Instalaciones del banco de leche del hospital Virgen del Rocío de Sevilla
Instalaciones del banco de leche del hospital Virgen del Rocío de Sevilla - VANESSA GÓMEZ
VIRGEN DEL ROCÍO

Nodrizas del siglo XXI: así donan las madres lactantes sevillanas su leche para otros bebés

El Banco de Donación de Leche Materna del Virgen del Rocío promueve la lactancia como alimento ideal

SEVILLAActualizado:

Si en algo hay unanimidad entre la clase médica es en que la leche materna es el alimento ideal para los bebés porque los protege de enfermedades, entre otras bondades.

Con este convencimiento el área de Neonatología del Hospital Virgen del Rocío ha integrado un Banco de Donación de Leche Materna que se destina fundamentalmente a los grandes prematuros, los bebés que nacen por debajo de la 32 semana de gestación o que pesan menos de 1,5 kilogramos. Otro grupo de pacientes que se beneficia son los recién nacidos que han precisado cirugía abdominal así como los pacientes con cardiopatías congénitas graves, en el periodo más crítico de su evolución.

Es el mejor alimento y el mejor fármaco que pueden tomar estos pequeños para su recuperación. Pero en ocasiones, hay madres que no pueden amamantar a sus hijos o no pueden extraerse suficiente leche y otras con una secreción láctea superior a las necesidades de su bebé. Ahora disponen del banco de donantes.

Toda mujer con buen estado de salud que esté amamantando a su hijo y pueda generar más leche de la que demanda podrá ser, en principio, donante de leche. Para ello, ha de contactar con el Banco de Donación para ser entrevistadas, con una encuesta de salud y de hábitos saludables. Lo pueden hacer en persona, en la primera planta del Hospital de La Mujer, o bien a través de este correo electrónico, o en el teléfono 955 01 38 67.

Posteriormente, se les realiza una serología para descartar riesgo de transmisión de infecciones, dado que a través de la leche humana se puede transmitir algunas infecciones, tóxicos o fármacos que pueden producir efectos adversos en el receptor. Frente a ello y para garantizar la seguridad de la leche donada, siempre se pasteuriza para que este procesamiento destruya los virus o bacterias que pudieran contener.

En esta línea, el banco se ha dotado de un sistema informático que registra la trazabilidad de los lotes de leche materna que se conservan. Para su puesta en marcha los profesionales llevan desde junio preparando las instalaciones y trabajando en el procesamiento de todas las normas de calidad y seguridad.

Así, durante estos seis primeros meses se ha entrevistado a 52 mujeres con deseos de donar y se ha podido seleccionar a 48 de ellas, estando actualmente 15 en activo. Estas madres han tenido o tienen ingresados sus hijos en la unidad de Neonatología y han generado un excedente de leche, son mujeres trabajadoras del centro sanitario o proceden de grupos de apoyo a la lactancia materna que han sabido de la puesta en marcha del banco de leche donada.

Profesionales y padres implicados en el banco de leche materna
Profesionales y padres implicados en el banco de leche materna - VANESSA GÓMEZ

Gracias a ellas, se ha podido procesar y pasteurizar 193 litros de leche, se han entregado unos 105 litros de leche humana donada de las que se han beneficiado 75 pequeños pacientes de la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatos, que han sido los primeros receptores. La apertura del banco conlleva lo que se denomina un hotel para las madres —una habitación triple equipada— con dificultades para desplazarse que deban mantener el vínculo con su hijo ingresado en el hospital.

Entre las madres estaba este viernes Irene Cosp que tiene a sus dos gemelas ingresadas. Ella fue receptora de leche del banco y ahora es donante.

Carmen Martínez tiene actualmente su pequeño Martín pero en 2015 murió «mi niña por una enterocolitis que ahora se reduce mucho con la leche materna. Es oro blanco»

Cristina Carrasco fue la primera donante de Sevilla y aconseja a todas las mujeres que lo hagan, que no tiren la leche».