El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz
El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz - ABC

Nueva terraza-mirador en la calle Arjona con vistas al puente de Triana y al río Guadalquivir de Sevilla

Urbanismo ha concluido el acondicionamiento de la zona, declarada BIC y situada junto a las Naves del Barranco

Actualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha concluido las obras de acondicionamiento de la terraza-mirador de la calle Arjona, a la altura de las Naves del Barranco, una actuación que ha contado con una inversión de 34.500 euros. Estos trabajos han permitido la recuperación de un espacio «convertido en un magnífico mirador al Puente de Triana y al Guadalquivir, y una nueva ventana de la ciudad hacia su río y su ribera», ha destacado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz.

Muñoz ha explicado que «se trata de un espacio recuperado para el uso público, en una zona declarada Bien de Interés Cultural, y una visita muy recomendable tanto para la ciudadanía como para el turismo».

El proyecto se ha desarrollado en un espacio constituido por sucesivas terrazas para salvar el desnivel existente entre la calle Arjona y la ribera del río, que el Ayuntamiento urbanizó en 1992 con motivo de las obras de recuperación del cauce y la de construcción del puente del Cristo de la Expiración.

Antes de la intervención realizada, presentaba un mal estado de conservación, «que era evidente sobre todo en la capa de gravilla y la lámina de césped artificial que cubría la superficie". Por otra parte, permanecía abandonada la estructura del quiosco del antiguo bar Capote, «que afectaba negativamente al paisaje de todo este entorno».

La intervención realizada ha consistido en la retirada de todo el mobiliario y elementos existentes que pertenecieran a este antiguo bar, incluyendo el quiosco, el parterre, la barra, la plataforma, la estructura de los toldos, el césped artificial y demás elementos aún presentes. Asimismo, se ha renovado todo el pavimento al completo y se ha instalado en su lugar uno de carácter ecológico y terrizo, más adecuado al uso como zona verde y ajardinada que tiene este ámbito.

También se procederá a la replantación de nuevos ejemplares de árboles junto a los que formaban parte del paisaje, para los que se han construido nuevos alcorques de hormigón. Finalmente, se han sustituido los tramos de valla con vistas a la ribera y al propio río que estaban deteriorados. Para completar la mejora de todo este espacio, se han colocado bancos y papeleras.

En la actualidad se analiza junto con entidades vecinales la colocación de otros elementos de mobiliario urbano en una segunda fase de equipamientos.