Miguel Rus, presidente de la CES y del grupo Rusvel
Miguel Rus, presidente de la CES y del grupo Rusvel - Juan José Úbeda

Miguel Rus«Sevilla ha perdido un proyecto de 60 millones por el enfrentamiento de dos administraciones»

El representante de los empresarios sevillanos afirma que un proyecto de 60 millones acaba de frustrarse por falta de entendimiento entre dos administraciones

SevillaActualizado:

Desde 2012, Miguel Rus (Sevilla, 1965) está al frente de la confederación que aglutina a los empresarios de la provincia (CES), un cargo que compagina con la presidencia del grupo Rusvel, una empresa familiar que cumplirá cien años en 2021, con 250 empleados y una facturación de 50 millones de euros. Rus es un representante empresarial muy combativo, que levanta su voz frente al Estado y la Junta por las escasas inversiones en la provincia, y que no duda en denunciar ante el alcalde de Sevilla obras que no considera prioritarias, como el tranvía a Santa Justa. Este sevillano del barrio de Heliópolis, que se desplaza en motocicleta por la ciudad «porque de lo contrario es imposible llegar a tiempo a ningún sitio», lamenta la falta de líneas de metro en Sevilla, la conexión ferroviaria al aeropuerto y los túneles de la SE-40.

Cuando llegó la presidencia de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) en 2012, esta organización tenía importantes problemas de solvencia económica. ¿Cómo están las cosas ahora?

Hemos logrado equilibrar las cuentas y hace varios años salimos de los números rojos. Cuando se produjo la crisis desaparecieron muchas asociaciones en municipios, algunas sectoriales tuvieron que reconvertirse... y la CES es la suma de todas esas organizaciones. Al disminuir esas organizaciones, disminuyeron los ingresos de la CES, lo que nos obligó a tomar decisiones para adaptar la estructura y costes a nuestros ingresos porque somos una organización sin ánimo de lucro. Ahora estamos logrando que vuelvan a darse de alta en la provincia algunos empresarios, así como empresas de nueva creación.

Durante la crisis se destruyeron 13.000 empresas en Sevilla. ¿Las hemos recuperado?

No. Las grandes empresas sí han salido de la crisis pero, según los datos que tenemos en Cepyme (Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa) y CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), todavía más del 40% de las pymes siguen en pérdidas. ¿Por qué? Porque las pymes aún no han recuperado las pérdidas generadas durante la crisis. Hemos perdido tanto dinero durante la crisis que aún estamos compensando los beneficios actuales con las perdimos que tuvimos. No es riqueza que se pueda repartir porque aún hay muchas pymes pagando deuda.

Algunos analistas avistan una nueva crisis.

En esto me gusta ser responsable. A diferencia de 2007, ahora mismo nuestras empresas están saneadas, hay una mayor cualificación de los trabajadores, hay financiación, aunque es verdad que los bancos piden más garantías pero es que los préstamos están para devolverlos, no para llevarlos a impagados... Además, vamos a cerrar el año con un crecimiento del 2,7 o un 2,8%. Somos el país europeo con más crecimiento económico. ¿Que el año que viene vamos a crecer menos? Sí, pero será el doble que la media europea y seguimos creando empleo a pesar de la falta de gobernabilidad, de la situación de Cataluña... Si no hubiera pasado lo de Cataluña seguro que habríamos cerrado el año con un crecimiento del 3% del PIB.

Usted afirma sentirme muy solo cuando denuncia la falta de inversiones en la provincia. ¿Falta sociedad civil?

Siempre falta sociedad civil y en Sevilla especialmente la sociedad es muy conformista. Veo que estamos poco unidos, somos poco reivindicativos, nos acomodamos y aquí no se protesta por casi nada. Llevamos 25 años siendo perjudicados y castigados en las inversiones... ¡y aquí no pasa nada! Tenemos la SE-40 sin acabar, los túneles sin hacer... y yo creo que no hay ningún otro cargo que salga hablando del tema que no sea yo. ¿Alguien se imagina que el puente de Cádiz o la ronda de circunvalación o las líneas de Metro de Málaga no se hubieran terminado?

Miguel Rus es miembro de la ejecutiva de la CEOE y la CEA
Miguel Rus es miembro de la ejecutiva de la CEOE y la CEA- Juan José Úbeda

IKEA en San Nicolás Oeste

En su día aseguró que en Sevilla no se invertía porque no había seguridad jurídica. ¿Ha cambiado la situación con inversiones como las de Lar en Palmas Altas o CaixaBank en Torre Sevilla?

Cuando llegan a Sevilla algunos proyectos de cierta importancia nos sentamos con los responsables municipales y se busca un coordinador porque, de lo contrario, hay demasiadas ventanillas para poner en marcha un proyecto. Ser empresario sigue siendo una carrera de obstáculos en Sevilla, lo que lleva a muchas personas a pensar que no merece la pena ser empresario porque es complicado con los cambios de legislación, el exceso de burocracia, la aparición de nuevas tasas, las inspecciones continuas... Conforme crece la empresa, aumenta esa presión, lo que penaliza el crecimiento de grandes empresas, cuando en Andalucía las necesitamos porque el 97% de nuestro tejido productivo son pymes. Las empresas con más de 50 trabajadores están muy penalizadas porque tiene que tener comité de empresa, trabajadores liberados... al final eso lleva a las empresas a no crear grandes empresas, sino pequeñas. Lo mismo sucede con el impuesto de sucesiones, que hace que quienes tengan recursos terminen trasladando sus domicilios fiscales en Madrid.

¿Sigue pasando eso a pesar de que se redujo el impuesto de sucesiones en Andalucía?

Sí y va a seguir pasando, entre otras cosas porque la reducción ha sido testimonial y porque se aprobó por un año, no de forma definitiva. Y el que se lleva de Sevilla su empresa, termina yéndose a vivir a Madrid, con lo que al final la riqueza se genera y se queda allí. A veces se dice que la solución es subir los impuestos a los más ricos, pero el más rico es el que tiene más medios para pagar un asesoramiento con el fin de buscar unas soluciones fiscales dentro de la Ley, de forma que pague menos. Así, quienes tienen más dinero tienen se van, con lo que perdemos riqueza.

Sevilla lleva años con obras que no terminan de ejecutarse: la SE-40, de la que sólo están en servicio 16,6 de los 77 kilómetros proyectados; los túneles bajo el río; la conexión ferroviaria con el aeropuerto; la conexión de la SE-40 con la A-49; la remodelación del enlace de la SE-20 con la A-4...

Yo siempre he dicho que tenemos un complejo de capitalidad por el cual a Sevilla se le ningunea y se le maltrata presupuestariamente por parte de la Junta y el Estado. Basta mirar los Presupuestos Generales del Estado para ver que hemos pasado de unas inversiones anuales de 850 millones en 2008 a 270 millones de euros en 2018. Tenemos una doble penalización porque tendrían que invertir más en Sevilla por la capitalidad, y no lo hacen, y por el criterio de población que tenemos, que tampoco aplican.

Un puente mal hecho

Anunciaron nuevos carriles en el puente Centenario, después se desdijeron, ahora vuelve a plantearse. Lo mismo pasó con los túneles de la SE-40. ¿Fomento juega al despiste?

Creo que no paran de buscar artilugios técnicos, políticos y económicos para no acometer una obra necesaria. Mi abuelo siempre decía que una gran obra de infraestructura necesaria, por mucho que cueste, siempre se amortiza. Sin embargo, si haces mal una gran obra de infraestructura, te acuerdas toda tu vida. El puente del Centenario es la obra que hemos hecho mal y que siempre nos va a dar problemas. Ahora quieren cambiar los tirantes, optimizarlo... Me parece muy bien, pero ahora lo mismo que Sevilla necesita son los túneles de la SE-40. ¿Qué planes tiene Fomento? Cerrar el puente del Centenario para arreglarlo sin hacer los túneles de la SE-40. ¿Es que no tenemos suficientemente bloqueada toda la ciudad tres veces al día en las horas puntas, más cuando hay accidentes? Somos la única ciudad española, creo que europea, con un turismo como el que tenemos, y con debilidades brutales de infraestructuras. ¿Qué ciudad como Sevilla no tiene el aeropuerto unido con la ciudad mediante tren? Se trata de una obra barata pero no se hace.

¿Por qué en otras provincias de Andalucía las cosas se mueven y en Sevilla no?

Yo envidio a Málaga, Granada o Cádiz, porque cuando piden las cosas, van todos juntos. En Sevilla, la CES se siente muy sola cuando reclama algo. Aquí cada uno va por su cuenta. Parece que hay miedo a decir las cosas, a decir la verdad.. y los que estamos en puestos de responsabilidad tenemos que pedir las inversiones estratégicas que necesita Sevilla. Hay que tener en cuenta que ahora el mundo ha cambiado y todo depende de la logística del transporte. Si tienes buena logística y buenos transportes, en tu ciudad se instalan grandes empresas y se crean otras. Yo he intentado que salga adelante un gran proyecto de más de 60 millones de euros en Sevilla. Pues no ha salido por un enfrentamiento entre administraciones públicas del mismo signo político. Yo he intentando pelear por ese proyecto, pero los técnicos asustan, como han hecho con los túneles. ¡Pero si en Nueva York y muchas ciudades europeas hay túneles por debajo del río y por todos los lados! Aquí parece que es un problema hacer un túnel. Lo que no se puede hacer es un puente porque porque para no afectar a la navegabilidad tiene que tener un galibo importante, como se hizo con el puente de la Pepa, que tiene 77 metros. De hecho, el del Centenario tiene 45 porque buscamos transportes medianos.

Se aproximan las elecciones municipales ¿Cómo ha sido la gestión de Juan Espadas como alcalde?

Hemos mejorado bastante en el tema turístico, movilidad y seguridad, polígonos industriales, empleo, adecuación de las inversiones a las necesidades empresariales... ¿Qué cosas no han terminado de funcionar? La burocracia. Urbanismo sigue siendo una asignatura pendiente, aunque se ha avanzado con la declaración responsable y la fusión con Medio Ambiente. No hemos conseguido una administración al servicio de los ciudadanos y no al revés. Si tenemos un 97% de pymes sería bueno descentralizar la burocracia en favor de los distritos.

¿Están de acuerdo con la peatonalización de calles del Centro de Sevilla?

Hay que peatonalizar algunas calles, como Matego Gago o calle Betis, pero hay que garantizar la accesiblidad y fomentar ubicaciones, solares o edificios que permitan a los empresarios almacenar y distribuir mediante sistemas poco ruidosos.

Miguel Rus estuvo al frente de la patronal de la construcción Gaescp de 2007 a 2015
Miguel Rus estuvo al frente de la patronal de la construcción Gaescp de 2007 a 2015 - jJuan José Úbeda

Tranvía a Santa Justa

El tranvía entre San Bernardo a Santa Justa que proyecta el Ayuntamiento costará 49 millones de euros. ¿Es un despilfarro teniendo en cuenta que duplica el recorrido del tren de Cercanías?

Más que calificarlo de despilfarro diría que hay infraestructuras más importantes en nuestra ciudad que la ampliación del tranvía a Santa Justa, como son la conexión por tren del aeropuerto con Sevilla o más líneas de Metro.

Dijo que Sevilla no podía renuncia al proyecto de IKEA en el norte de la ciudad, en San Nicolás Oeste. Al final fue IKEA la que renunció a Sevilla y ahora el Supremo ha anulado el plan parcial que aprobó Zoido para desarrollar esos terrenos. ¿Qué pasará ahora?

Pues me temo que esa inversión se ha perdido. Ese proyecto se irá a otro lado, a la Rinconada, a Megapark de Dos Hermanas, a Alcalá de Guadaíra..

¿Pedirán los afectados de San Nicolás Oeste una indemnización al Ayuntamiento?

Sé que hay algunos están analizando presentar una reclamación porque han han invertido mucho en ese proyecto y están perdiendo sus patrimonios personales porque estaba previsto que ese desarrollo inmobiliario durase cuatro o cinco años y ya vamos por 15 años. ¿Es posible retomar ese proyecto? Ahora mismo empezar una tramitación urbanística, con lo que tarda una modificación en Sevilla y sin una estabilidad política en el Ayuntamiento, lo veo complicado.

Viviendas turísticas

Hay quejas por el exceso de turistas y la conversión del Centro en un parque temático que ahuyenta a los vecinos.

Sevilla es aún deficitaria en plazas hoteleras. No hay semana que no lleguen empresarios buscando suelo o edificios para hacer hoteles de 60 u 80 habitaciones. Otra cosa son las viviendas con fines turísticas, que no pueden estar de forma disgregada en cualquier zona de la ciudad por las molestias que generan a los vecinos, lo que crea un rechazo de la sociedad hacia un sector económico tan importante como es el turismo.

¿Está de acuerdo con la decisión de Espadas de cambiar el PGOU para regular las viviendas con uso turístico?

No es que estamos de acuerdo, es que estamos trabajando en ello con el Ayuntamiento porque, de lo contrario, nos podemos cargar un pilar fundamental de la economía porque el turismo supone el 18% del PIB de Sevilla.

Miguel Rus
Miguel Rus - Juan José Úbeda

El PGOU preveía viviendas en Santa Bárbara, Palmas Altas, El Pítamo... pero no se han desarrollado por la crisis. ¿Hay condiciones ahora para promover esas viviendas?

Hay financiación para hacer viviendas y son proyectos viables técnicamente, pero no son proyectos viables económicos en su mayoría porque el PGOU de Sevilla tiene muchas cargas. ¿Por qué se está desarrollando el área metropolitana y no la ciudad? Porque esos proyectos no son viables en la ciudad. Se pagaron unos convenios con unas expectativas y unos precios de «boom» económico pero ahora las familias no pueden pagar el precio de esas viviendas. Al margen de eso, son proyectos que surgieron con una legislación que prevía el 40% VPO, unas viviendas que entonces tenían unas ayudas para la entrada, otras a fondo perdido, una financiación preferente... ¿Qué tienen ahora las VPO? Nada. ¿Y qué tienen las personas que compran una VPO? No pueden venderlas o tienen que venderla al precio que las compraron.

Y además tenemos el Registro de Solares, de forma que si los empresarios no construyen, el Ayuntamiento subasta esos terrenos.

Es que ese Registro de Solares sólo existe en Sevilla. Existió en Barcelona pero se quitó. A un banco le ejecutas uno de esos solares y quién cree que va a volver a dar financiación a algún promotor para esos suelos. Si me exigen que desarrollo el suelo de Villanueva del Pítamo y que tengo que hacer de golpe 20.000 viviendas o de lo contrario me expropian, pues no se hacen. Antes se vendía todo pero ya no. Por ejemplo, en Palmas Altas, si construye la vivienda libre prevista, que es la que se vende, pero no haces la VPO porque no es rentable, te pueden expropiar lo hecho, y si hago la VPO, no la vendo. La VPO está muerta ahora misma porque es imposible de hacer. Yo digo que se llaman de Protección Oficial porque es la vivienda más difícil de hacer, de tramitar, más lenta de entregar, más lenta de construir...