Una mujer muere en el tercer atropello registrado en Sevilla en 24 horas
RAÚL DOBLADO La víctima trató de cruzar la calle tras bajarse en la parada de la línea 2 en la Ronda del Tamarguillo

Una mujer muere en el tercer atropello registrado en Sevilla en 24 horas

SUSANA C. CHAÍN. SEVILLA
Actualizado:

La Encarnación en la mañana del miércoles, el Polígono San Pablo -donde la Policía Local tras recibir ayer un aviso ni siquiera tuvo que intervenir- y finalmente la Ronda del Tamarguillo, con una víctima mortal; han sido escenario de sendos atropellos en 24 horas, cerrando un balance trágico en el día de ayer.

El suceso más dramático tuvo lugar en la mañana de ayer sobre las 6.55 horas, cuando una persona alertaba al Servicio de Emergencias del 112 del atropello de una mujer en la Ronda del Tamarguillo. Los facultativos de emergencias sanitarias personados en el lugar del atropello no pudieron hacer nada por salvar de la vida de la fallecida.

Al parecer, según algunos testigos, la mujer de 47 años fue arrollada por un turismo tras bajarse del autobús y cruzar la calle por la parte delantera del vehículo, lo que dificultaba tanto la visibilidad del peatón, como la del conductor del turismo que, al adelantar al autobús por la izquierda, arrolló a la víctima provocando su muerte prácticamente en el acto. Sin embargo, otros aseguran que la mujer cruzaba por el paso de peatones regulado por un semáforo que en aquel momento se encontraba abierto a los peatones. Por su parte, la Oficina de Gestión de Atestados de la Policía Local se ha hecho cargo de la investigación con objeto de esclarecer las circunstancias que rodean el siniestro.

El accidente tuvo lugar en la parada de la línea 2 de Ronda del Tamarguillo -siendo esta avenida una de las 25 calles de Sevilla que concentran el 31% de los siniestros de tráfico-, unos metros después del cruce con la calle Francisco Buendía, en dirección al Hospital Virgen del Rocío.

El conductor del turismo implicado en el accidente, al parecer no presentaba síntomas de haber ingerido alcohol, por lo que ni siquiera fue necesario practicarle la prueba de detección de alcoholemia. Según fuentes policiales el conductor, que en el momento del suceso se dirigía a su puesto de trabajo, fue en todo momento «colaborador» con los agentes desplazados al lugar de los hechos.

Por otro lado, fuentes vecinales indican que en la Ronda del Tamarguillo hay muchas veces que «la gente no respeta nada, ni pasos de peatones, ni semáforos y que el tiempod e paso de estos es muy corto», por lo que reclamaron «mayor vigilancia en la zona para evitar estas desgracias».