La sevillana Helena Cueva es la propietaria del blog «Miaventuraconlamoda», además de instagramer
La sevillana Helena Cueva es la propietaria del blog «Miaventuraconlamoda», además de instagramer - Helena Cueva
SEVILLA

Nuevas profesiones del siglo XXI: Bloguero, videobloguero e influencer

Ya se imparten másteres, el primero de España nació en Sevilla el verano pasado, para convertirse en prescriptores de productos y servicios a través de las redes sociales

Ángeles B. Cancelo
SevillaActualizado:

El mundo evoluciona y, con él, las nuevas profesiones que han nacido en la era digital. Blogueros, videoblogueros, influencers... son algunas de las nuevas profesionales que Internet ha propiciado y que, cada vez más, requieren las empresas para darse a conocer. Hay incluso compañías que enseñan a ser bloguero o influencer.

Helena Cueva es la autora del blog « Miaventuraconlamoda» y además es influencer. «Mi trabajo consiste en generar contenido para mi blog y mis redes sociales, ya sea creando vídeos o fotos. Además, asisto a eventos para trabajar con marcas, pero sin olvidar que estoy a disposición de mis seguidores», declara.

Por su parte, José Pablo García es periodista y bloguero especializado en viajes, que en ocasiones es contratado por agencias y oficinas de turismo para dar a conocer destinos turísticos. «Me inquieta todo lo nuevo. Hace aproximadamente 10 años abrí mi primer blog de viaje - Gente viajera-. Empecé a contar historias en este nuevo contexto que estaba surgiendo. Y, de forma más profesional, hace cinco años, mi pareja y yo cumplimos un sueño, nos fuimos a dar la vuelta al mundo con solo 20 euros al día y creamos « Atomarpormundo.com». Tras ver la acogida que tuvo, abrimos las redes sociales y le dedicamos profesionalmente más tiempo, más ganas, para así informar de destinos y consejos a todos los públicos desde nuestra experiencia», explica.

«Hay un poco de idealización en el mundo influencer, tal como lo ha habido en otras épocas de la vida con futbolistas, actrices o cantantes. Ahora le preguntas a un niño qué quiere ser de mayor y el pequeño te contesta que influencer», cuenta José Pablo, que también es el creador y director académico del primer Máster para Influencer, Bloguer y Videobloguer profesional de España y el primero en español, quien considera «vital la formación».

José Pablo es experto en el mundo de la comunicación. «Iba a muchos encuentros, jornadas y ferias sobre blogueros e influencers profesionales del mundo y veía que en países anglosajones se estaba convirtiendo en nueva profesión. Sin embargo, en España aún estaba muy por detrás». A partir de ahí, el joven andaluz decidió crear el primer máster de blogueros profesionales en España ( que no en Madrid, tal y como se ha publicado estos días) el pasado curso académico, junto con la Escuela de Negocios de la Cámara de Comercio de Sevilla.

Pablo García, es periodista, bloguero y creador del máster para influencers en España
Pablo García, es periodista, bloguero y creador del máster para influencers en España - ABC

La primera generación que salió del máster fue un éxito (este verano de 2018). «Antes de acabar el máster, todos los alumnos ya tenían opciones laborales relacionadas con los conocimientos adquiridos durante el curso», asegura García. Los alumnos de ese máster se forman en creación de contenido digital de calidad, marketing digital, conocimiento de las herramientas y habilidades para ser un buen empresario y fomentar la marca personal a través de redes sociales.

Las empresas usan ahora la fama de determinadas influencer para promocionarse. «Las marcas contactan con los perfiles que les interesan en Instagram para que estas personas promocionen en su perfil un producto, servicio o la propia marca. Las influencers mueven a mucha gente y las empresas se han dado cuenta de los potenciales clientes. A mí me hace mucha ilusión que una marca quiera trabajar conmigo y, si repite, dedico todo mi esfuerzo a que mi trabajo sea mejor que la anterior vez», declara la bloguera Helena Cueva.

Las «influencers» se convierten así en embajadoras de conocidas marcas de deporte, perfumes, maquillaje y ropa, así como hoteles, restaurantes o destinos turísticos, entre otros muchos.

Alfonso Calzado, dueño de Iati Seguros, declara que se han trasladado al mundo digital por necesidad porque lo estaba haciendo la competencia . «Nos dimos cuenta si queríamos estar en el mundo debíamos apostar por las redes sociales y nuestra web». Calzado afirma que eligieron Instagram para llegar a un segmento de población joven que usa internet para todo.

Lo que se preguntan todas las marcas es si todos los seguidores de las influencers y blogueros son reales o han sido comprados a través de una aplicación. «Hay aplicaciones en las que se pueden comprar seguidores y «me gusta» a través de robots. El problema llega cuando las empresas y agencias de comunicación de marketing y publicidad no saben detectarlos y alimentan así a los falsos influencers». Por eso es tan importante saber elegir el influencer o bloguer.

Primer máster para blogueros e influencer profesionales de España y, primero en Español
Primer máster para blogueros e influencer profesionales de España y, primero en Español - ABC

No vale sólo con tener muchos seguidores. También es importante que el target de la marca y el posicionamiento sea el correcto, entre otras cuestiones, para que el trabajo del influencer esté bien definido. «El influencer debe saber de estrategia de marketing digital y creación de contenidos de calidad. A veces, los que tienen más seguidores no son los más adecuados y hay que apostar por los profesionales que cumplen con los códigos de autorregulación, la diferencia y criterios de calidad», según el periodista.

El mundo influencer no es camino de rosas, Helena Cueva empezó primero con su blog y luego utilizaba Instagram para anunciar su nueva publicación en el blog. Más tarde se dio cuenta de la importancia que estaba teniendo Instagram y fue dedicándole cada vez más tiempo. Seis años después, tiene en esa red social 139.000 seguidores. Cuando empezó con su blog no existían agencias de comunicación como las que cuentan la mayoría de influencers. «Yo he ido aprendiendo poco a poco, viéndolas venir. Desde que yo abrí mi cuenta en Instagram hasta ahora, ha sido un proceso muy progresivo. También he sufrido en ocasiones por los cambios habidos en la aplicación de Instagram a lo largo de estos cinco años».

En este sentido, «algunos de estos influencers -dice José Pablo- han perdido la esencia a la hora de contar las cosas de forma natural, por lo que se convierten en vallas de publicidad andantes. Estoy hay que saber cuidarlo».

A día de hoy, sigue habiendo muchas personas que sigue sin creer en el impacto que pueden tener los influencer. José Pablo, creador del master profesional de influencers, declara que esto es el presente y no el futuro. «Hay que asumir que los tiempos cambian, puede que a ciertas personas -añade- no le guste la nueva forma de hacer publicidad y crear contenidos diferentes, pero las formas de comunicar cambian y las nuevas generaciones consumen de manera distinta. Hoy en día estos prescriptores son lo más valioso que tienen las marcas».

Helena Cueva admite que ésto va a ir a más. «Cuanto más metes la cabeza aquí más caminos surgen y más posibilidades de crecer en este mundo y diversificar. No le tengo miedo a lo que pase dentro de diez años. Me adaptaré a lo que venga». concluye.