Huelga de taxistas celebrada el pasado 17 de noviembre
Huelga de taxistas celebrada el pasado 17 de noviembre
Movilidad

Nueva reunión este martes entre los taxistas y el Ayuntamiento de Sevilla sobre los VTC

Aseguran que prima la vía «del diálogo» y «a corto plazo» no hay planteada ninguna movilización; esperan un acuerdo «común» en torno a «cuatro o cinco» propuestas «fundamentales»

SEVILLAActualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla y las asociaciones de taxistas Unión Sevillana del Taxi, Solidaridad Hispalense del Taxi y Élite Taxi prevén celebrar este martes una nueva reunión, en el marco del grupo de trabajo conformado para resolver con qué medidas desarrollar el Real Decreto Ley que faculta a las comunidades autónomas y los municipios para regular y limitar las autorizaciones de licencias de vehículos de transporte concertado (VTC) si así lo deciden los mismos.

Así lo ha manifestado a Europa Press Pedro López, presidente de Élite Taxi Sevilla, precisando que la reunión está convocada a las 14 horas en el Palacio de Exposiciones y Congresos, en Sevilla Este, al objeto de que el mencionado grupo conjunto de trabajo alcance un acuerdo en torno a «cuatro o cinco» propuestas «fundamentales» respecto al desarrollo del citado Real Decreto Ley, y que las mismos sean defendidas «con el máximo apoyo» ante la Junta de Andalucía.

En el marco de la huelga promovida por los taxistas de Madrid y Barcelona en demanda de que sus respectivos gobiernos autonómicos impulsen nuevas medidas de regulación sobre los vehículos de transporte concertado que operan para empresas de alquiler de coches con conductor como Uber o Cabify, el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales, había explicado ya a Europa Press que la semana pasada, el sector local del taxi de Sevilla y el Gobierno socialista del Ayuntamiento hispalense celebraban ya una reunión al respecto.

Y es que a comienzos del pasado mes de diciembre, recordémoslo, las principales asociaciones de taxistas de Sevilla y el Consistorio hispalense acordaban crear un grupo de trabajo en torno al entonces recién promulgado Real Decreto Ley que faculta a las comunidades autónomas y los municipios para regular y limitar las autorizaciones de VTC si así lo deciden.

Para ello, dicho real decreto estipula un régimen transitorio de cuatro años para que las comunidades autónomas y los municipios adapten las normativas, periodo en el que los VTC podrán seguir operando como hasta ahora en el ámbito urbano.

Mientras en aquellos momentos el propio Morales avisaba de que el Ayuntamiento de Sevilla «debe liderar el proyecto de unificación de criterios con el resto de principales consistorios (andaluces) y la Junta de Andalucía, para que tengamos una norma común, dotándose de herramientas suficientes» para afrontar esta problemática, «diferenciando» siempre a los VTC del servicio de taxi, Morales indicaba la semana pasada que el sector local del taxi y el Consistorio están «trabajando conjuntamente» en ese sentido.

La máxima es el diálogo

«La máxima es el diálogo», defendía, exponiendo que la idea es que fruto de dicho trabajo «conjunto», el Ayuntamiento hispalense y las asociaciones del sector eleven al nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía, conformado entre el PP y Cs, una propuesta para la mencionada «norma común» que impida situaciones de supuesta competencia desleal. Así las cosas, Fernando Morales manifestaba que la Unión Sevilla del Taxi, «hoy por hoy», no tiene «nada pensado» en materia de movilizaciones.

Recordando que las reivindicaciones de los taxistas sevillanos son «las mismas» que en el caso de Madrid y Barcelona, Morales señalaba el «apoyo» del sector local del taxi a sus «compañeros» de tales ciudades, si bien insistía en que para la Unión Sevillana del Taxi prima la vía «del diálogo» y «a corto plazo» no hay planteada ninguna movilización.

En el caso de Élite Taxi Sevilla, un portavoz de la organización indicaba a Europa Press que «a día de hoy», dicha asociación tampoco tiene ninguna movilización planteada, si bien el colectivo avisa de que no «descarta» recurrir a las protestas en el caso de que no prospere la labor conjunta impulsada entre el sector local del taxi y el Ayuntamiento de Sevilla, de cara a la mencionada propuesta de «norma común» de regulación de los VTC que habría de ser elevada a la Junta de Andalucía.

El conflicto del taxi

Y es que el sector del taxi acusa a los conductores de VTC de invadir su ámbito de actuación e incurrir repetidamente en incumplimientos de las normativas, pues la actual regulación les impide transitar por carriles reservados al transporte público o circular a la búsqueda aleatoria de clientes, mientras estos últimos advierten de situaciones de coacción, amenazas y ataques por parte de taxistas.

En el marco de este conflicto, la Policía Nacional tiene como investigados a más de 32 taxistas por supuestos casos de acoso, violencia y amenazas a conductores de VTC e incluso a otros taxistas, toda vez que fruto de estas pesquisas policiales, el Juzgado de Instrucción número ocho de Sevilla ha incoado una causa en la que figuran como investigados los principales dirigentes de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, por supuestas prácticas coactivas para acaparar la parada de taxis del aeropuerto, regida por una tarifa única.