El cantante Antonio Cortés «Chiquetete» - ABC

Muerte ChiqueteteMuere Chiquetete, el creador de la canción flamenca

El cantaor gaditano, criado en el barrio sevillano de El Tardón, ha fallecido a los 70 años tras ser hospitalizado por diversos problemas coronarios

Chiquetete, una vida en rosa... pero no tanto

Chiquetete será enterrado este lunes al mediodía en el Santuario de Los Gitanos de Sevilla

Actualizado:

El cantaor que más discos ha vendido en el último tercio del siglo XX ha muerto. Antonio Cortés Pantoja, Chiquetete, no ha podido superar un problema de corazón del que estaba siendo tratado en los últimos días y ha fallecido, a los setenta años, acabando así con la leyenda de tres genios que de niños se juntaron para revolucionar el flamenco.

Chiquetete llegó de Algeciras hasta Sevilla con toda su familia, ya que su tío y padre de Isabel Pantoja, que fue quien le dio nombre artístico, y su padre decidieron venir a buscarse la vida a la capital con el trío Los Gaditanos. En ese grupo también estaba El Encajero, padre de Manuel Molina, con quien Chiquetete pronto hizo migas. Ellos dos junto a Manolo Domínguez el Rubio montaron el trío Los Gitanillos del Tardón, con el que los tres dieron sus primeros pasos artísticos.

Con los años, cada uno tomó su propio camino, aunque todos dentro del flamenco. El Rubio fue uno de los guitarristas de acompañamiento más importantes de su época. Manuel se casó con Lole Montoya y fundaron uno de los dúos más relevantes de la historia jonda. Y Chiquetete, que había estado muchos años cantando en los tablaos y a los grandes bailaores de su tiempo, decidió crear un nuevo estilo en compañía del guitarrista jerezano Paco Cepero: la canción flamenca.

Obras como «Esa cobardía», «Tú y yo», «Ser amante» o «Volveré» lo convirtieron en una estrella de la música española y latinoamericana, pero Antonio Cortés Pantoja nunca renunció a sus orígenes. De hecho, también creó un estilo propio por sevillanas, con «La puerta de Toledo» como principal éxito. Y dentro del flamenco está considerado uno de los grandes intérpretes de la soleá de los alfareros de Triana, hasta el punto en que se le atribuye su actual encaje rítmico, ya que hasta que él no cuadró a compás ese estilo se solía hacer de manera muy libre. Y por tangos incluso creó escuela con su lentitud.

Tuvo tres hijos con su primera esposa, la bailaora Amparo Cazalla. Uno de ellos, Fran Cortés, ha sido su guitarrista durante los últimos años de su carrera, que ya se encontraba en un claro declive, sobre todo desde la muerte de su madre, Manuela, el pasado mes de febrero. Pero la voz astillada y al mismo tiempo dulce de Chiquetete supuso un antes y un después en la música andaluza y, sobre todo, una puerta de entrada al flamenco. De eso solía presumir: «Yo soy cantante flamenco», decía. En efecto, fue el creador de una nueva forma de cantar y, probablemente, el que acabará con ella.