El Virgen del Rocío es el hospital público sevillano con enfermos en lista de espera para operarse
El Virgen del Rocío es el hospital público sevillano con enfermos en lista de espera para operarse - ABC
Sanidad

Más de 19.000 enfermos sevillanos esperan una operación en un hospital público

Las intervenciones de cataratas, hernias inguinales y artroplastia de rodilla son las que más listas de espera tienen

SevillaActualizado:

La provincia de Sevilla tiene nueve hospitales públicos que no dan abasto para atender la demanda de intervenciones quirúrgicas. Aunque el SAS ha incrementado la actividad en los quirófanos en verano y por las tardes, la falta de profesionales y medios materiales es evidente, ya que continúa habiendo 18.909 pacientes en lista de espera para una operación con garantía de plazos, a los que hay que sumar cientos de enfermos pendientes de una intervención quirúrgica sin garantía de tiempo de espera, como las cirugías para las personas con obesidad mórbida.

En el ranking de hospitales públicos del SAS con mayor lista de espera quirúrgica, el primer puesto lo ocupa el Virgen del Rocío, con 6.656 pacientes, el 34% del total. Le siguen el Hospital Virgen Macarena (4.910), Valme (3.468) y San Juan de Dios de Bormujos (2.076). Estos datos oficiales son de junio de 2018, por lo que los enfermos pendientes de una intervención quirúrgica podrían ser muchos más al día de hoy.

Especialidades

¿Cuáles son las operaciones con más listas de espera? La intervención sobre cristalino y cataratas es la que más pacientes tiene en lista de espera en los hospitales públicos andaluces: 3.669 enfermos, el 37% del total. Además, 1.894 personas están pendientes de una intervención de hernia y 1.257, de rodilla.

En el Hospital Virgen Macarena hay más de mil personas esperando una operación de cataratas y 485, una intervención inguinal y femoral. En el Hospital Virgen el Rocío, 633 personas esperan también una operación de cataratas , 453 una artroplastia de rodilla y 432 procedimientos sobre piel y mama.

En el hospital Virgen de Valme, 900 pacientes esperan una operación de cataratas, 258 una artroplastia de rodilla y 238 una operación de reparación de piel. En San Juan de Dios del Aljarafe, en Bormujos, 479 esperan una operación de cataratas, 230 una de roilla y 307, de hernia. Para más información sobre otras operaciones o listas de espera en otros hospitales públicos sevillanos, consultar http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/principal/documentosAcc.asp?pagina=gr_respuestaAsis_indice.

En el hospital Virgen Macarena hay casi 5.000 personas pendientes de una intervención quirúrgica
En el hospital Virgen Macarena hay casi 5.000 personas pendientes de una intervención quirúrgica - ABC

Plazos de garantía

Para intervenciones quirúrgicas no urgentes, el Gobierno andaluz aprobó en 2001 un decreto de garantía de plazos de respuesta. En 700 tipos de operaciones el SAS garantiza que los pacientes son intervenidos en el plazo de 180 días y, en caso de que no haya recursos públicos para ello, son derivados a la sanidad privada. Lo mismo ocurre en 71 procedimientos quirúrgicos para los que están previstos unos tiempos máximos de espera de 120 días y en 27 operaciones, 90 días. Los enfermos con operaciones programables con garantía son 17.694, un 6% más que en 2017: 9.840 no deberán esperar más de 180 días; 7.698 no podrán estar en la lista de espera más de 120 días, y 372 tendrán que ser intervenidos en el plazo de 90 días.

Por otra parte, hay pacientes que esperan una operación con garantía de plazos pero salen de las listas de espera y se les considera pacientes «transitoriamente no programables». En Sevilla son 1.049 pacientes los encuadrados en ese epígrafe, el 5% del total. ¿Por qué se les saca de la lista? Según el SAS, son enfermos que no pueden ser intervenidos por revaluación clínica o a petición del paciente por razones personales: nacimiento de un hijo o nieto, fallecimiento o enfermedad de un familiar, cumplimiento de un deber inexcusable, fuerza mayor u otros motivos laborales.

El Sindicato Médico Andaluz afirma que muchos pacientes piden salir de las listas transitoriamente por razones personales pero no se les avisa que para volver a ser incluidos en las listas de espera deben volver a pedirlo. Así pueden pasar años hasta volver a las listas de espera, afirman las mismas fuentes.

En el Hospital Universitario Virgen de Valme hay 900 personas esperando una operación de cataratas
En el Hospital Universitario Virgen de Valme hay 900 personas esperando una operación de cataratas - ABC

Salen de la lista de espera

Además, hay otros pacientes que esperan una operación con garantía de plazo pero pierden esa garantía porque no se presentan a la operación, la demoran injustificadamente o rechazan ser operados en un hospital fuera de su distrito sanitario. En Sevilla han perdido la garantía de plazos 166 personas. El Sindicato Médico Andaluz denuncia que se le quita la garantía a pacientes de Sevilla que se les ofrece ir a operarse a un hospital de Almería o Málaga para cumplir con la garantía de plazos, o se les propone una intervención quirúrgica el 24 o el 31 de diciembre.

Y por último, hay cientos de pacientes que esperan una operación quirúrgica en hospitales públicos del SAS pero que no están dentro del decreto de garantía de plazo para operarse. Por tanto, ni siquiera figuran en las listas de espera porque el SAS los opera pero pueden pasar años hasta que lo hace. Es el caso de las 400 personas con obesidad mórbida que esperan en Sevilla hasta cuatro años una cirugía bariátrica. Tampoco están dentro del decreto de garantía de plazos la cirugía para retirar los colgajos de piel que se les queda a estos pacientes cuando adelgazan 40 y 50 kilos. Esos pligues de piel son tan antiestéticos y dificultan tanto su vida diaria que muchos de esos pacientes recurren a la sanidad privada para no tener que esperar.

Según el Sindicato Médico Andaluz, presidido por Rafael Carrasco, es fácil maquillar las listas de espera del SAS incluyendo bloques enteros de pacientes justo antes de hacer públicos esos datos, con lo que se reducen los tiempos medios de espera. «Lo importante no es saber cuánto llevan esperando de media los pacientes en lista de espera, sino cuánto esperaron de media los que fueron operados», añade Carrasco.

Hospital militar Vigil de Quiñones, cerrado en 2004 y cuya reforma paralizó la Junta en 2011
Hospital militar Vigil de Quiñones, cerrado en 2004 y cuya reforma paralizó la Junta en 2011 - ABC

Hospital militar y Equipo Quirúrgico

«Las listas de espera del SAS irán a peor -dice- porque los hospitales públicos no tienen capacidad para absorber esas operaciones, pruebas diagnósticas y consultas externas. Además, se toman medidas puntuales y sin dimensionar». Carrasco cree que no habría tanto colapso en las listas de espera si hoy contáramos con los quirófanos del Equipo Quirúrgico Municipal, que estaba en la avenida de Menéndez Pelayo, y del hospital militar, que cerró sus puertas en 2004 cuando Defensa lo transfirió a la Junta de Andalucía. El SAS inició su reforma en 2006 y en 2011 paralizó las obras del hospital militar cuando llevaba gastados más de 27 millones de euros.