Equipo de profesionales implicado en esta aportación clínica
Equipo de profesionales implicado en esta aportación clínica - ABC
Salud

Nueva y laboriosa técnica en el hospital de Valme contra el cáncer de ovario

En el mismo acto quirúrgico se aplica quimioterapia a alta temperatura

SevillaActualizado:

El hospital de Valme de Sevilla ha vuelto a apostar por la innovación asistencial logrando implantar una nueva técnica dirigida a incrementar la supervivencia del paciente oncológico. Se trata de la Quimioterapia Hipertérmica Intraperitoneal durante el acto operatorio (Hipec), cuya complejidad incide en su escasa implantación.

De este modo, Valme se sitúa entre los primeros centros públicos andaluces que hoy cuentan con ella, disponiendo además de la tecnología más puntera para llevarla a cabo.

La puesta en marcha de este nuevo programa asistencial, que Valme ha incluido en su cartera de servicios, supone la implicación y la coordinación de un cúmulo de especialidades médicas (Cirugía, Ginecología, Oncología, Anestesia, Cuidados Intensivos y Farmacia) junto con profesionales especializados de Enfermería. A través de la coordinación profesional y el trabajo en equipo, orientados a obtener los mejores resultados en Salud, Valme ha tratado ya a sus dos primeras pacientes y ambas evolucionan satisfactoriamente. El procedimiento se centra en una cirugía de carácter radical dirigida a eliminar todo el tumor macroscópico localizado en la cavidad abdominal.

Intervención conceptuada como una cirugía de alto riesgo, donde se administra directamente en la cavidad abdominal la quimioterapia a una elevada temperatura, hasta un máximo de 43ºC
Intervención conceptuada como una cirugía de alto riesgo, donde se administra directamente en la cavidad abdominal la quimioterapia a una elevada temperatura, hasta un máximo de 43ºC - ABC

En el mismo acto quirúrgico, de forma inmediata, se lleva a cabo la aplicación de quimioterapia regional intraperitoneal a alta temperatura, hasta un máximo de 43ºC. Esta vía de administración de la quimioterapia actúa erradicando la enfermedad mínima o microscópica residual a la cirugía. La hipertermia tiene una eficacia antitumoral directa sobre la célula neoplásica por tener ésta mayor termosensibilidad que la célula normal y, además, potencia la acción del quimioterápico en la célula tumoral propiciando su destrucción.

Todo el proceso es laborioso y complejo, siendo cirugías largas que pueden sobrepasar las 12 horas. El equipo multidisciplinar que participa es numeroso y todos sus miembros han sido entrenados o tienen especial experiencia en el tratamiento de pacientes con carcinomatosis peritoneal, tanto antes, durante y después de la cirugía. Para la administración de esta modalidad de tratamiento, el hospital de Valme dispone del equipamiento más moderno existente actualmente.

Hay que resaltar que el cáncer de ovario es la principal patología en beneficiarse de este procedimiento.

Ya, en el año 2015, el Hospital Universitario de Valme se convertía en uno de los primeros centros andaluces en aplicar la quimioterapia intraperitoneal para un abordaje más efectivo del cáncer de ovario.

Una técnica compleja cuya efectividad es mayor frente a la quimioterapia intravenosa.

Consiste en completar el tratamiento quirúrgico con un tratamiento quimioterápico administrado a través de un catéter directamente intraperitoneal.

Sin embargo, en fases muy avanzadas cuando la cirugía no puede conseguir una resección completa de toda la enfermedad durante una intervención inicial, la llamada cirugía de intervalo con Hipec se convierte en la opción con mejores resultados.

De esta manera, este hospital sevillano amplía el arsenal terapéutico para combatir esta patología, permitiendo que una enfermedad considerada hasta hace poco tiempo terminal aumente de forma significativa la esperanza de vida de los pacientes.