El consejero y el rector en el Instituto de Matemáticas
El consejero y el rector en el Instituto de Matemáticas - ROCÍO RUZ
Universidad

Matemáticas de Sevilla, discriminada en los sellos de calidad que otorga el Gobierno

La Junta de Andalucía acusa al Gobierno de favorecer al eje Madrid-Barcelona pese a que la US es la primera universidad española en esa disciplina en el ranking de Shanghai

SEVILLAActualizado:

La Facultad de Matemáticas de la Universidad de Sevilla ocupa el puesto 49 en el ranking de Shanghai, una de las más prestigiosas clasificaciones internacionales en materia universitaria. Es la universidad española mejor posicionada en ese clasificador internacional. La de Granada se sitúa en la franja 75-100 de ese mismo ranking. Sin embargo ninguna de las dos, por delante de otras españolas, han obtenido los sellos de excelencia de investigación Severo Ochoa y María de Maeztu que otorga el Gobierno central. Y es un asunto que ha provocado un enorme malestar en la Junta de Andalucía y las citadas universidades que se sienten discriminados por haber quedado fuera de ese reparto de sellos.

Ayer se produjo una reunión entre el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, y el director de centros e institutos de investigación de la Universidad de Granada, Fernando Cornet. En esa reunión, a la que también acudieron los directores de los institutos de Matemáticas de Sevilla y Granada, Antonio de Castro. Brzezicki y Joaquín Pérez respectivamente, se reclamó al Gobierno central un «reparto justo» de esos sellos de calidad. La Junta de Andalucía solicitó al Gobierno central que «tenga el valor» de decir por qué las inversiones «sólo van al eje Madrid-Barcelona» acaparando el 80 por ciento de los fondos destinados a este fin y acusó al Ejecutivo central de «dejar fuera» a Sevilla y Granada.

De hecho, desde la Junta de Andalucía se insistió en que ese sello «lleva años» otorgándose a otras zonas y que tanto Madrid como Barcelona o el País Vasco lo han obtenido en varias ocasiones.Es una distinción que implica la obtención de fondos adicionales de financiación que pueden suponer ingresos de entre uno y tres millones de euros.

El argumento que les dan para no otorgarles ese sello es que los institutos que optan a ese reconocimiento deben haber sido creados antes del año 2015, un requisito que no cumplía el Instituto Andaluz de Matemáticas que aunaba los de Sevilla y Granada. Por ello el Instituto de Matemáticas de Sevilla (creado en 2011) presentará una nueva candidatura reforzada con un veinte por ciento de científicos procedentes de la Universidad de Granada además de un investigador de Málaga y otro de Londres.