Los especialistas aconsejan dejar el tabaco, por completo, y fijar una fecha de abandono
Los especialistas aconsejan dejar el tabaco, por completo, y fijar una fecha de abandono - ABC

DÍA MUNDIAL SIN TABACOPaquetes de tabaco neutros para dejar de fumar

Expertos piden que se financien los tratamientos en Andalucía

AMALIA F.LÉRIDA
SEVILLAActualizado:

Mañana es el Día Mundial Sin Tabaco y en jornadas como esta se hace balance de esa sustancia sin la que muchos no pueden vivir.

Aunque la ley de prevención del tabaquismo que prohíbe fumar en cualquier espacio público cerrado ha conseguido que descienda su consumo un 8%, aún hay amplios sectores de la población que se resisten y muchos jóvenes que en edades más tempranas se inician en este hábito.

Mejor dicho, en una adicción que, como tal, es una enfermedad, asegura Francisco Javier Álvarez Gutiérrez, de la unidad de Asma del hospital Virgen del Rocío de Sevilla y miembro de Neumosur. Sin embargo, ni los datos oficiales sobre el tabaquismo en Andalucía están actualizados —los últimos del plan Pita son de 2015 y hablan de 470.000 fumadores del medio millón y medio de sevillanos mayores de 16 años— ni en esta comunidad autónoma se financian los tratamientos como sucede en La Rioja o Navarra.

«Sería importante que hubiera una atención adecuada del tabaquismo en nuestra comunidad autónoma —dice el también coordinador del área de asma de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, Separ,— y que se incluya la deshabituación tabáquica, como sucede en otras comunidades, dentro de la financiación del tratamiento farmacológico para dejar de fumar, potenciando las unidades especializadas de deshabituación. Ésta es una forma de dejar de fumar junto al incremento de los precios a través de los impuestos, que han demostrado que puede disminuir el consumo, sobre todo en los adolescentes. Así, se ha indicado como por cada 10% que se sube el precio del tabaco, puede disminuir la prevalencia de tabaquismo entre los adolescentes hasta un 10% también».

El punto de mira está ahora en los adolescentes por los datos que manejan los profesionales y su experiencia profesional. Así, según Álvarez, en la última encuesta Estudes 2016/2017 realizada en toda España entre estudiantes de 14 a 18 años se muestra cómo consumen tabaco un 34,7% de los que han participado, lo que demuestra un incremento sobre las cifras que el estudio arrojó en 2014 y que se situaba en un 31,4%.

«Esto supone —sigue el doctor— que 184.600 estudiantes de 14 a 18 años comenzaron a fumar en 2016, lo que sumaría 50.000 jóvenes más que en 2014. Además, la edad de inicio del consumo se sitúa de media en los 14,1 años». Para frenar el atractivo que entre los menores tiene el tabaco, desde laSepar, a la que se ha sumado Neumosur, la Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur, abogan por la implantación inmediata de una normativa de la Unión Europea de obligado cumplimiento conocida como «empaquetado neutro» que restringe o prohíbe el uso de logotipos, colores, imágenes de marca e información promocional impresas sobre el envase, «ya que estudios científicos demuestran que ayuda a reducir el atractivo de los productos del tabaco para los consumidores, sobre todo adolescentes».

No pasa por alto este experto que «ni los cigarrillos electrónicos con nicotina, ni el tabaco calentado, pero no quemado, han demostrado su seguridad a medio ni a largo plazo y presentan serias dudas al respecto, dado que también contienen sustancias tóxicas y que causan cáncer».

«Por tanto —asevera— estas formas de consumo de tabaco deben ser introducidas en la normativa como productos derivados del tabaco, y, por tanto, deben establecerse los controles oportunos al respecto para su venta, distribución, publicidad y consumo».

Son conocidas las múltiples enfermedades que el tabaquismo provoca, sobre todo las cardiovasculares y respiratorias. Se ha calculado que hasta un 70% de las patologías respiratorias atendidas por los neumólogos tienen como agente causal relacionado o precipitante el tabaquismo.

«Se estima que, a finales de este mismo año, las muertes por cáncer de pulmón en la mujer pueden superar en número a los casos de cáncer de mama, que hasta ahora han sido los más prevalentes», termina.