieren que las avispas salgan del avispero de las 3.000. Ahora hay un control perfecto porque están todos recluidos».

El Defensor asegura que la idea de quienes se oponen a que la comisaría esté allí viene a ser un «dejemos que el Polígono Sur sea un avispero y procuremos que no se contagie el resto del barrio». «Ya que está aquí la mierda, que se quede aquí», resumió visiblemente enfadado con esa idea.

Para la Policía, añadió, tener aislada la zona les facilita el trabajo. Así «aquello es tierra de fuera de la ciudad». Pueba de ello es que nunca se haya soterrado las vías que separan Bami y parte de El Porvenir del Polígono y el Tiro de Línea.

«La vía es una trinchera, me dijeron los técnicos del tren de Santa Justa y por eso no se soterró. Porque detrás estaban “los bárbaros”».

Para Maeztu, devolver la comisaría al Políogono es un símbolo. «Yo estoy sufriendo todos los días», asegura. La comisaría, asegura, «es un faro en el barrio». Maeztu lo que quiere, asegura, es que todo el Polígono Sur no acabe como Las Vegas porque esa zona «es un desastre y es noticia de todos los días».

Insistió en la necesidad de la comisaria: «La seguridad del Polígono Sur es un símbolo. Es que la gente vaya a hacerse el DNI allí. El pasaporte, el visado, es seguridad, es protección».

Recuerda que antes de empezar su trabajo «los taxis antes no te llevaban allí. A los matriculados extranjeros no querían llevarlos a la residencia Flora Tristán. Así estaba el barrio».